jueves, 15 noviembre 2018
14:54
, última actualización
La comisaría del Polígono Sur

Interior saca a licitación las obras de la comisaría del Distrito Sur

Se levantará fuera del Polígono Sur en un plazo de 18 meses y con un presupuesto de 4,5 millones

06 mar 2018 / 09:58 h - Actualizado: 07 mar 2018 / 08:19 h.
  • Recreación de la futura comisaría.
    Recreación de la futura comisaría.
  • Rueda de prensa ofrecida por el delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz.
    Rueda de prensa ofrecida por el delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz.

Las esperanzas del Polígono Sur de contar con una comisaría en su barrio se fueron este martes al traste, con la publicación en el Boletín Oficial del Estado de la licitación de las obras para construir este inmueble en el solar de la calle Rafael Martínez Domínguez, antigua Manuel Laffón, fuera del Polígono Sur. Así, lo confirmó además el delegado del Gobierno, Antonio Sanz, que presentó en rueda de prensa el proyecto, dando por zanjado «el debate» de la ubicación. «Se ha decidido por criterios policiales, dejando a un lado criterios políticos y de otra índole», señaló Sanz sin hacer alusión directa a los compromisos adquiridos en el Plan Integral del Polígono Sur y a las reivindicaciones de vecinos y la comisionada. Y eso que el propio Ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, se comprometió con el barrio en 2014, siendo alcalde.

Tal y como recoge el BOE, el delegado del Gobierno indicó que los trabajos tienen un plazo de ejecución de 18 meses y cuentan con un presupuesto de 4,5 millones de euros, aunque podría ascender a los 5,2 millones de euros. La previsión que realiza el Ministerio del Interior es que para septiembre de este año se pueda comenzar con los trabajos, por lo que en el primer trimestre de 2020 estaría ya funcionando. «El 25 de abril es la apertura de las ofertas, por lo que estimamos que para junio se pueda firmar el inicio del contrato», señaló el secretario general de la Gerencia de Infraestructuras del Ministerio del Interior, Gabriel Hurtado, que estima que tras el verano se iniciarán las obras y que 18 meses después, «se podrá contar con la nueva comisaría».

El departamento que dirige Zoido cumple así como una vieja reivindicación de la zona, y en este sentido Sanz indicó que con esta inversión se cumple «el convenio firmado en 2005, hace trece años». «Es un día importante, porque significa avanzar y mejorar las condiciones de trabajo de la Policía Nacional. Pero también va a permitir prestar un mejor servicio a los ciudadanos». No obstante, este anuncio tumba las reclamaciones vecinales y de la comisionada, que siempre defendió que la comisaría es «una herramienta» fundamental para la normalización de la zona y que así «viene recogido en el plan integral» en el capítulo de Seguridad Ciudadana. El propio Zoido se comprometió el 3 de diciembre de 2014 en su etapa de alcalde a dar «celeridad» al proyecto en la parcela de la calle Padre Juan Sebastián Bandarán, en pleno Polígono Sur. Pero ahora Sanz, como ya adelantó en enero de 2017 cuando anunció el cambio, dice que no reune las características técnicas y policiales necesarias. «Debemos dejar a los expertos que decidan qué es lo mejor para la seguridad y dejar otros intereses», zanjó Sanz. «Nuestra obligación es proteger a los 120.000 vecinos del Distrito Sur y esta era la mejor opción». Sanz enumeró los 16 barrios de la zona que se van a ver beneficiados por esta infraestructura, que «da una cobertura que va mucho más allá del debate que se ha querido contar».

Por su parte, el comisario central de Seguridad Ciudadana y Coordinación, José Antonio de la Rosa, insistió en esta misma idea, recordando que en esta zona de la ciudad se mueve a diario «una importante población flotante» debido a la existencia de varios centros hospitalarios. Además, dijo que la actual sede de la comisaría es un local en Bami que está a solo «600 o 700 metros de donde se ubicará la nueva» por lo que «para los vecinos no será un trastorno el cambio de ubicación», añadiendo que la accesibilidad en transporte público es mucho mejor en este solar. De la Rosa, que estuvo al frente de la Policía Nacional en Andalucía Occidental hasta que Zoido lo fichó para su ministerio, dijo que este emplazamiento también permite más «operatividad» policial», entre otras cosas porque permite enlazar con comunicaciones que va a permitir, «por ejemplo, que los operativos puedan acudir con rapidez a zonas como Reina Mercedes, donde hay muchos estudiantes y comercios». El responsable policial quiso también desligar la seguridad en el Polígono Sur con la presencia física de una comisaría, como argumentan los vecinos y la comisionada. «No es una cuestión de una infraestructura», dijo tras recordar que la presencia en este barrio es constante «los 365 días del año» y que precisamente los agentes desplazados hasta allí «no están coordinados por la comisaría del Distrito Sur», sino que pertenecen a dispositivos especiales. «La seguridad subjetiva está ligada a otros elementos», sentenció.

Sanz apostilló que precisamente «cada quince días» hay reuniones operativas de las diferentes administraciones para evaluar el tema de la seguridad en el Polígono Sur. «Es enormemente simplista decir que la seguridad responde a una actuación concreta, cuando en la zona actúan operativos distintos», añadió.

Asimismo, el secretario general de la Gerencia de Infraestructuras del Ministerio del Interior, Gabriel Hurtado, explicó que la parcela que proponía la Comisionada es propiedad de Fomento, «y habría que ver si podría prescindir de ella, y si es así se abre un proceso largo, complejo y de final incierto». Además, destacó que el solar en el que se va a levantar tiene «mejor configuración» y que llevarla al Polígono Sur implicaría un cambio en el proyecto, «lo que supone mayor tiempo» en la tramitación y un sobrecoste en la inversión de «más de 200.000 euros».

La finca sobre la que se va a construir tiene una superficie de 1.928 metros cuadrados con una edificabilidad de algo más de 3.000 metros. El edificio, que Sanz calificó de «moderno y accesible», tendrá tres plantas, una de ellas en el sótano, donde se ubicarán los calabozos, el garaje con capacidad para 25 vehículos policiales, dos motos y el furgón de detenidos. En la primera planta, se ubicarán las dependencias de atención al público, entre ellas la oficina para expedir el DNI y el pasaporte y una zona operativa para la Policía Judicial y dos grupos de Seguridad Ciudadana. La segunda planta se destinará al área administrativa y a la jefatura de la Comisaría.

En cuanto al presupuesto, el delegado del Gobierno destacó que «la inversión no está vinculada a los Presupuestos Generales del Estado», sino a la Gerencia de Infraestructuras y Equipamiento de la Seguridad del Estado. «Por eso nunca hubo problemas presupuestarios y esto ahora es una realidad», añadió. De hecho explicó que el proyecto cuenta con una dotación inicial de 4,5 millones de euros para las obras, aunque el proyecto se puede elevar hasta los 5,2 millones si se incluyen otros aspectos como la redacción del proyecto, su actualización, es estudio geotécnico o la certificación final.

Por último Sanz agradeció a Zoido, que en esta ocasión no vino a Sevilla a presentar el proyecto como hiciera con la nueva comisaría de Triana en la Torre Sevilla, su «empeño para que esto saliera adelante». Sanz recalcó la importancia de estas dos nuevas infraestructuras para Sevilla, mientras que De la Rosa incidió en que «la sede actual en Bami es un local adaptado que además requiere el pago de alquiler».


Todos los vídeos de Semana Santa 2016