miércoles, 23 agosto 2017
22:56
, última actualización

La Policía Local se queda sin dinero para horas extra

El crecimiento de los eventos callejeros se dispara en 2017 y ya no hay efectivo para las horas extra de los policías. Habrá falta de agentes durante los fines de semana y en los eventos

12 ago 2017 / 21:38 h - Actualizado: 13 ago 2017 / 15:25 h.
  • El coste de los grandes eventos de la ciudad de Sevilla y la falta de agentes han agotado el dinero para comprar horas extra. / Manuel Gómez
    El coste de los grandes eventos de la ciudad de Sevilla y la falta de agentes han agotado el dinero para comprar horas extra. / Manuel Gómez

Los pequeños eventos peligran, la falta de agentes de la Policía Local en las calles los fines de semana se dispara y todo esto mientras los vecinos de los barrios reclaman más seguridad. Todo viene motivado por la falta de dinero para las productividades de los policías locales o lo que es lo mismo, la compra de sus descansos. Como todos los años, la pescadilla que se muerde la cola: menos policías, más horas extra de los agentes para cubrir la merma de trabajadores y el gasto se dispara ante el incremento anual de los actos callejeros de la ciudad.

Y es que no es una novedad que año tras año se incrementan los eventos en Sevilla. Son buenas noticias para la economía de la ciudad pero con sus correspondientes consecuencias en la merma económica del coste de los servicios públicos que repercute negativamente en las arcas municipales. Concretamente en comparación con el 2016 y hasta primavera de este año, la capital hispalense ha incrementado en casi un 17 por ciento los eventos. Más actos callejeros, igual a más coste para el Ayuntamiento de Sevilla.

A falta de cinco meses para dar por finalizado este año, la Policía Local de Sevilla casi ha agotado los 4,4 millones de euros de sus recursos para la compra de los descansos de sus agentes. Esto repercutirá en la presencia de agentes en las calles los fines de semana, en festivos y en los pequeños eventos (procesiones, partidos de fútbol, carreras municipales o de asociaciones...). El problema no es nuevo, se arrastra desde hace años y todavía nadie le ha puesto solución.

El Gobierno de Juan Espadas planificó y organizó para el 2017 un calendario de productividades para mejorar la situación con respecto a los años anteriores. Un gestión más productiva para evitar deudas y, lo más importante, pagar a los policías por el trabajo realizado en pocos meses y no al año siguiente como ocurría en legislaturas pasadas con Alfredo Sánchez Monteseirín (PSOE) y Juan Ignacio Zoidio (PP). Hasta aquí todo correcto, pero la merma de casi 400 policías que arrastra Sevilla sigue siendo un lastre todos los años para los dirigentes del Consistorio. Esté el partido que esté, no importan los colores políticos.

Pues bien, la solución que se suele utilizar desde el Ayuntamiento de Sevilla para seguir comprando horas extra de los agentes es la modificación presupuestaria, pero según ha explicado el SPPME-A a este periódico, el interventor del Ayuntamiento de Sevilla ya ha mostrado su negativa a ampliar el crédito para las productividades. Esto, según las mismas fuentes, supone una merma de unos 80 policías todos los fines de semana hasta final de año. «Desde intervención no se tienen en cuenta las necesidades de la ciudad y sus ciudadanos», ha afirmado el sindicato mayoritario de la Policía Local de Sevilla.

Lo que quiere evitar intervención es un endeudamiento como ha ocurrido en legislaturas pasadas. Concretamente, el 2015 se utilizaron más de los 3,5 millones estipulados para ese año y hubo un grave problema para pagar las horas extra de los policías. Esto se tradujo en manifestaciones y tensión entre los policías y el Consistorio. Deuda que se saldó con la entrada de Juan Espadas en el Ayuntamiento y una partida de siete millones de euros para el 2016 con la que se pagaron las deudas de año anterior y el año en curso. Este año el Gobierno sevillano comenzó con cero deudas, pero la partida destinada para las productividades de los policías sumada a la falta de casi 400 agentes ha agotado los 4,4 millones destinados a las horas extra.

Las consecuencias, ha explicado el SPPME-A, serán la falta de agentes de la Policía Local en las calles los fines de semana, en las carreras populares, corridas de toros, en las procesiones, en partidos de fútbol, en conciertos... en definitiva, en los actos callejeros de la ciudad que año tras año siguen aumentado y «no se tiene presente».

