martes, 18 junio 2019
21:02
, última actualización

Jesús Caballero: «Sevilla puede ser referencia mundial para los vuelos a la estratosfera»

No oculta su satisfacción por las cifras de un 2015 que confía en superar en 2016. Mientras se trabaja en nuevas conexiones, también se apuesta por mejorar el confort del aeropuerto y en subir una nota media que ahora ronda los 4 puntos sobre 5

06 feb 2016 / 21:39 h - Actualizado: 06 feb 2016 / 21:43 h.
  • El director del aeropuerto de Sevilla, Jesús Caballero. / Manuel Gómez
    El director del aeropuerto de Sevilla, Jesús Caballero. / Manuel Gómez

{Va camino de cumplir los tres años como director del aeropuerto de Sevilla, al que llegó en plena crisis a la baja de viajeros. Hoy el aeródromo ha remontado el vuelo, tanto que aspira (aunque sea difícil) a que 2016 sea el mejor año de su historia.

—¿Por qué considera que 2015 ha sido tan importante para el aeropuerto?

—Pues porque marca un punto de inflexión, no solo por la recuperación del tráfico (algo que se viene produciendo desde 2014), sino porque crecemos como lo queremos hacer: mejorando la conectividad, diversificando el número de compañías aéreas y aumentando el número de viajeros de conexiones internacionales, que antes de 2011 suponían solo el 30%. Eso hizo que con la crisis económica perdiéramos 1,2 millones de viajeros de 2011 a 2013, por lo que ahora hemos sentado las bases para conseguir que el 50% del tráfico sea extranjero y estamos a punto de conseguirlo. Estamos transformando como queríamos el aeropuerto para los próximos años.

—Con las buenas perspectivas, ¿2016 puede convertirse en el mejor año de la historia del aeropuerto de Sevilla?

—Es pronto para decirlo, porque no sabemos cómo va a ser la temporada de verano, aunque hay buenas señales: estamos en un ciclo económico alcista, hay un aumento de la ocupación de los vuelos... La verdad es que somos optimistas para 2016.

—¿Cuáles son los objetivos para lograrlo?

—El principal es incrementar la conectividad de Sevilla con todas las ciudades y países para los que hay demanda y nos interesa, si lo hacemos tendremos más posibilidades de crecimiento. Sevilla es una ciudad con muchísimo potencial para crecer a nivel nacional e internacional, pero para eso tenemos que conectarla de la mejor manera posible. Ya hemos aumentado la conexión con Madrid y Barcelona, y en el ámbito internacional con Londres, París, Fráncfort y Roma, lo que nos permite conectar por ejemplo con la parte asiática, China, Japón, Australia, una zona en la que Sevilla tiene mucha visibilidad. Así que ahora trabajamos para localizar de dónde viene la mayor fuente de pasajeros indirectos para hacer casos de negocio que presentamos a las compañías.

—¿Y cuál es esa mayor fuente de pasajeros indirectos?

—Llama la atención el mercado americano. A Sevilla el viajero indirecto que más viene es de Nueva York. Eso no significa que necesitemos una unión directa con Nueva York, porque al final lo importante es estar bien conectados con una sola parada y no más, y eso ya lo tenemos.

—¿Estambul sigue siendo el gran sueño?

—Trabajamos muy intensamente desde hace dos o tres años para tener un vuelo directo con Estambul, es verdad, porque además nos conecta con toda la zona asiática. Seguimos negociando.

—¿Cuántos posibles nuevos destinos tienen localizados?

—Estamos trabajando en unos 30 destinos internacionales nuevos para conectar con Sevilla. Nos interesan destinos que estén en un radio de vuelo de entre dos y cuatro horas desde Sevilla, así hemos localizado esas 30 ciudades con potencial, incluidas algunas a las que ya volamos.

—¿Qué interesa más, un viajero de negocios o turístico?

—Interesan los dos, pero el de negocios tiene un tiempo medio de estancia y un uso de la terminal distintos. Es por ejemplo usuario de la Sala VIP, que ya es una necesidad y por eso la abriremos en primavera.

—Entre las mejores no está la ampliación del aeropuerto ni mucho menos, ¿no?

—No, porque tenemos capacidad de sobra, para décadas, el año pasado tuvimos 4,3 millones de viajeros y el aeropuerto tiene capacidad para ocho millones, así que no es una prioridad como sí lo es materializar nuevos destinos para 2016 y 2017. En eso somos optimistas.

—Las líneas de bajo coste copan el 85% de los viajeros del aeropuerto de Sevilla, ¿eso es bueno o malo?

—Ahora mismo trabajamos con una veintena de compañías, y cuantas más mejor. Todas son bienvenidas, porque cada una tiene su mercado y te aporta algo de forma diferente. Ese 85% es una cifra media parecida a la de muchos aeropuertos, y lo cierto es que estas compañías están cambiando su modelo de negocio dando otros productos que les acercan a las de bandera, igual que estas toman medidas para abaratar los precios.

—Cuando oye decir a Juan Espadas que quiere que el aeropuerto de Málaga sea el de Sevilla, ¿se pone celoso?

—[Sonríe y se piensa la respuesta]. Aena tiene una gran red de aeropuertos que nos permite servir a distintas áreas de influencia, así que cuanto más sumemos mejor para todos.

—¿Qué le parece el proyecto de ofrecer vuelos a la estratosfera desde Sevilla?

—Estamos trabajando con el Ayuntamiento para ofrecer esta otra oferta, es una posibilidad interesante porque en España no hay ningún sitio que la ofrezca, lo que supone que es un reclamo y una atracción, es llamativo. Sevilla es un buen sitio por su geografía, por sus instalaciones y por la longitud de la pista, además de que no tiene un tráfico aéreo congestionado, así que podemos convertirnos en referencia mundial para este tipo de vuelos. ~


Todos los vídeos de Semana Santa 2016