miércoles, 14 noviembre 2018
07:58
, última actualización
Vivienda

Casas envejecidas. Las viviendas de la ciudad acumulan medio siglo de vida

El parque residencial de la capital data, de media, de 1968. Más del 7% de los pisos requiere de una rehabilitación. Cerro-Amate, Casco Antiguo y Sur son los distritos más afectados

29 oct 2017 / 21:35 h - Actualizado: 30 oct 2017 / 14:33 h.
  • Los edificios de viviendas de Triana datan de media de 1962, siendo el tercer distrito con los pisos más antiguos de la ciudad. / Gregorio Barrera
    Los edificios de viviendas de Triana datan de media de 1962, siendo el tercer distrito con los pisos más antiguos de la ciudad. / Gregorio Barrera

Medio siglo de vida es lo que acumula, de media, el parque de viviendas de Sevilla. Los 320.963 domicilios que se contabilizan en la capital hispalense datan de 1968. Así lo refleja el diagnóstico elaborado por una consultora y que servirá de base al Plan Municipal de Vivienda que elaborará el Ayuntamiento hispalense para el periodo 2018/23.

En concreto, el Casco Antiguo y Bellavista-La Palmera son los distritos que tienen viviendas con una media de edad más longeva, pues la mayoría de las casas se levantaron entre 1958 y 1959 respectivamente. Le siguen Triana y Los Remedios, cuyo parque residencial data de 1962. Un poco menos de medio siglo tienen los inmuebles de los distritos Macarena, Nervión, Cerro-Amate y Polígono Sur, construidos la mayoría de ellos entre 1968 y 1969. De los años 70 son los bloques de San Pablo-Santa Justa, que comenzaron a construirse en 1973. Cinco años más jóvenes son las casas del Distrito Norte. Por último, los barrios con los pisos más jóvenes son los situados en Sevilla Este, Alcosa y Torreblanca que se edificaron, la mayoría, a partir de la década de los 80.

Con este panorama sobre la mesa, se antoja que la rehabilitación del parque residencial deberá ser una de las premisas del próximo Plan Municipal de Vivienda pues debido al envejecimiento de los pisos, existen en la ciudad 24.236 domicilios que requieren de una intervención. Esto significa que el 7,5 por ciento del parque de viviendas se encuentra en esta situación. El estudio, elaborado por la cooperativa Espacio Común, diferencia tres estados: deficiente, malo y ruinoso. Dentro del primer apartado se contabilizan 18.553 inmuebles. El número total de viviendas en estado malo llega a las 3.992 mientras que en estado ruinoso (prácticamente inhabitable) se han cuantificado 1.671 en toda la ciudad.

En total, la mayor parte de los domicilios que necesitan reformas se localizan en los distritos Cerro-Amate, Casco Histórico y Polígono Sur. En el primer caso, el barrio tiene 38.638 pisos de los cuales 8.137 –el 21 por ciento– se encuentra en una situación ruinosa –238–, mala –1.708–, o deficiente –6.191–. En segundo lugar, el centro cuenta con 34.272 inmuebles de uso residencial. De ellos, 3.683 –el 10 por ciento– está en estado ruinoso –381–, malo –647–, o deficiente –2.655–. Le sigue el Distrito Sur, que se compone de 33.092 pisos de los que 3.188 –9 por ciento– requiere de una intervención al presentar una conservación ruinosa –114–, mala –790–, o deficiente –2.284–.

En cuarto lugar, la Macarena destaca sobre todo el importante número de pisos que carecen de ascensor. De los 36.265, el 8,5 por ciento urge de una rehabilitación –3.116–. En estado ruinoso se levantan 390, malo 52, o deficiente 2.674.

Al otro lado de la balanza se encuentran los distritos Bellavista-La Palmera, con solo un 1,8 por ciento de domicilios por rehabilitar –334 pisos–; Los Remedios, con un 2,2 por ciento –271 pisos–; o Triana, con el 3,3 por ciento –838 pisos–.

Accesibilidad

A esta situación de conservación del parque residencial se le suman los problemas de accesibilidad que presentan muchas viviendas que se levantaron cuando aún no era una obligación contar con elementos como rampas o ascensores que facilitaran la movilidad de los vecinos. El informe destaca que 63.000 familias sevillanas se enfrentan a esta dificultad, al carecer de ascensores en sus bloques. Un problema especialmente grave en el Distrito Macarena, con 13.885 viviendas con este déficit, seguido de Cerro-Amate, con 9.575 pisos en esta situación, o Sur, con 9.035 inmuebles.

Además, Sevilla cuenta con 144.228 pisos que no son accesibles. Esto implica que casi el 45 por ciento de las casas que hay en la capital hispalense no cuenta con las garantías para que sus inquilinos accedan con normalidad. Igualmente estos problemas se localizan principalmente en la Macarena –22.115 viviendas–; Cerro-Amate –21.567–; y Casco Antiguo –18.443–.


Todos los vídeos de Semana Santa 2016