jueves, 23 noviembre 2017
14:03
, última actualización
Turismo

El aeropuerto sondea 40 ciudades en las que abrir nuevas rutas directas

San Pablo inicia la temporada de invierno rozando las mejores cifras de su historia

26 oct 2015 / 20:26 h - Actualizado: 26 oct 2015 / 20:34 h.
  • Pasajeros bajando de un vuelo de Ryanair. / EFE
    Pasajeros bajando de un vuelo de Ryanair. / EFE

«Estamos aproximándonos a cifras récord». Así se resume la situación actual del aeropuerto de Sevilla, porque quien hace la afirmación es su propio director, Jesús Caballero, que ve cómo todos los grandes indicadores (pasajeros, compañías, conexiones aéreas...) se acercan cada vez más a las de 2011, que se mantiene como mejor año de la historia de San Pablo. A intentar superar estos números va además una ambiciosa línea de crecimiento, que ha puesto las miras en nada menos que 40 ciudades con las que hay posibilidades de establecer nuevos vuelos directos.

La fórmula es sencilla: se establece un radio con epicentro en Sevilla y una conexión aérea que ronde las cuatro horas. De esta manera se han detectado «40 ciudades a las que no volamos y para las que hay potencial», básicamente centrada en los países nórdicos, África (ahora sólo hay un vuelo a Marrakech) y Europa del Este, donde la única conexión es en verano con Praga pero donde hay posibles destinos como Hungría o Polonia. Y todo ello sin descartar la opción de aumentar las líneas directas con Reino Unido, Alemania, Francia e Italia, donde hay varias ciudades para las que se ha detectado demanda a las que ahora mismo no se vuela desde Sevilla.

Paralelamente, no se renuncia a viejas aspiraciones, como puede ser Turquía y una conexión directa con EEUU, básicamente Nueva York. Ahora mismo todas las opciones están abiertas por varios motivos: porque Sevilla está resultando ser un destino atractivo para las compañías (Lufthansa es un ejemplo, con los vuelos a Fráncfort y Múnich casi llenos), porque el aeropuerto tiene capacidad para acoger cualquier tipo de avión y hasta al doble de los cuatro millones de pasajeros anuales que tiene ahora y porque los precios de San Pablo son competitivos, con tasas más baratas e importantes bonificaciones a la línea aérea que abre una nueva ruta. Así, por ejemplo, se ha logrado arrebatarle al aeródromo de Faro el vuelo directo que, en verano, conecta con Praga.

Por todo lo anterior, no es de extrañar que el aeropuerto encare una de las mejores temporadas de invierno (empezó el pasado domingo) de su historia, con un aumento del 11,7% en el número de asientos programados (algo más de dos millones), del 9,9% en las operaciones previstas (más de 12.400) y con 32 destinos, a sólo uno de los 33 que se mantienen como récord en la 2010-2011. Y hay seis nuevas rutas con respecto al curso pasado: Fráncfort y Múnich (en principio eran sólo para el verano pero van a continuar), Alicante, Ibiza, Santiago de Compostela y Tenerife Sur.

Junto a las anteriores, se mantienen destinos internacionales ya habituales como Italia (Bolonia, Pisa, Roma y Milán, tanto a Malpensa como Bérgamo), Holanda (Ámsterdam y Eindhoven), Reino Unido (Londres, tanto Stansted como Gatwick), Suiza (Basilea y Ginebra), Bélgica (Bruselas, a la propia capital y a Charleroi), Portugal (Lisboa), Marruecos (Marrakech) y Francia, con Toulouse, Marsella y tres aeropuertos de París: Orly, Beauvais y Charles de Gaulle. En España, por su parte, continúan las rutas a A Coruña, Almería, Asturias, Barcelona, Bilbao, Gran Canaria, Ibiza, Lanzarote, Madrid, Palma de Mallorca, Tenerife Norte y Valencia.


Versión impresa y hemeroteca de El Correo
  • 1
Todos los vídeos de Semana Santa 2016