miércoles, 24 mayo 2017
23:26
, última actualización
Urbanismo

La rampa del Banco de España será desmontada antes de Semana Santa

Después de tres meses con la obra parada, los trabajos para su retirada comenzarán en unos días

11 ene 2017 / 20:17 h - Actualizado: 12 ene 2017 / 23:09 h.
  • La rampa del Banco de España será desmontada antes de Semana Santa
    La obras de construcción de una rampa para discapacitados en el Banco de España lleva meses parada. / Reportaje gráfico: Manuel Gómez

Tres meses después de que los técnicos de la Gerencia de Urbanismo dieran la orden de parar la obra, la rampa de acceso para personas con movilidad reducida que construía el Banco de España en su fachada de la plaza de San Francisco será retirada por completo antes del inicio del montaje de los palcos para la próxima Semana Santa. Ese ha sido el acuerdo definitivo al que han llegado los responsables de este organismo del Estado y del Ayuntamiento de Sevilla para hacer frente al conflicto generado cuando el pasado 19 de abril –tan solo dos días después del Domingo de Resurrección de 2016– se concedió la licencia de obras preceptiva con la que se autorizaba la construcción de esta pasarela cuya ubicación supone la invasión de la mitad del pasillo de evacuación que se habilita cada año en la Carrera Oficial –de estrechas dimensiones– y por el que, además, pasan los cortejos de hasta cinco cofradías de la nómina entre el Martes y el Sábado Santo.

La denuncia realizada por este periódico a mediados del pasado mes de octubre fue el detonante que propició la intervención por parte de los responsables del Centro de Coordinación Operativa (Cecop), que alertaron de que la construcción de esta rampa supondría un problema de enjundia para el normal desarrollo del plan de seguridad que se pone en marcha cada Semana Santa. Fue entonces, después de varias reuniones en las que participaron todas las partes implicadas, cuando desde Urbanismo se ordenó paralizar de forma inmediata los trabajos que se estaban llevando a cabo y se comenzó a trabajar en una solución consensuada que no afectara al pasillo de seguridad –que comunica la calle Hernando Colón con la Plaza Nueva–, al propio montaje de los palcos, ni tampoco mermara los derechos de acceso al edificio de estas personas con movilidad reducida.

De este modo, la alternativa por la que finalmente se optó pasaba por la construcción de una rampa que fuera totalmente desmontable, de modo que pudiera retirarse cada año en vísperas de la Semana Santa y que durante el resto de los meses diera el servicio que se demandaba desde el Banco de España. ¿Y qué ha pasado durante estos tres meses para que no se haya comenzado a trabajar en esta solución?. Según fuentes del organismo estatal era necesaria la aprobación de una nueva partida de gasto para hacer frente al coste de desandar lo andado. Es decir, para eliminar por completo la pasarela de obra que se había instalado en la plaza de San Francisco –cuyos trabajos estaban casi finalizados cuando se detectó el problema– y proceder a la instalación de la nueva con los condicionantes que ahora se exigen desde la Gerencia de Urbanismo.

Fuentes municipales confirmaron ayer a este periódico la buena sintonía existente con los responsables del Banco de España a la hora de buscar una alternativa a este conflicto que se había generado. De hecho, los técnicos de Urbanismo han estado trabajando «a fondo» durante estos meses, de forma coordinada con la parte afectada, para la tramitación correspondiente del proyecto reformado para la instalación de esta rampa desmontable. En el caso de que no surjan nuevos inconvenientes, está previsto que la instalación de la nueva pasarela comience a finales de abril, una vez que concluya la próxima Semana Santa.


  • 1
Todos los vídeos de Semana Santa 2016