viernes, 21 septiembre 2018
08:58
, última actualización
Sucesos

La Policía Nacional desarrolla una macrooperación en El Vacie

Se trata de un operativo coordinado con los servicios centrales contra la falsificación de documentos. Han localizado una escopeta y herramientas robadas

13 mar 2018 / 09:48 h - Actualizado: 13 mar 2018 / 21:38 h.
  • Operación policial en el Vacie. / Jesús Barrera
    Operación policial en el Vacie. / Jesús Barrera
  • La Policía Nacional desarrolla una macrooperación en El Vacie
  • La Policía Nacional desarrolla una macrooperación en El Vacie
  • La Policía Nacional desarrolla una macrooperación en El Vacie
  • La Policía Nacional desarrolla una macrooperación en El Vacie

Durante tres horas El Vacie ha estado tomado por la Policía Nacional, que ha desarrollado una macrooperación que también se ha extendido a Torreblanca y el Polígono Sur. Agentes de la Sección Operativa de Inteligencia del Servicio Central de Madrid y la Brigada Judicial de Sevilla han estados desplegados en la zona durante tres horas en un amplio operativo en el que también están contando con la ayuda de la Unidad de Caballería, Subsuelo, Unidad de Intervención Policial, Guías Caninos y de un helicóptero. La operación habría comprometido la detención de 24 personas –tanto hombres como mujeres–, la inmensa mayoría de ellos residentes en el poblado chabolista.
Según han informado fuentes de la Policía Nacional, para desarrollar este dispositivo se ha contado con la colaboración de la Policía portuguesa, a la que se la ha venido reclamando diversa información de las personas implicadas antes de desarrollar el dispositivo de este martes. Se trata de un dispositivo contra la delincuencia organizada, la falsificación de documentos y además los agentes también han buscado efectos robados.

De hecho, las mismas fuentes han confirmado que se ha incautado de efectos procedentes de robos, documentación que asevera falsedad documental, en concreto doble identidades, y una escopeta de cañones recortados, junto con munición. Para ello se han llevado a cabo un total de 27 entradas en viviendas, 7 de ellos con una orden de registro.

Este entramado criminal se dedicaba a conseguir identidades fraudulentas, para así recibir ayudas y subvenciones que en ningún caso les correspondía. Estas identidades fraudulentas estaban asentadas en soportes buenos, pero para su expedición habían aportado documentación falsa, mediante la inscripción de nacimiento fuera de plazo en el Registro Civil.

El dispositivo se puso en marcha sobre las ocho de la mañana, sorprendiendo a muchos ciudadanos que a esa hora iban a sus puestos de trabajo, por la gran cantidad de vehículos policiales que se han desplazado. En cambio, a esa hora el asentamiento chabolista aún no estaba en plena actividad, aunque sí ha sorprendido a los niños que a esa hora se disponen a coger el autobús que les lleva hasta los colegios. «No se han podido montar hasta que no nos hemos indentificado con el DNI», explicaba a los periodistas la madre de dos de ellos. «Iban asustados, los pobres no se querían ni montar porque había en la puerta un policía con una metralleta. Estas cosas los niños no las tenían que ver porque ellos no tienen culpa de nada», añadía tras tratar de convencer sin éxito varias veces a los agentes para que la dejaran salir de El Vacie para «llevarle el desayuno a mi niño de tres años, que se ha ido sin desayunar, lo van a matar de hambre». «¿Qué culpa tiene él de que haya una redada?», decía.

Pero nadie entró ni salió de El Vacie durante tres horas, en las que la Policía tomó el asentamiento. «Están para dentro. Allí es donde están los portugueses. Aquí estamos los buenos. Nosotros llevamos mucho años aquí y somos españoles pero no nos ayudan ni nos dan casas», apuntaba otra. «Esos son más malos, como tengas algo con ellos es que te quitan hasta la casa o te la queman», añadía. Antes que ellas otra mujer se acercaba a la prensa: «¿Esto cuando sale?», preguntaba en referencia a las cámaras que estaban allí grabando, «es que ya que vamos a salir, pues para vernos».

Poco después la Policía daba por terminada la operación y el ir y venir de vehículos policiales en la zona cesó. La Unidad de Caballos volvió al camión que esperaba a los caballos y sus jinetes aparcado junto a un centro comercial de la zona. Los furgones, que han rodeado toda la zona, incluido el lateral junto a la SE-30, han recogido a los policías que mantenían la vigilancia y el asentamiento recuperaba su vida cotidiana.


Versión impresa y hemeroteca de El Correo
  • 1
Entrevistas - Personajes por Andalucía
Todos los vídeos de Semana Santa 2016