martes, 17 septiembre 2019
17:15
, última actualización

China o México también quieren los diseños de Simof

El Salón Internacional de Moda Flamenca también abre sus puertas a los negocios extranjeros

02 feb 2018 / 20:48 h - Actualizado: 02 feb 2018 / 21:23 h.
  • Una modelo con vestido del diseñador Alonso Cózar. / Efe
    Una modelo con vestido del diseñador Alonso Cózar. / Efe

TAGS:

La afición por el flamenco llega a países como Japón, China, Rusia o México. Es un hecho que supone la proliferación de academias de baile y tiendas con auténticos trajes de flamenca. Así, una docena de empresarios de estos negocios ha viajado a Sevilla para entablar relaciones directas con los proveedores locales gracias a una misión comercial organizada por la Agencia Andaluza de Promoción Exterior en el marco del XXIV Salón Internacional de Moda Flamenca (SIMOF).

Uno de ellos es Moraíto de Pekín, nombre artístico de Liu Qjao, bailaor y guitarrista chino que desde hace 7 años regenta en Pekín la academia Casa Flamenco. Espera crear una futura tienda para la cual ha seleccionado una muestra de batas de cola de la firma Molina, de mantones de Cosas de Carmen y zapatos de baile de Gladis Dance con la esperanza de comercializarlos en su país.

A Rosa Elena Flores, mexicana, Simof le ha permitido contactar directamente con proveedores y ajustar los precios de compra para su tienda de Ciudad de México Tauro Flamenco, vinculada también a una academia que abrió hace doce años.

Keiko Kayajima, de Tokyo, acude por tercera vez al Simof para comprar material para su tienda online Kate Toss, cuya clientela está formada por profesionales y alumnos de flamenco.

El diseño made in Spain cotiza al alza. Un traje o falda flamenca puede costar en Japón 14.000 yenes, en Rusia entre 2.000 o 7.000 rublos y en México 5.000 pesos.


Todos los vídeos de Semana Santa 2016