«No habrá endeudamiento pero se desprotege al ciudadano y a la ciudad», ha manifestado el sindicato, que insta a los partidos políticos a que se tomen medidas y que no se repita año tras año esta situación insostenible. «Hay que sentarse en una mesa para negociar de una vez por todas un sistema de productividades distinto. Lo primero cubrir el número de policías que falta en Sevilla y después, aunque la inversión sería importante, no tendríamos los problemas de la compra de horas extra que existe actualmente», ha sentenciado el sindicato de policías.

En la actualidad Sevilla cuenta con 1.094 agentes de Policía Local, unos 180 en segunda actividad, para 690.566 habitantes. Un agente por cada 631 sevillanos que se queda lejos de lo aconsejable por la Unión Europea que recomienda la existencia de 1,8 policías por cada mil habitantes. Diariamente, de lunes a viernes, hay un mínimo de 210 policías por turno, excepto en la noche que el mínimo es de 30. En fines de semana la ciudad cuenta con un mínimo de 130 agentes por turno.

Las necesidades hasta ahora han hecho que se compren los descansos de los policías pero la falta de dinero para las horas extra va a marcar un antes y un después en lo que queda de año. Porque mientras haya dinero nunca hay problemas y eso en Sevilla es un hecho.

EL COSTE DE LOS GRANDES EVENTOS LASTRA CADA AÑO EL PRESUPUESTO DEL CONSISTORIO

La Feria de Sevilla un millón de euros; la Semana Santa 1,1 millones de euros y la Navidad otro millón de euros... Las cifras, aproximadas, de los grandes eventos de la ciudad de Sevilla suelen ser año tras año las mismas. En total algo más de tres millones de euros, que si se tuviera presente al comienzo del año se evitaría llegar a agosto con la alerta de que no hay dinero para las horas extra de los policías.

El año 2015 se destinaron para las productividades de los agentes de Policía Local 3,5 millones de los cuales solo medio millón sobrarían sabiendo los costes de los grandes eventos. La consecuencia fue un endeudamiento que se tradujo en manifestaciones y un malestar generalizado en la Policía Local.

El 2016 comenzó con una gran deuda del año anterior, cerca de tres millones, y se gastaron al final del año unos siete millones. Fue la solución para acabar con el endeudamiento, una cifra muy superior a la que se acordó para el año 2017 y que ahora, según el SPPME-A, el interventor del Ayuntamiento de Sevilla no va modificar a pesar de la falta de efectivo para terminar el año al que le quedan cinco meses. Meses en los que se dejará de dar servicios en los eventos deportivos, corridas de toros, salidas de pasos en los barrios y no se potenciará la presencia policial en los barrios los fines de semana como se venía haciendo.

Este año, 2017, conociéndose de antemano los costes de la Feria de Sevilla, la Semana Santa y la Navidad de los años anteriores se acordaron únicamente 4,4 millones para los gastos en la productividad. Y como se sabía, otro año más, ya se ha agotado la bolsa para la compra de horas y vuelven los problemas. Problemas que no serán de endeudamiento, pero se traducirán en otros motivos.

Atrás quedará en lo que resta de año la masiva presencia de policías locales para dirigir el tráfico o vigilar las botellonas en los partidos de fútbol a los que se destinan unos 40 y 50 agentes. Se podrán destinar siempre y cuando salgan de los agentes que por calendario deban trabajar esos fines de semana, pero eso se traducirá en que eso agentes no estarán en otros lugares de la ciudad. Hasta ahora se venía paliando con la compra de horas extra, pero ya no se podrá hacer. Lo mismo pasará con las carreras populares, corridas de toros, salidas de procesiones u otras cosas que necesitan de la presencia policial y no se haya acordado a principios de año.

Atrás han quedado las deudas con los agentes que reciben religiosamente su dinero al poco tiempo de realizar sus trabajos extraordinarios. Eso ha cambiado y es fruto de la nueva filosofía del Ayuntamiento que dirige el socialista Juan Espadas, que quiere evitar a toda costa el enfrentamiento cara a cara con los sindicatos policiales. Malos recuerdos tendrá el dirigente político de sus predecesores que entraron en combate abierto con los agentes y perdieron la alcaldía, la credibilidad y su confianza.

Por el momento poco ruido hay, claro que hasta ahora no faltaba dinero con el que pagar a los policías que han demostrado con anteriores políticos que no tolerarán que nadie juegue con ellos. Ya no hay dinero, pero tampoco se les deben productividades a estos agentes de la ley.


Versión impresa y hemeroteca de El Correo
  • 1
Todos los vídeos de Semana Santa 2016