martes, 17 julio 2018
14:24
, última actualización
Turismo

Frente común contra los pisos turísticos ilegales

El Ayuntamiento se suma a Barcelona y Santiago de Compostela para poner en marcha una campaña de concienciación dirigida a turistas y arrendatarios

05 jul 2018 / 21:28 h - Actualizado: 05 jul 2018 / 22:35 h.
  • El Ayuntamiento de Sevilla comienza una campaña de concienciación para frenar el crecimiento de los pisos turísticos ilegales. / Jesús Barrera
    El Ayuntamiento de Sevilla comienza una campaña de concienciación para frenar el crecimiento de los pisos turísticos ilegales. / Jesús Barrera
  • Muñoz y responsables de turismo de Barcelona y Santiago de Compostela. / E.C.
    Muñoz y responsables de turismo de Barcelona y Santiago de Compostela. / E.C.

La batalla para poner freno al fenómeno de los pisos turísticos ilegales abre un nuevo capítulo: el Ayuntamiento quiere ir a la raíz del problema y concienciar a los turistas que alquilan estas viviendas y a quienes arriendan sus casas de manera irregular. Pero en este empeño no está solo, se ha unido a los consistorios de Barcelona y Santiago de Compostela para poner en marcha la campaña #fairtourism, que se presentó ayer en la ciudad Condal con una acción de street marketing y que llegará hoy a la plaza de San Francisco.

«Sevilla no tiene el problema en los niveles de otras ciudades», dijo el delegado de Hábitat Urbano, Cultura y Turismo, Antonio Muñoz, quien destacó que el momento dulce turísticamente hablando que vive Sevilla, «con unos datos extraordinarios, aumento de pernoctaciones, conexiones internacionales...», vienen acompañados de «la espada de Damocles con el crecimiento indiscriminado de los pisos turísticos ilegales en la ciudad». Por ello, «aunque el fenómeno aún no se ha extendido de manera considerable» como sucede en otros puntos de España, «mal lo estaríamos haciendo si permanecemos impasibles. Sin alarmismos pero tenemos que mirar a lo que puede pasar a medio plazo y establecer medidas preventivas».

Muñoz puso de relieve las acciones que se están llevando a cabo en la ciudad como un diagnóstico para saber la dimensión del problema, la mesa para la lucha contra la oferta alegal de pisos turísticos –en funcionamiento desde hace cinco años–, o el decreto autonómico que regula este fenómeno. «Pero tenemos que dar más pasos para evitar que siga creciendo, fomentando una mayor participación e implicación ciudadana y alcanzando mayores niveles de sensibilización y concienciación tanto de los visitantes como de los residentes en la ciudad».

Por ello, estas tres administraciones locales fijan ahora su atención por igual en los turistas, para que a la hora de reservar un piso turístico se cercioren de que el apartamento está en el registro correspondiente, y en los dueños de inmuebles que piensan ponerlos en alquiler para que no los ofrezcan de forma irregular. La campaña a tres arrancó en Barcelona, quizá de las tres ciudades la que sufre con mayor dureza la presión turística y donde este tipo de negocio se deja notar más. A partir de ahora se desarrollarán acciones similares para llamar la atención de los visitantes y los residentes sobre el problema de contar con un alto porcentaje de viviendas que se alquilan ilegalmente. Para ello, se lanzará una campaña en redes sociales además de contar con información en los puntos de difusión turística de la ciudad así como en la web municipal y en la de Turismo de la ciudad.

A esto, se le sumará la puesta en marcha de una web específica donde se podrá consultar la normativa vigente en la capital hispalense sobre las viviendas turísticas en la que, además, los vecinos de Sevilla podrán remitir quejas o sugerencias en relación con los pisos que se alquilen de forma ilegal. Este buzón será coordinado por el Consorcio de Turismo, desde el que se remitirán las distintas incidencias a los servicios o administraciones correspondientes según la problemática a solventar. Esta medida responde a una de las acciones a adoptar por el gobierno municipal tras su aprobación en el pleno el pasado mes de marzo de 2017, a instancias de IU, y se basan en las experiencias que se han puesto ya en marcha con éxito en otras ciudades españolas basadas en tres pilares: el control de las viviendas, la modificación de la normativa urbanística, «que debe adaptarse a la nueva realidad», y en la aplicación de medidas fiscales.

De hecho, para acercar la norma al momento actual, el Ayuntamiento está preparando una nueva ordenanza específica para regular la apertura de estos pisos turísticos con idea de limitarlos de alguna forma en las zonas donde más concentración de ellos hay –el área norte del casco histórico– así como una modificación puntual del PGOU. Ambos procesos están actualmente siendo sometidos a la participación ciudadana en la web Decide Sevilla.

Cada vez más pisos registrados

La ciudad de Sevilla cuenta con una oferta que ronda los 8.000 pisos turísticos, según los datos con los que trabaja el gobierno local, que en los últimos años no ha detectado un crecimiento del volumen de inmuebles, pues la oferta de los portales especializados se mantiene en los mismos términos, pero sí un aumento de la cantidad de estas viviendas que llegan a regularizarse. Así, en junio de 2017 el número de domicilios que se destinaban al alquiler turístico inscritos en el registro de la Junta de Andalucía era 2.091. Sin embargo, actualmente esta cifra se ha elevado y ya roza las 3.700 viviendas (3.696).


Versión impresa y hemeroteca de El Correo
  • 1
Entrevistas - Personajes por Andalucía
Todos los vídeos de Semana Santa 2016