domingo, 23 junio 2019
11:08
, última actualización

El viernes se salda con 200 actuaciones en las zonas de ocio nocturno y botellona

El dispositivo policial se ha centrado en Nervión, donde se ha precintado de nuevo la discoteca Valmont, Casco Antiguo, Triana y Sur

11 nov 2017 / 11:58 h - Actualizado: 11 nov 2017 / 12:55 h.
  • Policía Local durante la actuación en la Alameda. / Emergencias Sevilla
    Policía Local durante la actuación en la Alameda. / Emergencias Sevilla

La Policía Local de Sevilla ha activado de nuevo este fin de semana un dispositivo especial para controlar el fenómeno de la botellona y otras formas de ocio en la vía pública que puedan alterar la convivencia en la ciudad. Este dispositivo especial se ha centrado en Nervión, Casco Antiguo, Triana y Sur con inspecciones de establecimientos y 200 actuaciones relacionadas con el consumo de alcohol en la vía pública.

Así, el dispositivo especial ha tenido como principal objetivo controlar las concentraciones de personas que de forma espontánea se agrupan en determinados lugares para consumir bebidas alcohólicas. En esta tarea, la Policía Local, que actuó disolviendo los grupos de personas que consumían en la vía pública ha contado con el apoyo de varias dotaciones de Lipasam que han intervenido para restaurar la situación habitual de los espacios públicos.

El despliegue policial se ha llevado a cabo desde primeras horas de la noche en zonas como la Alameda, Alfalfa, Alfredo Kraus, Triana, Sur, Arenal, Colón, Nervión, entre otras. El principal cometido de este operativo especial es disuasorio y preventivo, evitando la permanencia de personas en la vía pública para evitar que puedan alterar la convivencia durante la noche. A pesar de este objetivo disuasorio, se formularon un total de 188 denuncias por consumo en la vía pública y la consiguiente intervención de los efectos; 18 denuncias de tráfico, dos actas de aprehensión de estupefacientes y tres atestados por distinto motivo.

Al mismo tiempo, efectivos de la Policía Local adscritos a la Unidad Línea Verde, especializada en el control de establecimientos, procedió a la clausura de la discoteca Valmont, en el Distrito Nervión. Este establecimiento ya fue desalojado el pasado día 1 de noviembre durante una fiesta de Halloween, por superar con creces el aforo máximo permitido. En esta ocasión, además de comprobar que el limitador de sonido no se activaba correctamente, se detectaron varias infracciones que obligaron a clausurar el establecimiento como el bloqueo de una de las salidas de emergencias, el acceso dificultoso debido a unas obras y la presencia de extintores por el suelo, de los que no se acreditaba su revisión así como de cableado suelto.

También se procedió a la inspección de la Sala Cosmos, también en el Distrito Nervión, que, aunque presentaba la documentación en regla, fue denunciada por tener un sistema de videovigilancia orientado a la vía pública sin la correspondiente autorización.

Estas actuaciones se desarrollaron en el marco de las inspecciones de 23 actividades en las que se formularon 14 denuncias por diversas infracciones. Respecto a los establecimientos del Paseo Colón, tras llevar a cabo las correspondientes inspecciones, se comprobó que se cumplía el horario de cierre y que se controlaba el aforo máximo. También se comprobó que el mobiliario instalado de forma irregular había sido retirado pero que las estructuras metálicas aún permanecen en el lugar. Además, se les requirió para retirar los residuos de la zona de espacio público ocupada, ya que esta circunstancia genera una carga adicional de trabajo para los servicios de limpieza municipales.

El Centro de Control de la Policía Local ha gestionado la pasada noche un total de 97 incidentes por llamadas de vecinos. De estas 24 fueron por presencia de personas en la vía pública consumiendo bebidas. Otras 21 por molestias ocasionadas por ruidos entre vecinos. En todos los casos se les encomendaron patrullas para la resolución del problema en el lugar.

INTERCEPTADA UNA CONDUCTORA EBRIA QUE SE DIO A LA FUGA TRAS COLISIONAR CON UN COCHE POLICIAL CAMUFLADO

Por otra parte, una conductora que duplicó la tasa máxima de alcoholemia, fue interceptada tras darse a la fuga tras colisionar con un vehículo camuflado de la Policía Local que se encontraba en la Plaza del Duque. Desde este lugar, trató de evitar la actuación policial dándose a la fuga por la zona centro y rebasando semáforos en rojo hasta la zona de la Macarena.

En diferentes puntos de la ciudad se han activado controles de alcoholemia y de consumo de drogas como medida de prevención de accidentes de tráfico. Durante la pasada noche, seis conductores dieron positivo en la prueba de alcoholemia.


Todos los vídeos de Semana Santa 2016