sábado, 17 agosto 2019
08:57
, última actualización

El tranvía se ampliaría por San Francisco Javier y tendrá un tramo soterrado

La obra se licitará a finales de año y se ejecutará en dos tramos: uno hasta el cruce del Corte Inglés, que podría entrar en servicio a final de 2020, y un segundo hasta Santa Justa. El Metrocentro doblará el número de viajeros con su ampliación de Nervión

Iñaki Alonso @alonsopons /
01 mar 2018 / 13:05 h - Actualizado: 01 mar 2018 / 17:40 h.
  • El Metrocentro por la Avenida de la Constitución. / El Correo
    El Metrocentro por la Avenida de la Constitución. / El Correo

El Metrocentro se ampliará hasta Santa Justa por San Francisco Javier y solventará con un paso subterráneo el cruce con Ramón y Cajal. Esa es la decisión que ha tomado el Ayuntamiento de Sevilla, que a finales de mes aprobará el plan especial de actuación para la ampliación del tranvía. Ese es el paso esencial de cara a la licitación de las obras de ampliación hasta la estación de Santa Justa, que supondrá un coste global de 50 millones de euros y que se ejecutará por tramos. El primero de ellos, que conectará San Bernardo con Nervión a la altura de El Corte Inglés, se licitará a finales de año, con idea de comenzar la obra en verano de 2019 y concluir a finales de 2020. El resto del trazado, de unos 800 metros hasta Santa Justa y de menos complejidad ya que iría totalmente en superficie, se espera que pueda estar ejecutada en su totalidad a mediados del próximo mandato, según las previsiones avanzadas esta mañana por el alcalde de Sevilla, Juan Espadas.

De esta manera, el Ayuntamiento opta por el eje comercial de San Francisco Javier y desecha las otras dos opciones, que buscaban salida al tranvía desde la avenida de la Buhaira. Una decisión acordada “a la luz de los informes” que veían que este trazado aportaba más ventajas. Además, estos mismos informes recomendaban el soterramiento del Metrocentro para salvar el cruce entre Ramón y Cajal y San Francisco Javier, ya que de hacerlo en superficie podría derivar en ocupación de parte de la calzada destinada a peatones y ciclistas. Así, el trazado previsto contempla cuatro paradas: una de ellas tras la salida del túnel, ya en San Francisco Javier; una segunda en el cruce entre Luis de Morales y la Avenida Eduardo Dato; una tercera a la altura de El Corte Inglés y una cuarta ya en Santa Justa. En todo este trazado, de 1,44 kilómetros, el tranvía irá con catenarias en la zona central de la calzada y actuará “más como un Metro ligero”. No en vano, la velocidad comercial será de 21,5 kilómetros por hora -el Metro de Sevilla tiene una velocidad de en torno a los 30 kilómetros/hora-.

El presupuesto global, de 50 millones de euros y que se afrontará a través de un plan económico financiero para pagarlo a cómodos plazos, se divide entre los 35 millones que cuesta el tramo hasta Nervión -más elevado por el soterramiento de parte del recorrido- y los 14 millones de euros hasta llegar a Santa Justa, en un final de recorrido para el que están negociando con ADIF.

El alcalde defendió que esta ampliación, además de beneficiar a una población de 35.500 personas, aporta elementos positivos como una reducción del vehículo privado que estiman en 1,4 millones de kilómetros de desplazamientos al año. Eso también, según sus palabras, tendrá una repercusión en las emisiones contaminantes, con una reducción de aproximadamente 2.400 toneladas de CO2. En esa búsqueda de lo ecológico, Espadas también recordó que los árboles que tendrán que ser trasplantados de la mediana de San Francisco Javier y Luis de Morales serán replantados en las aceras laterales “como medida compensatoria”.


Todos los vídeos de Semana Santa 2016