lunes, 24 julio 2017
18:23
, última actualización
Barrios

«Hemos gastado 14.400 euros en poda de palmeras en los últimos seis años»

Los vecinos de Parque Norte exigen la entrada de los servicios públicos de Parques y Jardines y Lipasam como «un barrio más» de la ciudad.

19 jun 2017 / 08:22 h - Actualizado: 18 jun 2017 / 22:10 h.
  • Está pendiente el arreglo de la zona infantil y la desratización. / Fotos: El Correo TV
    Está pendiente el arreglo de la zona infantil y la desratización. / Fotos: El Correo TV
  • «Hemos gastado 14.400 euros en poda de palmeras en los últimos seis años»
  • «Hemos gastado 14.400 euros en poda de palmeras en los últimos seis años»

«Aislados, ignorados, invisibles...» Así se sienten los vecinos de Parque Norte, en los confines del distrito Macarena junto a la SE-30. El cerramiento del barrio que realizaron hace unos años por seguridad, «con ayuda del Ayuntamiento que encargó el vallado a una escuela taller», ha terminado convirtiéndose en su peor enemigo. Al menos de cara a la administración local, que en los últimos seis años se ha aferrado a estos barrotes para dejar de prestar servicios municipales en la zona, limitándose actualmente sólo al mantenimiento del alumbrado público y una zona infantil. Por lo demás, limpieza, poda de árboles o cualquier otro arreglo, corre a cuenta del residente. «Parque y Jardines lleva seis años sin entrar. A una media de 2.400 euros por año, hemos gastado 14.400 euros en poda de palmeras en todo este tiempo», lamenta Rafael Infantes, miembro histórico de la Intercomunidad de Propietarios Parque Norte con representación en la junta municipal del distrito.

La presidenta vecinal, María José Sevilla, no entiende cómo con Monteseirín —que ya se contaba con vallas– se actuaba en los árboles, y a partir de Zoido y ahora con Espadas, no se hace nada porque dicen que es zona privada. «No somos un barrio privado. No se nos puede tratar como barrio exclusivo porque somos simples trabajadores. Me gustaría saber cuándo, cómo y por qué se toma esa decisión de que Parque Norte y otras zonas de la Macarena son privadas, limitando el uso de servicios públicos, como un barrio más. Que aquí también pagamos impuestos».

En este sentido, los residentes recuerdan un documento de Urbanismo en el que reza que la calle Bahía de Cádiz es «pública» y Cabo de Gata, «privada de uso público» como vía de paso hacia otras barriadas. De hecho, indican que la cancela de entrada «siempre está abierta» y que «hay vecinos de otros barrios que tienen los mandos [por las llaves]», lo que a diario ocasiona que circulen demasiados vehículos y aparquen en doble fila. Pese a las advertencias de carteles que han colgado, este estacionamiento indebido está causando problemas y la Policía, según denuncian los vecinos, no llega. «Hemos tenido que poner maceteros para que no taponen las salidas y las rampas de minusválidos», aclara Carmen Gutiérrez, tesorera de la entidad, que ha asegurado que Movilidad les ha respondido que los residentes den una solución.

Los vecinos proponen que «se busque una fórmula» para conseguir que «entren los servicios de Parques y Jardines y de Lipasam».


  • 1
Todos los vídeos de Semana Santa 2016