lunes, 21 enero 2019
09:22
, última actualización

La perfección era esto

Reyes López, alumna del Colegio San José, consigue un 14 en la Prueba de Acceso de la Universidad que le garantiza, de sobra, su ingreso en Biomedicina

22 jun 2017 / 21:41 h - Actualizado: 23 jun 2017 / 08:06 h.
  • Reyes López, Carmen Tagua, Carlos Ríos y Ángela Limones. / El Correo
    Reyes López, Carmen Tagua, Carlos Ríos y Ángela Limones. / El Correo

La perfección es un 14. Y lo normal es no esperar la perfección. «Me he quedado un poco alucinando. Estaba tranquila, pero la Selectividad es muy difícil. Es un día, tener suerte, y como no estés concentrada»... cuenta Reyes López, alumna del colegio San José de los Sagrados Corazones, los Padres Blancos para todo el mundo, y desde hoy la estudiante que consiguió un 14 en la Prueba de Acceso y Admisión a la Universidad.

Contaba Reyes con el aval de una media de 10 en Bachillerato. Conclusión: entrará sin problema en el grado que ha elegido: Biomedicina. «La medicina no me atrae tanto. Conocimos una amiga que también quiere hacerla y yo a varias personas y nos decidimos. En principio no me atraía porque era una carrera más solitaria, pero he visto que hay cosas de trabajo en equipo y tengo ilusión. Espero que me sorprenda». El mismo día que ha conocido sus notas ya ha estado de fiesta, y ahora la espera un viaje a Mallorca con sus compañeros. Qué menos.

Quien no se quedará el año próximo en Sevilla es Carmen Tagua, segunda mejor calificación en la US con un tremendo 13,785. Cursará el doble grado en Ciencias Políticas y Estudios Internacionales en la Carlos III de Madrid. «La carrera no la tenía clara hasta este año, sí tenía claro que me tenía que ir de Sevilla. La Universidad la veo como un periodo de madurez, y si me quedaba iba a ser igual pero estudiando en la Universidad».

Carmen, que hizo Bachillerato en el Colegio Highlands, reconoce que los buenos resultados llegan con trabajo. «Estudiar, estudio mucho, la verdad. Este año he salido menos, pero se puede hacer de todo. Hay semanas que no he estado encerrada», apunta.

En la Universidad Pablo de Olavide, la mejor calificación la ha logrado Carlos Ríos, alumno del IES Ramón del Valle Inclán. Se ha ido hasta un 13,765. En septiembre ocupará plaza en el doble grado en Física y Matemáticas de la US, en el que el curso pasado se matricularon tres de los cuatro estudiantes con mejor nota en la Selectividad.

Un doble grado con grandes posibilidades laborales. «Ahora no me paro a pensar en ello. Sí tendrá salidas, pero yo lo hago simplemente por vocación», cuenta Carlos. Lamenta que «hasta febrero no nos dijeron los cambios reales» para los exámenes, y asegura que «más que un ritmo regular, estudio lo que veo que necesito en cada momento». Encima, asegura que se ha «organizado para tener tiempo libre para los amigos y a familia». La fórmula funciona.

Ángela Limones, del IES Ruiz Gijón de Utrera, sorprende tanto por su 13,753 como por su elección para el curso próximo: «Quiero hacer un doble grado de Estudios Franceses con Educación Primaria en la Universidad de Sevilla». «Hoy mismo me han dicho algunos profesores que no coja ese doble grado, pero desde pequeña me gustaba ser docente. Bastante duro es estudiar para encima estudiar algo que te desagrade. Pienso en un futuro como profesora y mi objetivo principal es conseguir que los alumnos se enamoren de mi asignatura». «Desde que elegí la rama de letras, los profesores me recriminaban eso: que tenía una nota demasiada alta. Yo aprovecho para decir que los de letras no son los que peores notas tienen. Cada uno tiene su vocación». Dicho queda.


Todos los vídeos de Semana Santa 2016