jueves, 20 septiembre 2018
00:55
, última actualización
Urbanismo

Frenazo al plan de Espadas para la agilización de licencias en Urbanismo

La oposición tumba la propuesta del gobierno local para integrar la Gerencia y Medio Ambiente

21 mar 2018 / 22:34 h - Actualizado: 21 mar 2018 / 22:48 h.
  • El alcalde de Sevilla, Juan Espadas, y el delegado de Hábitat Urbano, Antonio Muñoz. / Manuel Gómez
    El alcalde de Sevilla, Juan Espadas, y el delegado de Hábitat Urbano, Antonio Muñoz. / Manuel Gómez

La fusión de Urbanismo y Medio Ambiente, que estaba llamada a agilizar la concesión de licencias en la ciudad, queda en stand by. La oposición en bloque tumbó ayer la propuesta presentada por el gobierno local para dotar de unos nuevos estatutos a la Gerencia en los que se iniciaba el proceso de integración del servicio de Medio Ambiente. La propuesta suponía un refuerzo de los servicios de Urbanismo, incrementando sus competencias y favoreciendo la incorporación a su plantilla de personal procedente de Medio Ambiente de acuerdo con una nueva Relación de Puestos de Trabajo (RPT), que se debía negociar con posterioridad.

La integración de ambos servicios, que lleva años rondando a los distintos alcaldes que han pasado por Plaza Nueva, fue aprobada por unanimidad en el pleno a propuesta de Ciudadanos hace casi un año. Además, como recuerda un ofuscado delegado de Hábitat Urbano, Cultura y Turismo, Antonio Muñoz, fue objeto de reclamación unánime por parte del Consejo Económico y Social de Sevilla cuando se aprobó la nueva ordenanza reguladora de obras y actividades (OROA) así como colegios profesionales como arquitectos, ingenieros... «tengo mucha curiosidad por saber qué van a decir de esta decisión» que han tomado los partidos de la oposición porque «el gobierno ha sido coherente». El responsable de Urbanismo considera la postura del resto de formaciones un «contrasentido» pues se vota en contra de lo que se aprobó por unanimidad. Muñoz insistió en que la medida «no es capricho, es un tema estratégico de ciudad. Hay muchos ciudadanos que en el día a día, a la hora de abrir un negocio se ven sometidos a un largo camino a la hora de obtener licencias. Por eso resulta extraño que se antepongan otros intereses al general». El trámite que se iba a realizar ayer «era sólo el primer paso de un largo proceso» en el que no se paralizaban las negociaciones y conversaciones con los representantes de los trabajadores y con los grupos políticos, insistió Muñoz claramente molesto.

El delegado criticó de manera especialmente dura al PP, «que inició tímidamente los pasos para esta modificación», y a Ciudadanos, «promotores de la moción aprobada sobre la que votan en contra». Según explicó, desde el 23 de febrero los grupos políticos y las secciones sindicales cuentan con la propuesta de estatutos que fue remitida también a la secretaría y la intervención. «En todo este tiempo no han presentado ni una propuesta ni una corrección ni han dicho absolutamente nada lo cual demuestra que sólo han intentado paralizar el proceso que ellos mismos vienen reclamando obviando el interés general», dijo Muñoz, quien aseguró que se han introducido modificaciones a petición de los sindicatos.

La oposición pide tiempo

Los partidos de la oposición, que solicitaron la retirada del punto del orden del día, explicaron sus posturas, que principalmente se basan en más información, más tiempo y más negociación.

El PP consideró «realmente incomprensible» que se presente la propuesta «sin consenso alguno con empleados, sindicatos ni grupos de la oposición. Una modificación tan importante debe ofrecer más garantías y elaborarse con seriedad y responsabilidad». La portavoz adjunta de los populares, María del Mar Sánchez Estrella, mostró su apoyo «a cualquier proceso de renovación y mejora de un servicio» pero aseguró que el documento enviado por el gobierno local no contaba con el informe de la secretaría general, ni de la intervención municipal y que el expediente final «había cambiado sustancialmente del enviado».

Por su parte, el portavoz de Cs, Javier Millán, también se quejó de que el texto se había modificado «a veinticuatro horas de la votación» algo que consideró «empezar la casa por el tejado y sin dejar claro el proceso de integración ni su viabilidad». Por ello, Millán, que mostró su apoyo a la operación, reclamó que se traduzca en «un documento serio y riguroso».

IU tildó lo sucedido de «batacazo» y consideró «muy fuerte» que, a estas alturas del mandato, el PSOE «siga sin asumir que gobierna en minoría» y se empecine en sacar adelante sus políticas «sin contar con los demás». Su portavoz, Daniel González Rojas, aseguró «ha habido tiempo de sobra para hablar con los grupos y traer una propuesta consensuada, pero no han hecho nada».

Finalmente, la portavoz de Participa Sevilla, Susana Serrano, criticó que la medida se ha realizado «de forma acelerada y chapucera». La responsable de la formación verde y morada centró sus exigencias en los trabajadores e insistió en que no se puede «trasladar el atasco de Medio Ambiente a Urbanismo con menos personal, porque entonces agravaremos el problema actual».


Versión impresa y hemeroteca de El Correo
  • 1
Entrevistas - Personajes por Andalucía
Todos los vídeos de Semana Santa 2016