viernes, 20 octubre 2017
00:27
, última actualización
Solidaridad

El sueño de Juanca

Agentes de la Policía Local y bomberos permiten que un niño con una enfermedad rara cumpla su deseo de acompañarlos en vehículos oficiales de ambos cuerpos

16 jul 2017 / 13:19 h - Actualizado: 17 jul 2017 / 22:20 h.
  • Juanca sonríe en un coche patrulla. / El Correo
    Juanca sonríe en un coche patrulla. / El Correo
  • Juanca acompaña a dos bomberos en lo alto de una grúa. / El Correo
    Juanca acompaña a dos bomberos en lo alto de una grúa. / El Correo

Agentes de la Policía Local y funcionarios del Cuerpo de Bomberos, adscritos al Área de Seguridad, Movilidad y Fiestas Mayores del Ayuntamiento de Sevilla, cumplieron el pasado jueves el sueño de Juanca, un niño sevillano que sufre una enfermedad de las denominadas raras, visitándolo en su propia casa y montándolo en vehículos de ambos cuerpos, tal y como había solicitado por carta su madre, Remedios. Este pequeño sufre el Síndrome de ROTT, una enfermedad neurológica. Es el único caso registrado en Andalucía.

Remedios explicó en la carta que esa enfermedad es de tipo neuronal degenerativa y la padecen mayoritariamente las niñas, puesto que los niños que la sufren suelen fallecer a las pocas horas de nacer. En España sólo hay 5 casos en varones, siendo Juanca el único que la padece en la comunidad. Este niño sevillano tiene ya 12 años, y su ilusión era montarse en un camión de bomberos.

Remedios se puso en contacto con la Delegación de Seguridad, Movilidad y Fiestas Mayores, explicando la enfermedad que sufre su hijo. «Solo con escuchar las sirenas pasar ya se le ilumina la cara con su sonrisa», relataba en la misiva. El delegado del ramo, Juan Carlos Cabrera, ordenó que se dispusiera lo necesario para atender tal petición. Se puso en contacto con la madre y el pasado jueves, en torno a las 10 de la mañana, policías y bomberos estuvieron en el domicilio de Juanca, para sorpresa del pequeño.

Varios bomberos entraron por el balcón y subieron al niño en la escala y los agentes policiales montaron al niño en un patrullero, activando sirenas y luces y originando que el vecindario se uniera a esta sorpresa.

«Fueron momentos muy especiales para el pequeño pero también para los policías y los bomberos que participaron en la iniciativa, arrancándole las sonrisas. Con ello, contribuimos a sensibilizar a la sociedad sobre las enfermedades raras y mostramos también el compromiso social de ambos cuerpos, Policía Local y Bomberos, y el de sus profesionales, al tiempo que resaltamos la gran importancia de estos servicios públicos para la ciudadanía», ha comentado Cabrera.


Versión impresa y hemeroteca de El Correo
  • 1
Todos los vídeos de Semana Santa 2016