viernes, 24 mayo 2019
21:46
, última actualización

IU propone limitar los alojamientos turísticos en las zonas saturadas

Distritos como Casco Antiguo o Macarena soportan una importante presión. El paquete de medidas incluye que vecinos o inquilinos ‘denuncien’ pisos ilegales

15 mar 2018 / 18:36 h - Actualizado: 15 mar 2018 / 21:59 h.
  • IU quiere plantear una serie de medidas para evitar la proliferación de alojamientos turísticos en la ciudad. / Jesús Barrera
    IU quiere plantear una serie de medidas para evitar la proliferación de alojamientos turísticos en la ciudad. / Jesús Barrera
  • El portavoz de IU, González Rojas, y el responsable de redes de activistas, Febrer.
    El portavoz de IU, González Rojas, y el responsable de redes de activistas, Febrer.

Tomar medidas contra la turistificación «antes de que este problema vaya a más y sea demasiado tarde para intervenir». Este es el objetivo que se ha marcado IU, que presentó ayer una batería de propuestas que planteará al Ayuntamiento para tratar de controlar el incremento de alojamientos turísticos, que ya suponen en distritos como el Casco Antiguo que dos de cada 10 viviendas estén destinadas a este negocio.

«Esto no es turismofobia ni pretendemos crear alarma alguna. Sevilla está lejos de la situación que se vive en otras ciudades, pero hay que empezar a ponerle coto para que no tenga impacto negativo», explicó el portavoz de IU, Daniel González Rojas, durante la presentación de las medidas, en la que estuvo acompañado por el responsable de redes de activistas de la formación de izquierdas, Raúl Febrer.

Las propuestas que pusieron sobre la mesa, ya que «el alcalde está desaparecido en combate», y que se basan en las experiencias que se han puesto ya en marcha con éxito en otras ciudades españolas, se centran en tres pilares: el control de las viviendas, la modificación de la normativa urbanística, «que debe adaptarse a la nueva realidad», y en la aplicación de medidas fiscales.

González Rojas plantea la necesidad de conocer a ciencia cierta la cantidad de alojamientos irregulares que hay en la ciudad. Para ello proponen que el registro de la Junta de Andalucía sea público y accesible. Aplicar la normativa de los pisos turísticos no solo a aquellos registrados sino también a los que aparecen en las plataformas de alquiler. Y es que, según los datos que baraja Emvisesa y de los que se valió el líder de IU, en la capital hispalense hay 9.179 viviendas no reguladas, el 86 por ciento del total. Para mejorar el control de estos pisos, la formación de izquierdas pone sobre la mesa la creación de una web en la que los sevillanos o los inquilinos de estos alojamientos puedan ver si los pisos son legales y, en caso contrario, denunciarlos para que posteriormente se compruebe si se trata de una vivienda incluida en los registros de la Junta de Andalucia. «Es necesario que aflore toda la oferta para poder regularla», explicó González Rojas, quien también consideró clave el aumento de medios a las inspecciones así como la colaboración con las plataformas digitales que ofertan estos alojamientos. «Es necesario poner coto» a la proliferación de estos pisos irregulares pues «fomentan la precariedad laboral» y la «competencia desleal» en el sector así como el encarecimiento del alquiler, especialmente en el centro de la ciudad, Triana o barrios cercanos a estas zonas, «lo que provoca que muchos residentes tengan que irse a vivir a la periferia», dijo.

En cuanto a la normativa, el portavoz de IU aseguró que «no puede darse una respuesta eficaz a un problema de 2018 con el PGOU de 2006 o las ordenanzas vigentes». Es necesario «innovar». Por ello, plantea el reconocimiento de un nuevo uso, el turístico, para poder posteriormente gravar la actividad, pues a estos negocios se le podría aplicar un IBI, tasas de basura o de agua diferenciados de las viviendas con uso residencial, para «que exista una compensación económica para la ciudad».

Pero sobre todo, en materia urbanística, y teniendo en cuenta la presión turística que soportan algunos distritos de la ciudad –en el Casco Antiguo roza el 20 por ciento–, IU propone la limitación de la apertura de alojamientos o del número de plazas. Una medida que no solo afectaría a los pisos turísticos sino también al sector hotelero. Para ello, se zonificaría la ciudad en función de la cantidad de negocios de este tipo que albergan. Así, por un lado estaría el centro, donde se impediría durante un periodo de tiempo más aperturas; en segundo lugar, Triana, donde se mantendrían las plazas existentes; y finalmente en Nervión, Macarena o Los Remedios se condicionaría nuevos establecimientos hasta que se alcancen unos límites. Éstos podrían ser por plantas, por superficie o por perímetros. Se trata, resumió, de unas medidas «encaminadas a lograr un turismo sostenible que permita la convivencia entre visitantes y vecinos», señaló González Rojas.

Todas estas propuestas serán ahora trasladadas al gobierno local al que además cuestionarán por los avances en esta materia así como exigirán la convocatoria de la mesa para la lucha contra la oferta ilegal, donde quieren que también estén presentes los vecinos y los partidos de la oposición. Finalmente, realizarán alegaciones al II plan turístico, propuestas para la futura agencia de turismo o enmiendas a las ordenanzas fiscales.


Todos los vídeos de Semana Santa 2016