viernes, 24 noviembre 2017
07:08
, última actualización
Río Guadalquivir

El ‘nuevo’ Batán da otro pasito

El Ayuntamiento propondrá al pleno de septiembre la aprobación inicial de la modificación del PGOU para que estos suelos pasen a ser de uso terciario

12 sep 2017 / 19:05 h - Actualizado: 12 sep 2017 / 19:41 h.
  • Recreación de los nuevos usos que tendrán los terrenos de la Dársena del Batán una vez que se apruebe la modificación del PGOU. / El correo
    Recreación de los nuevos usos que tendrán los terrenos de la Dársena del Batán una vez que se apruebe la modificación del PGOU. / El correo
  • Reunión este martes entre el Ayuntamiento y la Autoridad Portuaria. / El Correo
    Reunión este martes entre el Ayuntamiento y la Autoridad Portuaria. / El Correo

El proceso para la reordenación de los terrenos de la zona del Batán continúa superando fases para su ejecución definitiva. Este martes, el Ayuntamiento de Sevilla y la Autoridad Portuaria han acordado la propuesta definitiva para plantear la modificación parcial del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) que permitirá cambiar el uso de los suelos portuarios para su gestión como zona comercial y de ocio. Un paso más en el desarrollo de un proyecto que fue presentado por el alcalde Juan Espadas en abril de 2016 y que afrontará ahora una tramitación plenaria que se prolongará, al menos, hasta el primer trimestre de 2019.

La propuesta pactada en esta comisión mixta entre el gobierno municipal y los responsables del Puerto de Sevilla afecta a una parcela de alrededor de 465.000 metros cuadrados de los que unos 270.000 se desarrollarán urbanísticamente. De ellos, un tercio –89.224 m2– se dedicará a la recuperación de las márgenes del río, constituyéndolas como «un espacio público, verde y de calidad», tal y como afirmó Espadas hace algo más de un año en la presentación del proyecto, y en la que también se habilitarán equipamientos públicos. Otro espacio de similares dimensiones –81.256 m2– se aprovechará para adecuar el nuevo viario de la zona, mientras que la mayor parte de los terrenos –112.781 m2– cambiarán su calificación a suelos de uso terciario para acoger en ellos actividades económicas impulsadas por la iniciativa privada.

Desde que el alcalde presentó públicamente esta reordenación de la dársena del Batán, el proyecto ha pasado por diferentes fases que han ido desde la realización de un documento consensuado por la Autoridad Portuaria y el Ayuntamiento y hasta los diferentes informes sectoriales a los que ha sido sometido. El resultado de los trabajos han sido valorados este martes en la comisión mixta antes de comenzar el resto del procedimiento previsto. Ahora, este texto tendrá que refrendarse en la reunión del próximo miércoles del Consejo de Gobierno de la Gerencia de Urbanismo antes de ser remitido al pleno municipal para su aprobación inicial. Algo que, según confirmó el delegado de Hábitat Urbano, Antonio Muñoz, se producirá en la sesión de «este mes de septiembre».

El concejal socialista mostró su «confianza» en que la mayoría de los grupos municipales respalden este modificación del PGOU que permitirá «el desarrollo urbanístico y la recualificación de unos suelos en una posición envidiable desde el punto de vista de su ubicación». En este sentido, Muñoz destacó que entre las ventajas de esta operación destaca principalmente «la integración del Puerto y la ciudad», algo que «había sido demandado en muchas ocasiones».

En cuanto a los plazos, el delegado no pudo concretar con detalle cuáles serán los tiempos exactos en los que se moverá la culminación de esta reordenación. «Estamos hablando de una tramitación de año o año y medio, entre el periodo de alegaciones, de los informes sectoriales, la aprobación provisional y definitiva», explicó. Aún así señaló que, según los cálculos del Ayuntamiento, los suelos estarían disponibles para «la fase de obra y comercialización» dentro de aproximadamente «un año y medio». O lo que es lo mismo, en el primer trimestre de 2019.

En este periodo debe concretarse también la salida de los terrenos de la empresa de hidrocarburos CLH. En este sentido, la modificación del PGOU deberá cumplir con la sentencia del TSJA, que ratificó el Supremo en 2011, y en la que se establecía que estos suelos eran propiedad privada y no portuarios, haciendo imprescindible la marcha de esta empresa para poder desarrollar el proyecto en todo su conjunto. Muñoz, por su parte, confirmó que se está «negociando la búsqueda de alternativas» para ubicar estos depósitos pero que debe ser CLH quien concrete los plazos. «En la medida que el pleno vaya aprobando pasos se podría acelerar la búsqueda de terrenos alternativos», explicó el delegado.

Todo parece indicar que el gran proyecto que se establecerá en la zona será el Sevilla Park, vendido a bombo y platillo por Juan Ignacio Zoido durante sus años como alcalde. Una propuesta compuesta por un centro comercial de 65.000 metros cuadrados, el más grande de Andalucía, y un auditorio multiusos con una capacidad de 21.000 espectadores como máximo, el más grande de toda Europa. Pero ni el alcalde quiso confirmar este extremo hace un año ni tampoco lo hizo este martes el delegado de Hábitat Urbano. «Sería una frivolidad si pusiera el nombre de alguna firma comercial que se pudiera ubicar en esa zona pero estoy seguro que será un foco de atracción para las empresas y una nueva zona para el ocio de los ciudadanos», indicó Muñoz.

Lo que sí quiso dejar claro es que «existen propuestas de varios grupos» para instalarse en la dársena del Batán. Un hecho que, unido a esta apuesta «estratégica» permitirá, además, «revalorizar el entorno del río». Algo que el propio delegado tildó como «una asignatura pendiente y tantas veces dicha en estos últimos años».


Versión impresa y hemeroteca de El Correo
  • 1
Todos los vídeos de Semana Santa 2016