viernes, 20 julio 2018
14:07
, última actualización
Salud

El tratamiento de la hipertensión podría reducir a la mitad los ictus

En el Día Mundial de la Hipertensión, los expertos advierten de la necesidad de controlar los factores de riesgo como la diabetes, el tabaquismo o el sobrepeso

17 may 2018 / 17:53 h - Actualizado: 17 may 2018 / 22:49 h.
  • Una enfermera asiste a una paciente en la Unidad de Medicina Interna del hospital Virgen del Rocío. / El Correo
    Una enfermera asiste a una paciente en la Unidad de Medicina Interna del hospital Virgen del Rocío. / El Correo

El tratamiento adecuado de la hipertensión, cuyo día mundial se celebra el 17 de mayo, y el control de factores de riesgo como la diabetes, el tabaquismo, el alcoholismo, el sobrepeso o el colesterol podrían reducir a la mitad los ictus, dado que el 70 por ciento de las personas que padecen esta enfermedad cerebrovascular son hipertensas y cuatro de cada diez no saben que lo son.

A pesar de las evidencias sobre los beneficios de su control, el 20 por ciento de los diagnosticados de hipertensión no están tratados y la mitad de los que sí lo están no alcanza objetivos terapéuticos de control. Es más, la hipertensión se considera una enfermedad crónica, y por tanto, requiere un tratamiento de por vida. Es más, si no se controla puede tener consecuencias fatales.

La hipertensión arterial es el factor de riesgo más importante tanto para la isquemia como la hemorragia cerebral, encontrándose en casi el 70 por ciento de los pacientes con ictus. Por lo que, según apunta Belén Moliner, directora médica del Servicio de NeuroRehabilitación de los hospitales Vithas Sevilla, «con un control adecuado se podría haber controlado este riesgo prevalente en el 47 por ciento en varones y el 39 por ciento en mujeres, según un estudio realizado en 2011 en 28.887 participantes».

La doctora Moliner señala que la importancia de los factores de riesgo radica en que su identificación permite establecer estrategias y medidas de control en las personas que todavía no han padecido la enfermedad para prevenirlas y, en las que ya la presentan, conseguir reducir la mortalidad o las secuelas invalidantes que produce esta patología vascular cerebral. Por este motivo, existe evidencia suficiente a favor de los beneficios del tratamiento antihipertensivo, puesto que una disminución de la presión arterial sistólica y diastólica de 6 mm Hg es capaz de reducir hasta un 48 por ciento el riesgo de ictus y, como señalan diferentes estudios, a mayor reducción de la presión se produce una mayor disminución de sufrir un derrame cerebral.

De hecho, según incide Moliner, si se realizara un control exhaustivo de los factores de riesgo exógenos como la diabetes, el tabaquismo, el alcoholismo, el colesterol, el sedentarismo o el sobrepeso, su prevalencia se reduciría un 70 por ciento.

EN EL VIRGEN DEL ROCÍO

Un equipo multidisciplinar de profesionales del Hospital Universitario Virgen del Rocío atiende más de 3.500 consultas anuales por hipertensión arterial de difícil manejo en la Unidad de Hipertensión y Riesgo Vascular. De ellas, 550 están dirigidas a mujeres embarazadas que precisan controlar su tensión arterial durante todo el proceso de gestación.

Estos pacientes son derivados al hospital desde el centro de salud, una vez su médico de familia constata que el problema de hipertensión arterial no responde al tratamiento farmacológico básico. También llegan a la consulta derivados desde otras unidades del Hospital, como las Urgencias, Cardiología, Neurología, Neurocirugía o Nefrología, entre ellas, ya que muchos de los problemas de salud que padecen están originados o precisan controlar la hipertensión arterial que padecen para que se resuelvan con éxito.

Los especialistas de la Unidad de Hipertensión y Riesgo Vascular efectúan pruebas funcionales específicas, como la monitorización de la función arterial. En cuanto a la terapia, se basa fundamentalmente en tratamiento farmacológico y pautas de educación sanitaria. Así, una enfermera especializada en los problemas de hipertensión lleva el control de los pacientes de riesgo e insiste en las medidas de estilo de vida que deben seguir, entre ellas la práctica de ejercicio físico, una dieta cardiosaludable e insistir en la importancia de las tomas de medicación.

La citada unidad, integrada por cinco facultativos, tres profesionales de la Enfermería y una administrativa, está coordinada por la doctora Marisa Miranda, y se integra en la Unidad de Medicina Interna que dirige Manuel Ollero.

MEDICIONES DE PARÁMETROS

Con motivo del Día Mundial de la Hipertensión, la firma Hartmann con el apoyo de la Fundación Española del Corazón ha iniciado una campaña de concienciación a la población española sobre los riesgos asociados a esta enfermedad. Bajo el lema Sigue el ritmo de tu salud, Hartmann viajará a Sevilla para ofrecer mediciones de los parámetros vitales y asesoramiento sobre cómo adoptar un estilo de vida saludable. La iniciativa tendrá lugar este sábado en la plaza de la Encarnación y el domingo en la Puerta de Jerez, en ambas jornadas de 10.00 a 20.00 horas.

Personal sanitario llevará a cabo mediciones de parámetros vitales (presión arterial, detección de posibles fibrilaciones arteriales, peso ideal, índice metabólico activo, porcentaje de masa muscular y de grasa corporal y temperatura, entre otros) y darán consejos para mejorar la salud sobre tres pilares: alimentación, monitorización y ejercicio.


Versión impresa y hemeroteca de El Correo
  • 1
Entrevistas - Personajes por Andalucía
Todos los vídeos de Semana Santa 2016