martes, 23 abril 2019
21:26
, última actualización

«El desalojo demostró que no nos respetan; ahora se lo exigiremos»

No oculta su indignación ni tampoco su hastío por el escenario tras el encierro de la semana pasada. Por eso, aunque habla, emplaza todo al dictamen de los tribunales. Mientras, tiene claro que Espadas no lo tendrá fácil. ¿Moción de censura? Ya se verá

Iñaki Alonso @alonsopons /
16 jun 2017 / 06:08 h - Actualizado: 16 jun 2017 / 08:56 h.
  • La portavoz municipal de Participa Sevilla, Susana Serrano, con gesto visiblemente desafiante, en el interior de la casa consistorial. / Manuel Gómez
    La portavoz municipal de Participa Sevilla, Susana Serrano, con gesto visiblemente desafiante, en el interior de la casa consistorial. / Manuel Gómez

Recibe frunciendo el ceño, molesta por una semana en la que ha multiplicado por cien su indignación. No sólo por el desalojo, que dice que «puso en riesgo la vida» de los manifestantes, sino por todo lo dicho sobre ella. Susana Serrano, de todos modos, niega que ese hecho haya sido la causa de ese portazo escenificado a Espadas, hasta el punto de que se hable de una moción de censura que no está decidida pero que se debatirá «como todo» en sus asambleas políticas.

—Dan ganas de preguntar de todo menos de balance de mandato, después de lo protagonista que ha sido Participa estas dos semanas. Encierros, movilizaciones,...

—Los protagonistas han sido más los conflictos sociales o las manifestaciones que tiene este alcalde por incumplir las promesas. Y no sólo no lo cumple sino que le da la espalda hasta dar una orden de desalojo injustificada. Cuesta creer lo sucedido. No queremos dar más recorrido mediático a algo que la Justicia dirá quién verdaderamente está cometiendo un delito o no respetando la institución.

—El gobierno ya dice que hubo un comportamiento ilegal por Participa e IU.

—Saben que lo que han hecho es grave. Puso en riesgo nuestras vidas, sobre todo por la asfixia que vivimos al rodearnos 25 policías para expulsarnos. Nadie se podría imaginar a ningún concejal del PSOE como Adela Castaño o Carmen Castreño; o uno del PP como Alberto Díaz o Beltrán Pérez siendo expulsados así del Ayuntamiento. Eso significa que no nos respetan y, a partir de ahora, vamos a exigir ese respeto, al igual que hicimos en los presupuestos de 2016. Los tribunales nos darán la razón.

—¿Cómo valora que les acusen de izquierda radical y no respetar a la institución?

—Nosotros respetamos a esta institución y estoy deseando que llegue la resolución judicial para demostrar que todo lo dicho de si somos antisistema o izquierda radical carece de sentido. Si el alcalde nos tacha de eso, que recuerde que esa extrema izquierda radical le dio la Alcaldía. Cs nos convocó a una reunión, ¿también piensan ahí que somos radicales?

—IU desligó el desalojo con la ruptura de acuerdos, pese a darse como causa-efecto, ¿comparte esa perspectiva?

—El alcalde sabe que viene de atrás. Sabe que la asamblea del sábado se programó hace meses y también que la abstención a los presupuestos salió por escaso margen. Cumplimos nuestra parte que fue darle el gobierno y ellos no. Ni se molestan en sentarse para explicar lo que cree que se ha cumplido de las 81 medidas. Lo han despachado en unos folios y porque cree que peligra su Alcaldía. Es lamentable.

—También le han recriminado su intención de bloquear.

—El alcalde tuvo una reacción preocupante, parecida a la de Rajoy con la moción de censura. Después de que le hicieran un retrato de la corrupción del PP, Rajoy respondió que España no es corrupta. Espadas hace lo mismo. Dice que le hacemos un pulso a la ciudad. No, señor, es a usted al que le estamos poniendo en jaque por sus malas políticas. No queremos perder dos años más.

—En ese no perder tiempo, ¿piensa en la moción de censura? En la asamblea se citó.

—En la asamblea hubo una lluvia de ideas que anotamos en tablones. Por eso había alguna expresión coloquial como «Al PSOE ni agua». Se resumía así el sentir de los asistentes y se sacó de contexto.

—Pero ¿creen en la moción?

—Haremos más consultas. No es descartable que salga a consulta la moción de censura, pero eso no lo decido yo.

El PSOE nos necesita para sacar sus iniciativas. Ya en septiembre sabe que debe tener ejecutado el 50 por ciento del presupuesto o no contará con nuestro apoyo para el de 2018. Hay que recordarle que está en minoría. Y habrá que ponerse de acuerdo con los grupos para hacer ver a Espadas cuando se equivoca.

—¿Han hablado con los grupos sobre esa moción?

—Se hablará en su momento. También vemos interesante lo ideado por IU de retar al alcalde a que plantee la cuestión de confianza. Si tan bien lo hace, que se ponga a la palestra.

—Al final, ¿cómo acordaron escenificar su malestar?

—Había colectivos en lucha que querían una manifestación el día del debate sobre el estado la ciudad e incluso que no fuéramos. Se votó y al final vamos a acudir porque tenemos cosas que decirle al alcalde. En Participa no hacemos los cambios de rumbo a volantazos, sino cuidadosamente y votando.

—¿Algo que salvaría del gobierno de Juan Espadas?

—(Piensa) Espadas es mucho de medias verdades. Se puso una oficina de la vivienda, pero no está dotada de presupuesto. En memoria histórica hay un rayo de esperanza porque se están empezando a actuar para poner fin a la simbología fascista y dignificar a las víctimas, gracias a la presión de las asociaciones memorialistas y nosotros. Algo más se ha invertido en colegios, pero con la presión de las Ampas y campañas como Repara tu cole.

—¿Comparte que la oposición ha sido blanda?

—¿Nosotros? ¿Cómo podemos ser planos y ser un bloqueo a la ciudad? Ciudadanos no hace oposición y salva al gobierno cada vez que puede. IU tiene una oposición similar a la nuestra. Y el PP lleva dos años sin hacer oposición porque está en un gran lío interno. Nosotros hacemos una oposición dura por ejemplos como ir a la Fiscalía a denunciar casos como el parking de Las Cigarreras y Hacienda del Rosario.


Todos los vídeos de Semana Santa 2016