domingo, 21 abril 2019
21:59
, última actualización

La Catedral de Sevilla dispone del más alto grado de seguridad

Se suma al dolor de los franceses por la pérdida irreparable de tan magna joya del patrimonio mundial y signo vivo de la Fe Cristiana.

16 abr 2019 / 15:23 h - Actualizado: 16 abr 2019 / 15:40 h.
  • La Catedral de Sevilla dispone del más alto grado de seguridad

El Cabildo de la Catedral de Sevilla informa en un comunicado que el terrible incendio en la Catedral de Nôtre Dáme de Paris en el día de ayer, nos pone a todos ante la necesaria reflexión sobre si en nuestro entorno inmediato disponemos de medidas de seguridad que nos pongan a salvo de semejantes accidentes o incidencias. Partiendo del hecho evidente de que la seguridad total no existe, podemos decir que la Catedral de Sevilla dispone desde hace años de un despliegue de medidas que garantizan el mas alto grado de seguridad.

La seguridad en un edificio de pública concurrencia afecta a diferentes conceptos: seguridad de las personas, de los enseres y del propio edificio. Esta por un lado la seguridad de las personas, que se aborda mediante el preceptivo Plan de Seguridad, que se ocupa de establecer las condiciones de aforo del edificio para garantizar la seguridad en su posible evacuación, en función de los recorridos y dimensiones de las puertas de salida.

Por otro lado, están las condiciones de seguridad de los enseres ante el robo y la intrusión, que se aborda mediante instalaciones y personal de seguridad que establecen los preceptivos sistemas de control de accesos e instalaciones de vigilancia permanente mediante cámaras y sensores.

Por último, debemos hablar de las condiciones de seguridad del propio edificio ante los diferentes riesgos posibles, fundamentalmente el incendio. En este sentido, la normativa española establece el cumplimiento de condiciones altamente exigentes en todos los edificios, incluidos los patrimoniales. Se imponen por una parte un conjunto de medidas activas, como dotación de medios de extinción (extintores y bocas de incendio, etc) en numero y localización suficientes y por otra parte, medios pasivos que inferior al de aquellos templos con cubiertas de madera. No obstante, en cada obra que se realiza en la Catedral se extrema el celo en todas las operaciones que implican riesgo de inicio de un incendio, reforzando el personal presente en esas operaciones y disponiendo directamente de medios de extinción dispuestos a actuar de forma inmediata.

La garantía en el cumplimiento de toda la normativa que le afecta , así como el particular empeño del Cabildo en mantener las condiciones de seguridad en la Catedral son un buen argumento para aportar tranquilidad.


Todos los vídeos de Semana Santa 2016