jueves, 23 noviembre 2017
22:37
, última actualización
Turismo

El nuevo plan turístico ampliará las zonas visitables de la ciudad

El documento, que estará consensuado con el sector, tendrá dos años de vigencia. La inversión alcanzará los cinco millones. El Consistorio espera que la Junta lo apruebe antes de verano

30 oct 2017 / 16:58 h - Actualizado: 30 oct 2017 / 19:28 h.
  • Los turistas se concentran en el entorno de la Catedral, barrio de Santa Cruz y Triana. / Txetxu Rubio
    Los turistas se concentran en el entorno de la Catedral, barrio de Santa Cruz y Triana. / Txetxu Rubio

Ampliar los itinerarios y atractivos turísticos será el pilar fundamental del II Plan Turístico que tendrá la ciudad. Así lo avanzó ayer el delegado de Hábitat Urbano, Turismo y Cultura, Antonio Muñoz, quien explicó que el documento final se elaborará en colaboración con el sector.

La propuesta, que ha comenzado a elaborar el Ayuntamiento de la mano de hoteleros, hosteleros o comerciantes, partirá de un diagnóstico de la situación en la que se encuentra el sector en la ciudad y «sobre eso se trazarán de manera consensuada las líneas en las que queremos invertir y dónde dirigir los esfuerzos», explicó Muñoz.

El proyecto, aún en fase inicial, está abierto a las propuestas que se realicen a partir de ahora en las mesas de trabajo. Si bien, el gobierno local cuenta con una postura de partida. Ampliar la oferta turística promocionando la zona norte del centro de la ciudad. La idea del Consistorio pasaría por incorporar conventos, iglesias y otros bienes patrimoniales a los itinerarios establecidos y más frecuentados por quienes visitan la capital hispalense. «El plan es una oportunidad que hay que aprovechar para ampliar el espacio donde el turista desarrolla su experiencia pues los datos dicen que está muy concentrado en el entorno de la Catedral, Archivo de Indias el barrio de Santa Cruz» o Triana –que contará con su propio plan de promoción turística–, detalló el delegado quien recalcó que «afortunadamente» Sevilla «tiene argumentos suficientes y la zona norte es buena prueba de ello, para que esos itinerarios se expandan».

Una de las propuestas para poner en valor este patrimonio histórico y religioso «que resulta difícil de visitar». Muñoz admitió que desde el punto de vista del turista, «el acceso no está garantizado». «Se puede visitar pero no está incorporado a la oferta». El objetivo del delegado no es otro que mejorar los atractivos «pues cuanta más oferta, más días para estar aquí y eso implica más gasto». En resumen: «aumentar la estancia media para que conseguir mayor impacto económico».

Además, el gobierno local pretende que el nuevo plan sirva para «generar elementos innovadores» que faciliten la reserva de viajes a los turistas. «Hoy en día se gestionan los viajes desde el salón de casa y tenemos incorporar herramientas de última generación».

Con estas y otras ideas, como la necesidad de relanzar la imagen de la ciudad o de realizar campañas de marketing en los mercados de larga distancia, se elaborará el plan «de todos» que el Ayuntamiento confía cerrar antes de que acabe el año y presentarlo ante la Junta de Andalucía con la idea de que estuviera aprobado antes de que acabe el año. De esta forma, explicó Muñoz, «durante el último trimestre de 2018 se podrán ver ya aplicadas algunas líneas».

Este segundo plan turístico tendrá unos objetivos bien distintos al anterior. Para empezar porque la inversión prevista ronda los cinco millones de euros –cofinanciados al 50 por ciento entre Junta y Ayuntamiento–, muy alejados de los 22 millones que tuvo el proyecto anterior. Además, las partidas se destinarán en esta ocasión a la promoción turística y a la búsqueda de nuevos productos para mejorar la oferta. Solo un 30 por ciento de la financiación podrá destinarse a la rehabilitación de espacios. Todo lo contrario a lo que sucedió en el primer plan cuando con el montante se focalizó en las obras de Marqués de Contadero, el Museo de la Inquisición, o la rehabilitación del Costurero de la Reina.

Nuevo récord de viajeros hasta septiembre

«Momento dulce». El delegado de Hábitat Urbano, Turismo y Cultura, Antonio Muñoz, no perdió la ocasión para volver a destacar la situación casi idílica que vive el sector en la ciudad. Un contexto que volvieron a respaldar ayer los datos. Y es que de enero a septiembre el turismo extranjero ha vuelto a crecer. Un incremento que encuentra su explicación en las nuevas líneas aéreas que se han abierto con el aeropuerto de San Pablo. En concreto, en este periodo el número de viajeros alojados en establecimientos hoteleros de Sevilla ha ascendido a 1.961.143 personas, lo que supone un incremento del 2,14 por ciento. En cuanto a los visitantes que residen en España acumulan un total de 805.775 viajeros en los nueve primeros meses del año, un 8.42 por ciento menos que en el mismo periodo del año anterior. Sin embargo, los turistas residentes en el extranjero, que ascienden a 1.155.368, lo que implica un incremento del 11,08 por ciento.

Con respecto a las pernoctaciones, hasta el mes de septiembre ascienden a 3.860.176, un 2,87 por ciento más, siendo el 58,91 por ciento residentes en el extranjero (2.483.116 registros) mientras que el 41,09 por ciento reside en España (1.377.060). La estancia media en el acumulado hasta el mes de septiembre es de 1,96 (1,71 y 2,15 residentes en España y en el extranjero respectivamente).

Ante esta situación, Muñoz apostó por «seguir trabajando en la promoción en las ciudades con las que tenemos conexión aérea sin olvidar el turismo nacional que tiene más fácil la llegada».


Versión impresa y hemeroteca de El Correo
  • 1
Todos los vídeos de Semana Santa 2016