miércoles, 22 mayo 2019
19:22
, última actualización

Diversión para poner a la pobreza contra las cuerdas

La organización independiente por la infancia Save the Children prepara cada verano campamentos para niños en riesgo de pobreza o exclusión social

01 jul 2017 / 22:15 h - Actualizado: 01 jul 2017 / 23:15 h.
  • Los niños tendrán la oportunidad de participar en múltiples actividades lúdicas y educativas durante el campamento. / Save the Children
    Los niños tendrán la oportunidad de participar en múltiples actividades lúdicas y educativas durante el campamento. / Save the Children
  • Los campamentos y colonias de verano empiezan en julio. / Save the children
    Los campamentos y colonias de verano empiezan en julio. / Save the children

Quema el sol en el patio de los colegios y los niños no pueden esperar a que suene la campana por última vez en junio para empezar las vacaciones. El verano se antoja eterno y parece ofrecer miles de posibilidades de diversión, así que llega el momento de despedirse de los amigos y aguardar al lejano mes de septiembre para contar todas las aventuras que habrán de llegar. Sin embargo, hoy en día son muchas familias en España las que no tienen la opción de llevar a sus hijos de vacaciones porque no pueden sufragar los costes que conllevan la planificación de unos días de relax en familia.

La fundación Save the Children, que trabaja para asegurar la dignidad de los niños y estabilizar su situación, cifra en un 41% los menores de edad españoles que no pueden permitirse tener al menos una semana de vacaciones en verano, subiendo este número hasta algo más del 55% en Andalucía. Estos porcentajes están impulsados, entre otras causas, por las altas tasas de desempleo durante la crisis.

Ante la urgencia de una situación así, donde los más pequeños de familias sin medios se exponen al riesgo de la exclusión social por cuestiones económicas, la ONG oferta cada verano campamentos urbanos que se salen del cuadro escolar y familiar para que los niños desarrollen actividades sociales donde se promueven la convivencia y la educación en valores.

Esta labor es fundamental para paliar el azote que dan la pobreza o las dificultades domésticas a los más jóvenes de la casa, ya que la posibilidad de participar en una alternativa de ocio y tiempo libre favorece en gran medida la integración de estos niños, y evita, de igual manera, que se puedan llegar a sentir discriminados por no poder realizar actividades en verano como el resto de sus compañeros de clase. Desde la organización, aseguran que uno de los motivos principales por los que los niños acuden a estos campamentos y colonias es también la dificultad de la conciliación laboral y personal de muchos padres que, a pesar de tener un empleo, siguen estando bajo el umbral de la pobreza y, por tanto, no pueden hacer frente a los gastos de estas actividades.

Save the Children, dentro de la campaña de verano del programa CaixaProinfancia de la fundación Obra Social La Caixa, lleva a cabo esta iniciativa con más de 2.300 niños con edades comprendidas entre los tres y los 18, todos los años en las ciudades de Barcelona, Madrid, Lleida, Cádiz, Vitoria, Toledo, Valencia y Sevilla. En total, 110 monitores se harán cargo de la diversión, educación y cuidado de los pequeños durante su estancia en las colonias urbanas.

Como valor añadido y a modo de medida para combatir la malnutrición infantil, a los niños se les proporcionará al menos una comida completa y equilibrada al día, dado que los comedores escolares están cerrados y muchas familias encuentran dificultades para garantizar una alimentación adecuada.

Vacaciones en Melilla

La preocupante posición de la infancia en la cuestión de la inmigración no pasa desapercibida para la ONG. En un momento en el que una amplia cantidad de personas entra en algunos puntos de Europa desde diferentes países, el número de menores extranjeros no acompañados ha crecido de forma exponencial. Estos niños, que cruzan fronteras en busca de una vida mejor sin la compañía de padres o tutores, se enfrentan a posibles situaciones de violencia y sus derechos son muchos más frágiles y fácilmente vulnerables por parte de otros o de, incluso, las administraciones públicas que tienen que hacerse cargo de su tutela. Según la fundación, uno de cada cuatro solicitantes de asilo en España son menores, generalmente de una edad inferior a los 14 años.

Ante este aumento de flujo de población migrante, Save the Children ofrece un campamento de verano en la ciudad autónoma de Melilla para niños extranjeros como novedad para esta temporada estival 2017. Se acogerá a 120 menores a lo largo de todo el verano: 90 en los próximos días y los 30 restantes en agosto.

Save the Children es una organización no gubernamental que se posiciona como líder en la defensa de los derechos de los niños en todo el mundo, protegiendo y velando sus intereses en más de 120 países dentro del marco de la Convención sobre los Derechos del Niño de las Naciones Unidas. En España opera desde hace más de 20 años, donde atiende a través de diferentes programas y acciones a niños pertenecientes a familias en riesgo de exclusión social.


Todos los vídeos de Semana Santa 2016