domingo, 15 julio 2018
23:27
, última actualización
Gastronomía

«El peso ideal como tal no existe, un peso saludable sí»

En su nuevo trabajo, la nutricionista Ángela Quintas no solo ofrece menús y recetas, también explica cómo combinar los alimentos, los procesos digestivos y tips que ayudarán al lector a llevar a cabo la dieta de manera permanente y sin desistir

02 may 2018 / 07:59 h - Actualizado: 02 may 2018 / 14:04 h.
  • La nutricionista Ángela Quintas muestra su nuevo libro, Las recetas de adelgaza para siempre. / Jesús Barrera
    La nutricionista Ángela Quintas muestra su nuevo libro, Las recetas de adelgaza para siempre. / Jesús Barrera

Tras el éxito de su anterior libro, la coaching nutrional Ángela Quintas vuelve con Las recetas de adelgaza para siempre. «Fácil, variado y saludable» así describe Quintas los 90 menús semanales que ofrece en el recetario.

Para Quintas el objetivo no es solo bajar de peso, sino mantenerse en una línea saludable y equilibrada. Más allá de menús y recetas, la química y nutricionista ofrece en su nuevo trabajo tips con los que no desistir en la dieta.

Además de recetario, Las recetas de adelgaza para siempre tiene una función divulgativa y educativa con el lector.

—¿A qué enseña el nuevo libro?

—La idea es ver que hacer dieta o conseguir el peso qu consideramos saludable no tiene por qué ser un peso. Muchas madres de familia se ven obligadas a hacer dos comidas cuando hacen dietas. Con los menús del recetario conseguimos no tener que hacer distinción, el objetivo es que toda la familia pueda comer lo mismo, saludable y rico.

—¿Pasar hambre para hacer dieta?

—Si pasas hambre corres el riesgo de que te disminuya la grasa muscular y, si esto ocurre, bajará el metaboslimo basal. Al final habrás hecho un esfuerzo que no tendrá resultados. Pasar hambre no es bueno. Debemos diferenciar entre el hambre emocional y el hambre físico. Este último es el que llega cuando han pasado tres o cuatro horas y dices «¡Ya tengo hambre!». El emocional es aquel que utilizamos muchas veces como premio o castigo. Has tenido un día malo y piensas «me merezco un capricho...»

—¿Con qué podemos saciar el hambre físifo?

—Por ejemplo a media mañana es muy recomendable tomar una porción de hidratos y otra de proteínas. Un yogurt sería fantástico, también un café con mucha leche, un pequeño bocata de jamón o una fruta con queso fresco.

—¿Qué alimento es indispensable en el recetario?

—Todas las recetas están elaboradas con alimentos muy fáciles de encontrar. No hay nada que digas «¿y esto dónde lo encuentro?». Cuando se planteó la idea del libro me puse tres premisas: que los platos fuesen apetecibles, con tiempos de elaboración cortos, por ejemplo, que no tuviera que estar tres horas en el horno, y que estuviese elaborado con materias primas fáciles de encontrar. Para mí es imprescindible todo aquello que no viene envasado: la fruta, la verdura, la carne, el pescado... Alimentos frescos, de proximidad.

—Fresco y de proximidad, ¿es saludable el gazpacho?

—El gazpacho a nivel de composición es maravillo, pero ¿qué ocurre? Si no estuviesen licuados, no consumiríamos todos los alimentos que este contiene. Ocurre lo mismo con el zumo de naranja, si lo analizas es fantástico, pero, yo no me tomaría cuatro naranjas sino estuviesen licuadas. Con el estómago vacío por ejemplo entrará al torrente sanguíneo de golpe mucho hidrato de carbono, esto puede producir un pico de insulina. No consiste en eliminar el gazpacho de nuestra dieta, sino tomarlo por ejemplo a pequeños sorbos, introduciéndole un poco de jamón, huevo duro. Sobre todo, no tomarlo de golpe con el estómago vacío.

—Dado el éxito que han tenido tanto este como el anterior libro, ¿crees que hay una mayor preocupación por un estilo de vida saludable o es más por la apariencia física, la estética?

—Creo que juegan las dos partes, hay mucha gente que realmente su señal de alarma salta cuando van al médico y este le dice que tiene el colesterol mal, pero para qué negarlo, hay otros tantos para los que la estética juega un papel protagonista. Sobre todo, lo veo en los jóvenes actuales. Cuando yo era pequeña no había Instagram, Facebook, Twitter, no estábamos tan bombardeados con la apariencia. Al final hay jóvenes que pueden estar once meses, en el caso de las chicas, viendo mujeres estupendas en las redes sociales y luego llegan a la playa miran a su alrededor y dicen «¡pues no estoy tan mal! Lo real es lo que hay aquí», en esos casos puedes encontrar dos o tres mujeres con un cuerpo privilegiado, pero el resto de la gente es común y normal. Si has tenido un hijo tienes tripa, estrías y tampoco se va a acabar el mundo. Muchas veces, vemos mujeres maravillosas en revistas o en las redes sociales y nos perdemos la realidad, lo que tenemos a nuestro alrededor. El peso ideal como tal no existe, existe un peso saludable. Lo importante y encontrarse bien en el peso. No todas somos modelos, ni queremos serlo. Si nos fijásemos en la parte estética pensaríamos que es mejor aquella persona delgada, pero, a nivel de salud, la otra persona se encuentra en una mejor situación.

—¿De todas las recetas y menús semanales, cuál es el mejor plato del recetario?

—Me encanta el de tortilla de coliflor. Me parece una idea estupenda, muy saludable y para toda la familia. Es una manera para dar de comer a los niños verduras. A pesar de que a priori la coliflor no guste mucho, cocinada bien es un alimento muy sabroso, en tortilla queda genial.


Versión impresa y hemeroteca de El Correo
  • 1
Entrevistas - Personajes por Andalucía
Todos los vídeos de Semana Santa 2016