jueves, 15 noviembre 2018
06:46
, última actualización

Espadas colocará casas prefabricadas para estudiantes en el Polígono Norte

Están destinadas a los universitarios de Cartuja. La idea municipal es atraer nuevos colectivos a la zona para acabar con la idea de la exclusión social

28 ene 2016 / 22:01 h - Actualizado: 29 ene 2016 / 10:02 h.
  • Los estudiantes de la zona de la Cartuja son los destinatarios de este proyecto piloto. / José Luis Montero
    Los estudiantes de la zona de la Cartuja son los destinatarios de este proyecto piloto. / José Luis Montero

Casas prefabricadas. Este es el reclamo que va a emplear el Ayuntamiento de Sevilla para atraer a la zona norte de la ciudad profesorado y alumnado universitario con la idea de diversificar el perfil demográfico de estos barrios.

Se trata de un programa piloto que aspira a 225.000 euros de financiación de la Unión Europea dentro de la actual convocatoria del programa Estrategias de Desarrollo Urbano Sostenible Integrado (DUSI), incluido en los conocidos fondos Feder.

El proyecto trata de aprovechar la cercanía del barrio con la Cartuja, con el que actualmente el contacto es mínimo. En este caso estudiantes de las facultades de Cartuja o Medicina, que se encuentren en la zona de la Macarena, así como el profesorado de estos centros, serían los que podrían estar interesados en estas viviendas.

El objetivo es crear barrios heterogéneos incentivando el establecimiento de nuevos colectivos en una zona marcada por el envejecimiento de la población, inmigrantes con escasos recursos y personas en riesgo o en exclusión social. La idea pasa por trabajar en distintos puntos en toda la zona norte de la ciudad (Polígono Norte, San Jerónimo, La Bachillera, Vacie...) que concentran varias Zonas con Necesidades de Transformación Social con distintos proyectos para lograr su regeneración.

El alcalde, Juan Espadas, apuesta por crear lo que en el proyecto presentado a Europa se denomina «viviendas o alojamientos flexibles mediante módulos a elegir», es decir, una especie de casas prefabricadas, que ofrecen posibilidades de acabados en interior y exterior. Se trataría de viviendas fácilmente transportables de fácil y rápido montaje y desmontaje, que se puedan reutilizar en distintas ubicaciones sin dejar impacto en el paisaje ni generar residuos en ninguna de las fases.

Además, se trata de viviendas de bajo coste tanto por la rapidez del montaje como por la mínima mano de obra que se requiere. De esta manera, además, el Consistorio considera que se podrá tener un control del precio en cuanto a que se trata de un presupuesto cerrado y conocido por tanto antes de la ejecución de las viviendas.

El proyecto, que tiene un plazo de ejecución de dos años (22.500 euros se invertirían este año y 202.500 euros en 2017), busca también la eficiencia energética. Tanto en la producción (con un sistema modular estandarizado, escasa producción de residuos, utilización de materiales ecológicos y reciclados) así como en la minimización de la producción de residuos durante el montaje o el uso de instalaciones eficientes y sostenibles (placas solares, fotovoltaicas, reutilización de aguas...).

Con esta experiencia piloto el Ayuntamiento hispalense quiere sentar las bases para su adopción posterior, en caso de aceptación y tras valorar el impacto económico y ambiental real, a mayor escala tanto en la zona norte como en otras áreas de Sevilla.


Todos los vídeos de Semana Santa 2016