martes, 11 diciembre 2018
00:07
, última actualización

Crean un modo más eficiente de probar aplicaciones Android

Un investigador sevillano recibe el premio a la Mejor Tesis Doctoral de la Sociedad de Ingeniería de Software y Tecnologías de Desarrollo de Software

24 oct 2017 / 07:50 h - Actualizado: 24 oct 2017 / 07:52 h.
  • José Ángel Galindo, en su despacho de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería Informática junto al director de su tesis, el profesor David Benavides. / El Correo
    José Ángel Galindo, en su despacho de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería Informática junto al director de su tesis, el profesor David Benavides. / El Correo

José Ángel Galindo ha conseguido que la Sociedad de Ingeniería de Software y Tecnologías de Desarrollo de Software (SISTEDES) conceda por primera vez el Premio a la Mejor Tesis Doctoral a un trabajo de investigación de la Universidad de Sevilla (US). Galindo, profesor doctor en la Escuela Técnica Superior de Ingeniería Informática (ETSII) de la US, ha centrado su trabajo en «cómo gestionar los distintos componentes que integran un software para que trabajen en sintonía y sean compatibles sus funciones», tal como lo explica la propia universidad.

El investigador lo traduce, y lo amplía, para los no iniciados: «En la primera parte de la tesis, que realizamos en Estados Unidos, mejoramos el funcionamiento de las aplicaciones móviles cuando las queremos probar. Es decir: una vez que el usuario ha desarrollado la aplicación, probarla con el menor coste en el mayor número de dispositivos posible para garantizar que no tiene errores».

Su trabajo, en suma, permite olvidarse de las «granjas de móviles» con las que las grandes empresas confirman que las aplicaciones funcionan correctamente, o no, por el sencillo método de probarlas en el mayor número posible de modelos de terminales de telefonía móvil. La idea del trabajo de Galindo es diferente, «es que, conforme un desarrollador acaba de crear su aplicación pueda verificarla en una gran cantidad de dispositivos Android sin la necesidad de que tenga que comprarlos todos y cada uno». Existen millones de modelos, lo que convierte en imposible adquirirlos todos. Y ahí entra su trabajo: «Intentamos permitir la prueba de la aplicación para detectar posibles errores en ella en una amplia gama de dispositivos distintos», pero realizando cada uno de esas pruebas con el único apoyo de un ordenador.

La tesis tiene todavía una segunda parte, desarrollada en esta ocasión en Francia, en Bretaña, durante otra estancia internacional. «Aquí probamos algoritmos de seguimiento en vídeos», resume, y de nuevo aclara: «Es decir: tenemos una serie de vídeos que tienen una serie de propiedades, por la mañana, por la tarde, con más o menos luz, y hay una serie de algoritmos que por ejemplo pueden detectar intrusos en tu casa». Con su trabajo es posible confirmar que esos algoritmos funcionan correctamente. Comprobar, por ejemplo, si lo captado por las cámaras es efectivamente una intromisión en el domicilio o un simple movimiento sin importancia. Con esta tecnología se tienen en cuenta parámetros como el número de personas que aparecen en la imagen, la luz, la cantidad de objetos en movimiento o la distorsión causada por el volumen de polvo que levantan los coches al pasar junto a la cámara.

Además de la valía de su trabajo, José Ángel Galindo cuenta con una historia personal. «Empecé a trabajar aquí en la Universidad de Sevilla con mi supervisor de tesis, cuando era un trabajo de fin de grado. Y decidí marcharme de España, porque coincidió con la crisis y aquí no había manera de hacer la tesis», recuerda. Con una beca Talentia se fue a Estados Unidos, y «allí me encuentro que tienen un problema real en el que puedo aplicar las mismas técnicas que había visto con el profesor David Benavides. Y de ahí empieza a surgir la idea de hacer la tesis en esta temática». De hecho, las empresas OptioLabs, InPixal y Bertin se han interesado por estos resultados de investigación y ya los están implementando en sus productos. «Y después hay otra parte de la tesis que también se está aplicando en Francia, concretamente en Bretaña. Hay un par de pequeñas empresas que están intentando aplicar la mejora de la prueba de algoritmo de seguimiento de vídeos en un entorno empresarial», cuenta Galindo, satisfecho, pero con pretensiones de que la transferencia del conocimiento llegue también a su ámbito más cercano: «De cara al futuro, lo que nos gustaría sería colaborar con empresas de aquí, de Andalucía, a ver si podemos aplicar esta innovación en el ámbito un poco más local».

Su director de tesis, David Benavides, por su parte, valora satisfecho el premio que ha recaído en el trabajo de Galindo: «La ingeniería informática, de software, es una disciplina nueva. La Escuela, por ejemplo, lleva 25 años solamente, y es importante que empiece a haber reconocimientos que hay en otro tipo de disciplinas». Este primer galardón «de esta naturaleza» a un egresado de la US «ha tenido relevancia a nivel nacional, ha tenido impacto en sus supervisores de estancia en EEUU y en Francia, y creo que ha tenido trascendencia aquí también. De alguna manera nos visibiliza como ingenieros de software, como participantes en el cambio de era».


Todos los vídeos de Semana Santa 2016