sábado, 22 septiembre 2018
23:46
, última actualización
Turismo

El Guadalquivir, destino de lujo

Más de 1.000 personas llegaron ayer al Puerto de Sevilla a bordo del crucero ‘Sirena’

10 jul 2018 / 22:53 h - Actualizado: 11 jul 2018 / 10:22 h.
  • El ‘Sirena’, con bandera de las Islas Marshall, fue construido en 1999 y tiene una longitud de 181 metros por 30 de manga. / Reportaje gráfico: Jesús Barrera
    El ‘Sirena’, con bandera de las Islas Marshall, fue construido en 1999 y tiene una longitud de 181 metros por 30 de manga. / Reportaje gráfico: Jesús Barrera
  • El número de cruceristas en 2017 ascendió a más de 23.000 personas.
    El número de cruceristas en 2017 ascendió a más de 23.000 personas.

La mañana se despereza y con ella comienzan a bajar los primeros turistas de las 1.000 personas a bordo del Sirena. La embarcación de lujo, que atracó ayer a las seis la mañana después de pasar por Lisboa, durmió una noche en la capital andaluza. Al bajar, los turistas, provenientes de puntos muy dispares del globo, dejan en el barco su condición de pasajeros para convertirse en Robinsones Urbanos. Ataviados con gafas, sombreros o gorras, grandes cámaras y algún que otro mapa comienza su recorrido de un día por la ciudad.

Un hijo, sus padres y los abuelos, toda la familia al completo desde Miami hasta Sevilla viaja en el Sirena, la reciente incorporación a la flota de Oceania Cruises. «¡Vamos a montarnos en un coche de caballos!», exclama la madre de familia con acento spanglish. Para Raquel Rubia, guía turística, la jornada laboral comienza con un paseo. «Les voy a enseñar los monumentos históricos y los lugares más importantes de la ciudad. Comenzaremos con la Plaza de España, una visita a la Catedral y después al Alcázar», explica Rubia. Visitas de lujo, para un crucero de lujo. Un grupo de seis personas con una guía personal y privada para pasear no sólo por los monumentos históricos sino también comer en los mejores bares y restaurantes con un rato de tiendas. «Haremos un recorrido muy tranquilo también por la zona de compras. Iremos por la calle Tetuán, Sierpes y El Salvador», indica la guía turística.

Hasta mayo de este año, más de 6.000 pasajeros llegaron al Guadalquivir sevillano. La huella es recíproca, el impacto de estas visitas en la ciudad es positivo y los turistas desean volver. Tal es así que cruceros como el Braemar o Le Lyrial repiten un año más Sevilla como parada obligatoria.

Las nacionalidades que bajan de las escalaras del navío son dispares, desde la familia de Miami hasta una pareja de Suiza pasando por jóvenes japoneses. Muchos, al preguntarles qué conocen sobre la ciudad, encogen los hombros y miran hacia la Torre del Oro buscando nombres y monumentos que recuerden. Para la pareja de Suiza, esta es su primera vez en la capital andaluza. Les sorprende que una ciudad de interior tenga un río navegable. El de Sevilla es el único puerto marítimo de interior en España. En 2017 se alcanzaron las 80 escalas y el número de cruceristas ascendió a más de 23.000 según el Puerto de Sevilla. Las cifras se han mantenido durante este año logrando alcanzar a las 80 escalas del anterior. La Autoridad Portuaria de Sevilla prevé que la naviera del Sirena siga apostando por incluir a la capital hispalense como parada obligatoria.

Las palabras que más se escuchan entre los cruceristas a lo largo de su tour por la ciudad son: Alcázar y coche de caballos. Al entrar en la Plaza de España en el carruaje algunos exclaman «¡Star Wars!». Para muchos, conforme caminan, Sevilla se convierte en una ciudad de fantasía: escenarios de míticas películas o para los más jóvenes, ciudad de Juego de Tronos. A bordo del barco, boutiques, casinos y un spa. En tierra firme un río navegable, flamenco, el Giraldillo y una larga e intensa jornada por una ciudad que les va sorprendiendo con cada paso.

Las visitas de estos cruceristas no se limitan solo al centro de la ciudad y Sevilla capital. Durante la jornada de hoy, último día de la visita a la capital, muchos turistas visitarán localidades como Carmona, Córdoba o Jerez de la Frontera. La Real Escuela de Arte Ecuestre, a una hora de Sevilla, se ha configurado para muchos visitantes como una parada obligatoria. La necrópolis y el Alcázar del Rey San Pedro de Carmona o la Mezquita también recibirán en la última jornada de visita a los pasajeros que ayer desembarcaron en el Guadalquivir sevillano. ~


Versión impresa y hemeroteca de El Correo
  • 1
Entrevistas - Personajes por Andalucía
Todos los vídeos de Semana Santa 2016