martes, 16 julio 2019
22:41
, última actualización

«Las distracciones están tras un tercio de los accidentes»

La jefa provincial de Tráfico en Sevilla, cargo que ocupa desde 2015 tras 15 años al frente del Centro de Gestión de Tráfico, pone el acento en el respeto a los colectivos más vulnerables en las vías. Jiménez alerta del peligro del uso móvil al desplazarnos

26 may 2017 / 21:10 h - Actualizado: 27 may 2017 / 08:18 h.
  • Ana Luz Jiménez durante la entrevista realizada en su despacho de la Jefatura de Tráfico. / Manuel Gómez
    Ana Luz Jiménez durante la entrevista realizada en su despacho de la Jefatura de Tráfico. / Manuel Gómez

¿Cuántos ciclistas perdieron la vida el año pasado en las carreteras sevillanas?

–El año pasado en las carreteras de Sevilla se produjeron 41 accidentes con implicación de ciclistas heridos o fallecidos. En lo que llevamos de año, ha habido nueve accidentes con víctimas y con implicación de ciclistas. En los últimos años se ha producido un incremento importante de ciclistas en las vías urbanas y al haber una mayor exposición se han incrementado los accidentes con víctimas en las zonas urbanas. En estas hubo tres ciclistas fallecidos, mientras que en carretera hubo uno.

¿Y que se puede hacer para protegerles?

–Lo primero es que el ciclista debe ser consciente de que es vulnerable si hay un accidente las mayores lesiones las va a sufrir él. Debe saberse vulnerable para autoprotegerse y no asumir riesgos y ser muy prudentes con las maniobras. Además, al resto de usuarios hay que explicarles que los ciclistas son vulnerables y por eso se modificó la Ley de Tráfico para elevar el rango normativo que fija el metro y medio de protección para adelantar a un ciclista. Incluso si es necesario, se puede invadir el carril contrario con línea continua siempre que no haya peligro. Además, el casco es obligatorio en carretera, y en zonas urbanas lo es para los menores de 16 años.

¿Qué otras medidas está tomando la DGT?

–Cuando se observa la circulación de ciclistas en carretera se señaliza en los paneles de mensajes variables. