domingo, 14 julio 2019
15:07
, última actualización

El viaje a medida: un lujo al cuadrado

Pasar el puente de diciembre en India con Carlos Telmo, última apuesta especial de la agencia Nuba, referente del turismo a cualquier parte del mundo y adaptado al cliente

03 oct 2016 / 08:20 h - Actualizado: 04 oct 2016 / 08:52 h.
  • La visita al Taj Mahal, en la ciudad india de Agra, es uno de los platos fuertes del viaje que la agencia Nuba ha preparado para el puente de diciembre. / El Correo
    La visita al Taj Mahal, en la ciudad india de Agra, es uno de los platos fuertes del viaje que la agencia Nuba ha preparado para el puente de diciembre. / El Correo

Asfixiados como estamos –la mayoría– en la implacable vorágine del mundo laboral, abunda la idea de que el mero hecho de viajar es un lujo. Y es cierto. Pero incluso en eso hay niveles.

En el más alto, el de la exclusividad, están las propuestas de Nuba, sinónimo de viaje de calidad en Sevilla. Que no están al alcance de cualquiera es cierto; que cualquiera desearía tenerlas a su alcance, pues también.

«Somos una agencia distinta en el sentido de que hacemos viajes a medida. Yo no he hecho dos viajes iguales», explica Pilar Guijarro, directora de la oficina de la agencia de viajes Nuba en Sevilla.

Con reminiscencias africanas desde el nombre mismo de la agencia –Nuba es la denominación de una tribu de Sudán–, han abierto el abanico hasta ofrecer viajes por todo el mundo, y siempre buscando un toque de distinción. «Todo es en privado, sean dos viajeros o sean siete. El guía los recoge y todo es en privado», insiste, y apunta las ventajas que esta manera de viajar conlleva. «Facilita mucho la optimización del tiempo en destino. Tú decides si te quieres parar a hacerte 30 fotos o estás harto y te quieres ir ya», y cualquiera que haya viajado en grupo valora lo que esto significa. Y una última puntualización: «Nuestros guías son siempre en español, salvo casos muy puntuales, como Botsuana», donde son los propios lodge, «que son pequeñitos y están en mitad del Okavango», los que organizan las excursiones.

Aunque no tienen un catálogo de viajes cerrados, sí se atreven a hacer estimaciones de precios. De manera orientativa y con muchas prevenciones por aquello de que cada viaje se diseña a medida, Pilar Guijarro cuantifica en 5.000 euros por persona su «ticket medio». «Pero claro, varía muchísimo. La duración media de nuestros viajes oscila entre nueve y once días», apunta.

¿Mucho dinero? Pues depende, básicamente, de dos cuestiones. Una: de lo mullida que el cliente tenga la cartera. Y dos: de cómo se valoren los servicios que ofrece la agencia.

Porque buena parte de la labor de quienes trabajan en Nuba consiste en detectar las preferencias de sus clientes: «Creo que el cliente enseguida detecta que nosotros tenemos un conocimiento del destino muy alto y se dejan asesorar, que para eso vienen aquí. La gente entra y entiende que no es una agencia al uso». Entran, explica Pilar Guijarro, no porque ofrezcan mejores hoteles, por ejemplo, sino en busca de asesoramiento, «y nosotros se lo explicamos todo: tenemos un soporte informático que ayuda a que la gente vea las cosas y hay veces que vienen con una idea y salen con otra. Ésa es labor nuestra, asesorar y vender, una palabra que está muy mal vista, pero todos somos vendedores. Tenemos que tener un espíritu vendedor dentro, y en ese sentido tenemos claro que somos asesores».

Justo ahora andan recomendando un viaje especial. Aprovechando el puente de diciembre –del 3 al 11 de diciembre–, han ideado «un puente de diciembre con Carlos Telmo –el conocido relaciones públicas sevillano–. Es un viaje en grupo para 12 viajeros, superexclusivo y con hoteles maravillosos», resume. El precio es de 3.498 euros por persona con los vuelos internacionales incluidos.

Entre otras «experiencias», en Nuba prometen descubrir los bazares en la vieja Delhi en rickshaw; experimentar la auténtica cocina pan-india; disfrutar del atardecer frente al Taj Mahal; visitar a la casa de Beneficencia de santa Teresa de Calculta; hacer un safari al atardecer en elefante y cenar en un campamento entre antorchas y, por último, descansar en antiguos palacios reconvertidos en hoteles de lujo.

Sobre el perfil de los viajeros más habituales, Guijarro apunta que «las familias son una tendencia importantísima». «Hemos tenido novios, no dejamos de tenerlos, porque para la luna de miel tienen un presupuesto mayor y buscan algo especial. Pero en temas de familias, aniversarios de boda y cosas así, que se quieren llevar a toda la familia, hay crecimiento».

Como en Nuba emplean tiempo en la preparación de cada viaje, entrevista personal incluida, es buen momento para empezar a pensar en la Navidad. La propia agencia planea una opción para acabar bien el año: «Laponia, exclusiva y en privado». Un viaje pensado para familias con el aliciente de conocer a Papá Noel «en privado y en su propia casa», además de dormir en «acogedoras y exclusivas» cabañas de madera, contar con servicio de chef privado, pasear en trineo de renos y de huskies por el Ártico Polar y realizar safaris en moto de nieve.

El aventurero británico del siglo XIX Sir Richard Burton dejó escrito un proverbio de las tribus de las míticas Tierras de la Luna africanas: «Quien ha visto el mundo no puede ser tonto». Mejor dejarlo ahí.

Más de 20 años de experiencia

Nuba es una empresa española que abrió sus puertas hace casi 22 años y cuya central está en Madrid. Dispone de oficinas en otras grandes capitales españolas como Barcelona, Valencia, Bilbao y, desde este mismo año, Málaga. Alguna de ellas funciona como franquicia, aunque la oficina sevillana es parte de la central. «Para nosotros es importante», explica su directora, Pilar Guijarro, por el respaldo que supone. La oficina hispalense nació como franquicia en 2011, pero la central la absorbió en 2014.


Todos los vídeos de Semana Santa 2016