sábado, 25 noviembre 2017
08:49
, última actualización
Tráfico

La DGT vigila el uso del cinturón en Sevilla con 20 cámaras ponemultas

Los dispositivos se reparten en los accesos a la ciudad y vías con mucho tráfico o siniestralidad

14 nov 2017 / 21:31 h - Actualizado: 15 nov 2017 / 17:51 h.
  • La Comisión Regional de Tráfico y Seguridad de la Circulación Vial fue presidida por el ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido. / El Correo
    La Comisión Regional de Tráfico y Seguridad de la Circulación Vial fue presidida por el ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido. / El Correo

A la altura de Aerópolis, junto a Mercasevilla o en plena SE-30. Hasta 20 cámaras, cuya ubicación ha facilitado la Dirección General de Tráfico, pillarán a los que no hagan un uso correcto del cinturón de seguridad en las carreteras sevillanas, con especial hincapié en vías con un volumen notable de tráfico y en los accesos de la capital. Las cámaras se instalaron a mediados de abril, pero sin carácter sancionador sino meramente informativo. Los infractores recibían una carta de advertencia de no haber usado el cinturón de seguridad en sus desplazamientos en coche con una fotografía que probaba la infracción. La realidad ha cambiado a partir del 11 de noviembre, cuando medio centenar de las 227 cámaras instaladas en España ya tienen potestad para sancionar, con multas de 200 euros y tres puntos del carné.

La DGT no precisó cuáles son las cámaras actualmente con capacidad sancionadora en Sevilla, que serán «rotatorias» porque «no es una medida sancionadora, sino preventiva», a la vista de que la cuarta parte de los fallecidos en accidentes en carretera no utilizaban el cinturón en el momento del siniestro.

En la provincia de Sevilla, se marca la misma pauta que en el resto del país: un reparto de cámaras por el cual un 60 por ciento se instalan en vías secundarias y el resto en autovías, ubicadas con criterios de accidentalidad, intensidad circulatoria y distribución geográfica. Sobre este último punto, la DGT se ha decantado por cubrir los accesos a la capital hispalense, tanto los de los coches de la autovía de Málaga (A-92) –hay puesto de vigilancia en el kilómetro 0,8, ya en término de Sevilla– como en la autovía de Madrid (A-4), a la altura del parque Aerópolis en dirección a la ciudad –también hay otro dispositivo en sentido contrario–; la carretera de la Isla (SE-3206), en Dos Hermanas, también en sentido decreciente o la A-8028, que conecta la autovía A-92 con la ronda de circunvalación SE-30 a la altura del barrio de Padre Pío.

En esta vigilancia, se añaden también las vías de alta capacidad, empezando por la saturada desde hace años ronda SE-30, con una intensidad media de en torno a los 100.000 vehículos diarios. Ahí la DGT ha instalado dos cámaras, una por sentido, a la altura del kilómetro 23,2, junto al puente del Alamillo. La autovía de la Plata, con un volumen de 25.000 vehículos diarios, también cuenta con dos cámaras instaladas a la altura de Guillena. En ese selección, Tráfico vigilará a los conductores de la N-IV, en dos puntos con siniestralidad (556,20 en sentido creciente; y 547, en sentido decreciente) y en la autovía de peaje a la altura de El Cuervo.

Las cámaras no solo operarán en grandes viales, sino en carreteras convencionales como la A-8059, que conecta Umbrete con la autopista Sevilla-Huelva; o la carretera A-8062, que une las localidades de Valencina de la Concepción y Gines. También se suma a este listado de elegidos por la DGT la carretera A-460 en su inicio –la vía une Guillena, a la altura de la vía de la Plata con Villaverde del Río– y tres puntos de vigilancia en la Ruta de la Plata (N-630).

Esas cámaras forman parte del plan de medidas urgentes adoptadas por el Gobierno para favorecer la seguridad en las carreteras de Andalucía y que fue analizado en la Comisión Regional de Tráfico y Seguridad de la Circulación Vial, que fue presidida por el ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido.

Entre las medidas adoptadas, se abordó la instalación de un sistema de advertencia mediante señalización dinámica de intersecciones en ocho carreteras convencionales andaluzas. En el caso sevillano, se ha escogido la A-474 –la carretera que une Camas con Almonte y surca todo el Aljarafe– a la altura del kilómetro 23,8. A su vez, se ha hecho repaso de las rutas ciclistas protegidas, de las cuales hay cinco en territorio sevillano: la carretera e la plata (N-630), la carretera de los dólmenes (A-8077), la vía Cazalla de la Sierra-Lora del Río (A-455), la carretera La Puebla de Cazalla-Carmona (A-380) y la conexión Sevilla-Cádiz (A-471).

En cuanto a las guías sonoras longitudinales, la Comisión pudo constatar que se ha completado su instalación en la A-375, que enlaza Utrera con Puerto Serrano.


Versión impresa y hemeroteca de El Correo
  • 1
Entrevistas - Personajes por Andalucía
Todos los vídeos de Semana Santa 2016