jueves, 15 noviembre 2018
18:50
, última actualización
Memoria histórica

Un columbario es la «hipotética» salida de la Macarena al conflicto de Queipo de Llano

La Macarena busca un acuerdo con la familia del general golpista para hacer cumplir la ley, aunque asumirá el dictamen del comité técnico de la Junta

17 jul 2018 / 22:48 h - Actualizado: 17 jul 2018 / 23:11 h.
  • Momento de la vigilia que tuvo lugar en la tarde noche de este martes frente a la basílica de la Macarena. / Jesús Barrera
    Momento de la vigilia que tuvo lugar en la tarde noche de este martes frente a la basílica de la Macarena. / Jesús Barrera
  • Imagen de la lápida del general Queipo de Llano. / Txetxu Rubio
    Imagen de la lápida del general Queipo de Llano. / Txetxu Rubio

La duda sigue en el aire. De momento, los restos de Queipo de Llano continuarán en una de las capillas laterales de la basílica de la Macarena, aunque la propia hermandad apunta al columbario como una «hipotética vía de solución». Un columbario que aún no existe y no se conocen ni plazos de ejecución ni emplazamiento físico.

Lo que sí parece es que dicho espacio podría estar más cerca, dado que el hermano mayor de la corporación de San Gil, José Antonio Fernández Cabrero, trasladará al cabildo de oficiales de la próxima semana la propuesta de iniciar los trámites para construir dicho columbario, una propuesta que el propio Fernández Cabrero contemplaba en su programa electoral y que, según apuntaron ayer desde la hermandad, se trata de una iniciativa «absolutamente desvinculada» del conflicto con los restos del general golpista. Según las previsiones de la corporación, las obras podrían durar unas dos semanas y comenzarían a finales de 2018.

Asimismo, la junta de gobierno entiende que, una vez construido el columbario –podrá albergar unos 600 nichos para todos los hermanos que lo deseen–, se «abriría una posible vía de solución al enterramiento de Queipo de Llano». Una vía que la corporación macarena «estaría dispuesta a trabajar» junto a la familia del general responsable del fusilamiento de más de 50.000 personas en Sevilla durante la Guerra Civil.

No obstante, la hermandad reconoce que «no existe acuerdo alguno ni decisión», aunque los informes jurídicos que maneja la corporación de la Madrugá –llegó a solicitar hasta tres distintos– dictaminan por unanimidad que el traslado de los restos de Queipo de Llano es necesario. En este sentido, en declaraciones al diario El País, Fernández Cabrero aseguró que preguntará a la familia del general franquista lo siguiente: «¿No créeis que ya está bien de tanto insulto que recibe vuestro abuelo? ¿Por qué no damos un paso conjunto?». A pesar de ello, la hermandad no vincula la futura decisión a un acuerdo con la familia de Queipo de Llano, aunque lo ve deseable.

Por el momento, la Junta de Andalucía ya ha activado sus resortes. Tal y como prevé el artículo 32.6 de la Ley de Memoria Democrática de Andalucía, el comité técnico tendrá que resolver «en el plazo de un mes» –la norma contempla un máximo de tres– si la tumba de Queipo de Llano es contraria a la ley o no. Si dicha resolución es favorable a la exhumación del general golpista, la corporación de San Gil asegura que «va a cumplir la ley», porque «no se entendería que una hermandad como La Macarena vaya en contra de la ley», aseveró Fernández Cabrero a este periódico.


Todos los vídeos de Semana Santa 2016