sábado, 18 agosto 2018
01:38
, última actualización
Patrimonio

La hora del soldado de Artillería

El Ayuntamiento licita la intervención de la veleta, que lleva guardada desde 2014

04 ago 2018 / 21:44 h - Actualizado: 04 ago 2018 / 21:49 h.
  • La veleta, del siglo XVIII, fue retirada en el año 2014 debido a su mal estado de conservación. / El Correo
    La veleta, del siglo XVIII, fue retirada en el año 2014 debido a su mal estado de conservación. / El Correo
  • El ‘Miguelete’ será intervenido para acabar con la pérdida de la policromía, la corrosión del metal y la ausencia de algunas piezas provocadas por la falta de conservación. / El Correo
    El ‘Miguelete’ será intervenido para acabar con la pérdida de la policromía, la corrosión del metal y la ausencia de algunas piezas provocadas por la falta de conservación. / El Correo
  • El ‘Miguelete’ será intervenido para acabar con la pérdida de la policromía, la corrosión del metal y la ausencia de algunas piezas provocadas por la falta de conservación. / El Correo
    El ‘Miguelete’ será intervenido para acabar con la pérdida de la policromía, la corrosión del metal y la ausencia de algunas piezas provocadas por la falta de conservación. / El Correo

Más de cuatro años lleva esperando la veleta de Artillería para volver a su lugar en lo más alto de la que fue la fundición de Sevilla. Ahora, el Ayuntamiento de Sevilla acaba de sacar a licitación la intervención de este Bien de Interés Cultural para que recupere su esplendor y antes de devolverla al chapitel de la linterna de la que fue nave principal de cañones.

El soldado de Artillería, o Miguelete, se despidió del inmueble que llevaba coronando desde el siglo XVIII en el año 2014. Fue su mal estado de conservación lo que propició la retirada de esta veleta barroca de metal, hierro y cobre policromada a los almacenes municipales donde fue intervenida de urgencia en el año 2015. Los trabajos realizados entonces no han acabado con su estado «deficiente» y un nivel de deterioro que «pone en peligro su estabilidad. Una situación propiciada tanto por causas intrínsecas a la propia veleta como la continua exposición a las inclemencias meteorológicas así como la falta de conservación y mantenimiento, que han terminado afectando a los materiales metálicos y a la pintura.

Por ello, el Ayuntamiento saca a licitación ahora las labores de intervención en el Miguelete de Artillería que consistirá básicamente en la consolidación, limpieza de la misma, recuperación de la funcionalidad que tuvo antaño y la reubicación en su lugar original.

Los trabajos, que cuentan con un presupuesto de algo más de 16.700 euros y un plazo de tres meses, tratarán de frenar la importante degradación que presenta en la actualidad y eliminar los elementos añadidos a esta veleta que representa a un soldado preparado para la acción con un uniforme que recrea la indumentaria de un artillero de la segunda mitad del XVIII, con carcasa, faldones recogidos, sombrero –amarillo y rojo–, peluca de rizos y coleta, que está ataviado con un sable y un mosquetón con bayoneta.

La primera conclusión del proyecto de restauración elaborado por la empresa Chapitel, tras tomar datos en sendas visitas al Miguelete en los almacenes municipales, es que muestra «lesiones graves causadas por acciones complejas». Éstas son en parte reparables de forma que aporten garantías suficientes y perdurables sin que por ello sea necesario sacrificar el material original.

El primer paso de los trabajos, que tienen el visto bueno de la Comisión Provincial de Patrimonio desde 2017, será la toma de documentación fotográfica del estado inicial para seguidamente realizar una limpieza superficial para eliminar el polvo depositado en la superficie. Fijar los estratos policromos con peligro de desprendimiento será el siguiente paso a seguir.

Una vez que esté asegurada la película pictórica se comenzará con el proceso de limpieza en mayor profundidad con el que se pretende eliminar la suciedad. Fundamentalmente se trata de polvo, hollín, grasa y restos orgánicos, que se retirarán gracias una limpieza mecánica suave. Además, se eliminarán los elementos añadidos, aquellas partes no originales, fruto de reparaciones mal ejecutadas estéticamente y materialmente –como son el brazo que sujeta el cañón del mosquetón– y los remaches de hierro que sirven para anclar la plancha de cobre sobre el sistema de pletinas de hierro que evitaban que el Miguelete pudiera hacer sus labores de veleta.

A todo ello se le sumará la consolidación de la estructura del soldado de Artillería. Para ello, sustituirán los remaches de hierro deteriorados en el anverso y no originales por otros de cobre y se añadirán los faltantes. Se reforzarán las pletinas de hierro que no tengan suficiente resistencia mecánica para ejercer su función de sustentación. Aparte se realizará la faltante, como en el caso de la estructura interna de la bola, que se encuentra «totalmente descompuesta» y «prácticamente inexistente».

Finalmente, se repondrán los soportes necesarios para garantizar la estabilidad de la pieza, como en el brazo que sujeta el cañón del mosquetón. Se sellarán las fisuras existentes, se eliminarán las deformaciones y se procederá a la reintegración cromática con veladuras de pigmento en resina acrílica.

Una vez acabados todos los trabajos de intervención y consolidación del Miguelete, el contrato prevé realizar inspecciones visuales anuales así como la aplicación de capas de protección si fueran necesarias en la pieza y una limpieza programada periódicamente para evitar la acumulación de polvo, suciedad o residuos orgánicos con la intención de garantizar su buena salud y funcionamiento en los próximos años.


Versión impresa y hemeroteca de El Correo
  • 1
Entrevistas - Personajes por Andalucía
Todos los vídeos de Semana Santa 2016