lunes, 24 junio 2019
18:12
, última actualización

El autobús que unirá Blas Infante y la Cartuja no conectará con el Cercanías

La nueva línea de Tussam no enlazará Metro y tren por los pocos usuarios que tiene Renfe

31 ene 2016 / 20:33 h - Actualizado: 31 ene 2016 / 23:15 h.
  • La estación de Cercanías de la Cartuja no será una de las paradas de la nueva línea. / J. M. Paisano
    La estación de Cercanías de la Cartuja no será una de las paradas de la nueva línea. / J. M. Paisano

El autobús exprés que enlazará la estación de Metro de Blas Infante con la Cartuja no conectará finalmente con el Cercanías que llega hasta la isla (la línea C2), con lo que se renuncia a unir ambas estaciones. El argumento que se esgrime para ello es la ínfima cantidad de usuarios que tiene este servicio que presta Renfe entre Santa Justa y la Cartuja, lo que ha llevado a la conclusión de que el actual número de viajeros que llega en tren no compensa la prolongación de recorrido y tiempo que tendría que asumir esta línea de Tussam.

Así lo confirma el gerente de la empresa municipal de transportes, Francisco Arteaga, quien señala que «en la primera fase» de este nuevo servicio de autobús no se contempla la conexión con el Cercanías, aunque esta decisión es revisable en función de la demanda de viajeros. Con el diseño que se ha hecho de la nueva línea la intención sobre todo es «disminuir la presión de vehículos privados que llegan desde el Aljarafe», de ahí que en la práctica lo que se incentive es el uso del Metro para evitar la entrada de más coches en la ciudad.

El nuevo enlace entre la estación de Blas Infante y la Cartuja entrará en servicio en abril, una vez pasadas las fiestas de primavera. El trazado que se ha diseñado discurre por el Muro de Defensa en dirección a la isla y sin paradas intermedias para acortar los tiempos, deteniéndose por primera vez ya en la Torre Sevilla (más conocida todavía como Torre Pelli). A partir de ahí funcionará como un circular por la Cartuja entrando por la avenida de los Descubrimientos y saliendo por Américo Vespucio, regresando por la Ronda de Triana.

Mientras se cierran las negociaciones con el Consorcio de Transportes y el resto de operadores para intentar conseguir el ansiado billete único de autobús, Metro y Cercanías (todavía lejano, porque obliga a una integración no solo tarifaria sino también tecnológica), este servicio tendrá la consideración de línea especial, como tienen por ejemplo la que lleva al aeropuerto o la que se implanta todos los años para la Feria. El precio que se baraja es de 1,6 euros si se paga en metálico (1,5 si se abona con el bonobús), sin posibilidad de hacer transbordo, aunque con la intención de que la tarifa sea más económica para los usuarios del Metro y los autobuses metropolitanos del Consorcio de Transportes.

El carácter especial que tendrá esta nueva conexión implica también que no se modificará el resto de servicios que presta Tussam, con lo que por la Cartuja seguirán circulando las mismas líneas y con las mismas frecuencias de paso que ahora. Dado también que el grueso de usuarios serán trabajadores y estudiantes que van o vuelven a la isla, el servicio funcionará de lunes a viernes, reforzándose especialmente unas horas punta que coinciden básicamente con los momentos de entrada y salida de los centros laborales y universitarios.

Por lo que respecta a previsiones de demanda, los cálculos hablan de entre 400.000 y 500.000 usuarios al año, ya que se toma como base que en la Cartuja van cada día laborable 25.000 personas a trabajar o estudiar.


Todos los vídeos de Semana Santa 2016