martes, 17 septiembre 2019
21:13
, última actualización

La accesibilidad no es un juego

La Fundación Auxilia solicita más presencia de juegos infantiles adaptados en Sevilla. Ciudadanos incluye esta demanda en la negociación de presupuestos

Iñaki Alonso @alonsopons /
31 ene 2017 / 08:00 h - Actualizado: 31 ene 2017 / 08:33 h.
  • La Fundación Auxilia mostró recientemente a Ciudadanos los problemas que tenían los niños con diversidad funcional en los parques. / El Correo
    La Fundación Auxilia mostró recientemente a Ciudadanos los problemas que tenían los niños con diversidad funcional en los parques. / El Correo
  • Un modelo de parque infantil accesible e inclusivo a los pequeños. / El Correo
    Un modelo de parque infantil accesible e inclusivo a los pequeños. / El Correo

Las aulas se llenan de mensajes de integración, de que el niño, por tener una discapacidad, no implica que quede exento de ese placer de hacer amigos, jugar y disfrutar con ellos. Sin embargo, las máximas del colegio no siempre casan con la vida real. Tan fácil como ir a llevar a los niños al parque infantil. Columpios y toboganes que sirven para la mayoría, pero no para todos. La Fundación Auxilia (Asociación de Voluntariado para la Integración Cultural y Social de Personas con Discapacidad Física) está detrás de ese honroso propósito de que estos espacios de ocio, que se han popularizado en los últimos años, no se conviertan en espacios de exclusión.

«No hay nada tan inclusivo como los parques infantiles, donde se reúnen todos los niños y se relacionan», reivindica Ruth Roldán. Sin embargo y aunque hay avances en algunas ciudades, la mayoría carecen de balancines adaptados y de otros elementos que contribuyan el acceso universal de los niños con diversidad funcional, que optan al final por «quedarse en sus casas».

Sevilla no es una excepción y aunque la Fundación Auxilia tiene constancia de algún que otro juego adaptado, como marca la normativa, en la zona de Torreblanca, también saben que no abundan en el resto de una ciudad que cuenta con más de 350 áreas de juego. Roldán, consciente de que hay mucho que avanzar en materia de accesibilidad –y no sólo en juegos infantiles– no plantea una exigencia de poblar la capital de áreas adaptadas a las necesidades de todos. Se limita a solicitar que con los datos que dispone Educación, se elabore un mapa de necesidades de este tipo de juegos. «Para qué se va a adaptar una área infantil en un barrio que no hay nadie con diversidad funcional», aporta, con una lógica aplastante, esta representante de la Fundación Auxilia.

De momento, esta demanda se ha topado con la preocupación del grupo municipal de Ciudadanos. Su portavoz, Javier Millán, ya pidió en una moción en el pleno un plan de parques infantiles «accesibles e inclusivos para los niños de todos los distritos». Y, pasado el tiempo, también se ha incluido como una de las condiciones indispensable para el acuerdo de presupuestos: una partida de 400.000 euros para que se adapten al menos dos parques infantiles en cada distrito a lo largo de 2017. También solicitan que se priorice en las grandes centros de reunión, es decir, los parques con mayor extensión y afluencia, caso del de María Luisa, el Prado de San Sebastián, el Parque de Miraflores y el Parque de los Príncipes.

La reclamación llega después de que la formación naranja haya constatado, según Millán, «la existencia de bordes en los perímetros que hacen imposible el acceso a las zonas de juego, en las que además no existen superficies de amortiguación y hay una carencia real de elementos accesibles como rampas o juegos adaptados».


Todos los vídeos de Semana Santa 2016