sábado, 23 marzo 2019
13:26
, última actualización

‘Churriana’, el obrero artista

Este hombre gordillero hace figuras de animales con materiales reciclados que recoge de la calle

Paula Linero @PaulaLinero /
15 mar 2019 / 10:46 h - Actualizado: 15 mar 2019 / 10:51 h.
  • ‘Churriana’, el obrero artista

José Cortés, más conocido como “Churriana”, comenzó hace quince años a trasladar los pensamientos negativos y positivos fuera de su mente a través de sus manos. Crea animales de hierro de distintos materiales y formas en su taller. Este personaje de mirada profunda es autodidacta y peculiar, pues durante muchos meses pensó que lo suyo no era arte, si no más bien, reciclar chatarra y basuras que traía de la calle. Pero mujeres y hombres conocedores de las técnicas le argumentaron que lo suyo era de una estética hermosa, atrayente e interesante.

Varias personas quisieron comprar su creación, sin embargo, Churriana solo la regala, destruye o reinventa, según dictamine su conciencia. De igual manera la expone o dona en algunos centros cívicos regionales, depende del lugar y el centro. Hacen cartelerías, folletos y titulaciones a sus figuras, pues José no entiende de la vía formal cuando le contactan para representar su obra. Explica que los pájaros son sus hermanos, cada pata está posicionada sobre el almocafre, herramienta que utilizó su padre como hortelano, y uno no tiene cabeza porque falleció; que el caballo caído es el trabajador fustigado por el jefe que solo quiere producción; que el dinosaurio es cualquier persona curiosa y preparada para atacar; que las palomas discutiendo y pisando a otra son un matrimonio que sin querer hiere a un hijo; y así más de cien figuras.

La primera que hizo fue “papá raro” que es como se sentía entonces, un padre raro y distinto a los demás, con dinero en el ombligo pues somos carteras andantes y consumidores sumisos. El cuerpo es aluminio, los brazos y pies de forja, los botones son monedas de cincuenta céntimos, nariz, boca y ojos de hierro negro. Una de sus últimas creaciones ha sido una mariposa rosa, grande y alegre, dedicada a su hermana Rosa.

El artista ha ido desarrollando su técnica año tras año, aporta materiales como estropajos de aluminio, cobre, plásticos, algodón, bombillas, canicas, esparto, hilos y demás elementos. Ha pasado de la tristeza y oscuridad al color y alegría en sus figuras. No es fácil inventar y trabajar tan duros componentes, pero Churriana lo explica a su manera, “es desahogo para mi mente, le doy vueltas a un hierro”.


Todos los vídeos de Semana Santa 2016