domingo, 23 septiembre 2018
20:11
, última actualización

Consumismo o depresión

Comercio. Las grandes superficies logran impulsar estos días las primeras ventas navideñas, mientras las tiendas pequeñas pierden clientes

24 nov 2017 / 06:10 h - Actualizado: 24 nov 2017 / 06:10 h.
  • Acceso exterior a la gran superficie conocida popularmente como Factory Aeropuerto. / Cedida por Sevilla Fashion Outlet
    Acceso exterior a la gran superficie conocida popularmente como Factory Aeropuerto. / Cedida por Sevilla Fashion Outlet

Las rebajas del Black Friday suponen todo un empujón al comercio. Eso muestran las cifras y las estadísticas. Pero un empujón que se limita al gran comercio y a la gran superficie. En este nuevo evento, tan ligado a la publicidad de masas, tiene poco hueco el pequeño comercio, que ve no solo como queda a las puertas de la fiesta, sino cómo el pez grande se come los clientes de la pequeña tienda de barrio.

Zoraida Prado es coordinadora de Marketing y Turismo de Sevilla Fashion Outlet, la gran superficie conocida como Factory del Aeropuerto, una infraestructura comercial metropolitana situada a las puertas de Sevilla, en el más extenso término de La Rinconada.

Explica que las ventas se incrementan hasta un 35 por ciento respecto a un día corriente y que no solo disfrutan de un Black Friday hoy: los Black Days continuarán, domingo incluido, hasta el lunes 27. Y el fenómeno va en alza: los Black Days de 2016 fueron un 10 por ciento más concurridos (45.000 personas) que los de 2015 y las ventas crecieron el 15 por ciento. «Claro que se anima el comercio: es el inicio de la campaña de Navidad», que ya no tiene que esperar a la excusa del puente de la Inmaculada.

Este año en Sevilla Fashion Outlet tienen el reto de superar los números del año pasado sin que los Black Days coincidan con el Superjueves (este año, el día 30), pero Prado sabe que estas rebajas anticipadas lograrán poner al mes de noviembre «bastante en positivo». El gancho: Rebajas en muchos casos superiores de largo al 30 por ciento en marcas como Ralph Lauren, Coach, Hugo Boss, Tous o Bimba y Lola. «Como las ventas se animan bastante, los Black Days permiten estirar lo máximo posible los descuentos: un día es muy poco, necesitamos distribuir afluencias y ventas y también perdemos a gente que huye del ambiente masivo y de estrés a la hora de comprar».

Esta euforia queda aguada cuando se pregunta por el Black Friday a los pequeños comerciantes: el presidente de Aprocom, Tomás González, se queja de que las ventas en las pequeñas tiendas de barrio se han visto afectadas «un 20 por ciento en la temporada otoño-invierno» desde que el Black Friday llegó a España de la mano de la liberalización de los periodos de rebajas, una crítica que comparte con la asociación de consumidores Facua, que cree también que favorece la competencia desleal.

«Son días nulos para el pequeño comercio. Y también los días previos se reducen mucho las ventas por ese cambio de mentalidad que las grandes superficies buscan introducir en los consumidores de comprar cuando hay saldos», explica González. «Nos hacen daño: no se vende al precio real, sino que se reducen márgenes y eso destruye empleo y futuro».

Además, el presidente de Aprocom se echa las manos a la cabeza: no hay un viernes de rebajas. «Hay una semana de Black Friday con descuentos o incluso, dos meses en el caso de un concesionario de coches. Y el pequeño comercio no tiene los mismos recursos publicitarios que el grande. Nos rompe la campaña de Navidad, eso lo tengo más que analizado».

En este sentido, reclama como «medida urgente» la vuelta a la regulación de los periodos de rebajas y recuerda el origen de los descuentos: «Las rebajas son liquidaciones de excedentes al final de la temporada. No se puede estar ofreciendo descuentos de manera permanente, eso solo da pie a engaños. La regulación del comercio juega a favor de los consumidores, pero también de los comerciantes», remacha.

Además, dibuja un escenario en el que la desregulación de las rebajas conducirán a la «paulatina desaparición» del pequeño comercio en barrios y ciudades. «Sustituidos por grandes superficies o tiendas clónicas, las mismas en todas las ciudades de Europa» y ve ilusorias las cifras de recuperación del consumo que esgrime el Gobierno central.


Versión impresa y hemeroteca de El Correo
  • 1
Entrevistas - Personajes por Andalucía
Todos los vídeos de Semana Santa 2016