martes, 17 septiembre 2019
16:23
, última actualización

La implantación del AVE beneficia más a Madrid que a Sevilla

Un estudio de la Universidad de Sevilla apunta el «bajo impacto» sobre el turismo internacional

23 ago 2018 / 21:26 h - Actualizado: 24 ago 2018 / 08:42 h.
  • La relación del AVE con el turismo nacional es «más estrecha», pero la experiencia europea es «muy dispar». / Efe
    La relación del AVE con el turismo nacional es «más estrecha», pero la experiencia europea es «muy dispar». / Efe

Un estudio del Grupo de Investigación Applied Economics & Management, con sede en la Universidad de Sevilla (US), ha analizado de forma pionera y en época alta de turismo la relación que se da en Europa entre el tren de alta velocidad y el turismo, «en contraposición con la que este sector económico tiene con el avión».

Para el catedrático de Economía José Ignacio Castillo Manzano, es indudable que existe «una cierta complementariedad entre el transporte aéreo y el tren de alta velocidad que justificaría el desarrollo de estrategias conjuntas» y que empieza por las conexiones ferroviarias entre aeropuertos y estaciones de alta velocidad «hasta llegar a billetes conjuntos avión-AVE, que ya se venden en alguna aerolínea».

Sin embargo, y aunque ambos medios de transporte «favorecen el turismo», la experiencia europea indica que su influencia es «muy dispar», según apunta Castillo Manzano, quien indica que el avión presenta «una relación estrecha y directa tanto sobre el turismo nacional como sobre el internacional». Además, no sólo está correlacionado con un mayor volumen de visitantes, sino también «con una mayor duración en las pernoctaciones, especialmente para el turismo internacional».

En cambio, según el profesor Castillo Manzano, «la relación del tren de alta velocidad con el turismo se encuentra limitada al turismo nacional, mientras que carece de influencia significativa alguna sobre el turismo internacional».

Para este profesor, en el caso de España «la mayor presencia de turistas extranjeros en los trenes AVE actuaría como una mera ilusión óptica sobre la supuesta relevancia de este medio de transporte en el turismo internacional» ya que, «realmente, la gran mayoría de esos turistas han venido por las múltiples y baratas conexiones aéreas que ofrecen los aeropuertos españoles».

«Si no existiera la red de AVE, se moverían por el país mediante las mayores y más frecuentes conexiones aéreas domésticas que habrían surgido si no existiera esta red», especifica el profesor. Según este trabajo, «ni siquiera existe evidencia empírica de que, gracias a las conexiones de los trenes de alta velocidad, los turistas extranjeros amplíen los días de su estancia».

Eso sí, la relación del tren de alta velocidad con el turismo nacional «es mucho más estrecha y positiva que la del avión». Pero, para él, queda por estudiar «cómo se reparten las ganancias que genera nuestro tren de alta velocidad en el fomento del turismo doméstico».

Objeto de estudio

El profesor pone como ejemplo la primera línea de AVE Madrid-Sevilla donde explica que «aunque no cabe duda que fue muy importante» para que Sevilla pudiera atraer muchos más turistas desde el centro peninsular, especialmente en los 90, a medida que la red de tren de alta velocidad se ha desarrollado, incorporando nuevas ciudades, «es muy probable que una parte más que significativa de las ganancias totales se las esté llevando Madrid».

«Indudablemente, lo que ha sucedido es un aumento significativo de las facilidades de acceso desde las principales ciudades de nuestro país a la capital», hace referencia el docente. Gracias al AVE, «Madrid es ahora el lugar más cómodo para organizar un congreso nacional, una reunión de trabajo o para que el resto de los españoles realicen una escapada de fin de semana para ir, por ejemplo, a ver un musical o una nueva exposición de El Prado».

Sin embargo, el turismo de los madrileños ya no sólo se dirige a Sevilla, sino que se reparte entre todas las ciudades con AVE». Por otra parte, también se concluye que aquellos países con menor nivel de renta per cápita y menores precios en el sector turístico «son los que más turistas extranjeros atraen, mientras que cuanto más desarrollado sea el país, más turismo nacional generará. Luego, «favorecer el desarrollo económico de un país es también una magnífica política para promover el turismo doméstico», sostiene.

En cambio, si se habla de atraer turistas extranjeros, para el profesor Castillo Manzano, un instrumento fundamental sigue siendo la gestión aeroportuarias. De esta forma, «el buen engranaje del binomio transporte y turismo es la mejor garantía de futuro del sector, de ahí la necesidad de contribuir a encontrar soluciones a largo plazo en los conflictos relativos al transporte que lo amenazan, como los del sector del taxi, los retrasos sistemáticos en algún aeropuerto o el laboral de Ryanair», declara Castillo Manzano. ~


Todos los vídeos de Semana Santa 2016