domingo, 18 noviembre 2018
16:36
, última actualización
'El Correo Noticias'

La cruda realidad de Lonely Sevilla

Mientras las guías de viajes colocan a Sevilla como la mejor ciudad para viajar en 2018 la realidad de la ciudad es bien distinta. Los barrios del Polígono Sur, Torreblanca y Los Pajaritos sufren una vergonzante tasa de paro bajo una exclusión social severa

30 oct 2017 / 08:37 h - Actualizado: 30 oct 2017 / 08:40 h.
  • La cruda realidad de Lonely Sevilla

Sevilla es la mejor ciudad para visitar el año que viene. O al menos eso ha publicado la prestigiosa guía de viajes Lonely Planet. Se trata de una noticia que a todos ha agradado porque siempre es positivo tener una buena posición a nivel internacional respecto al turismo. Es la primera vez que se incluye a una capital española en este ranking, y además, tiene su explicación dado el creciente registro de visitas según los datos que ofrece trimestralmente el aeropuerto de San Pablo, y por supuesto por el gran evento cultural que en 2018 hará el mejor homenaje que se le pueda hacer al pintor sevillano por excelencia, Bartolomé Esteban Murillo.

Pero después de escuchar la ojana sevillana pertinente y de leer esta noticia repetidamente y aburrirnos hasta del titular, ahora toca reflexionar sobre los motivos que han llevado a Lonely Planet a fijarse en Sevilla. Porque por muy fría que se sirva la cerveza en el Vizcaíno y lo barato que pueda parecer todo el odio para el turista extranjero e incluso español, en las guías de viajes nunca aparecen los datos que realmente reflejan cómo vive gran parte de la ciudadanía. El barrio de Los Pajaritos es uno de los más pobres de toda Europa, ya ni siquiera de España, sino de toda la Comunidad Europea. En el Polígono Sur hace apenas tres días los vecinos se han tenido que echar una vez más a la calle para reclamar soluciones y medidas contra el paro, la exclusión social y la marginalidad que provoca el estigma que pesa como una losa sobre el distrito. Y en Torreblanca se dan casos como la desesperada publicación de Facebook que he querido compartir en esta humilde opinión. Esta chica –anónima para quien escribe estas líneas–, aun sin tener estudios, está francamente desesperada por los motivos que expresa. Las circunstancias de su vida le han impedido estudiar y el sistema la ha rechazado por completo.

No es justo que nos congratulemos de lo que nos ha venido dado sin poner soluciones a lo que de verdad importa. ¿Por qué una chica que probablemente tenga potencial y arrojo y que presenta estas ganas de trabajar y de aprender no puede tener acceso a una formación gratuita a través de un servicio municipal o autonómico? España no deja de recibir turistas que se llevan una estampa bucólica de una irrealidad. Una máscara que está funcionando para hacer ricos a muchos y empobrecer a otros muchos.

Es un orgullo para todos aparecer en Lonely Planet como destino número uno en 2018. Pero ojalá sea el lugar ideal para viajar porque la realidad sea otra y haya igualdad de oportunidades para todos.


Todos los vídeos de Semana Santa 2016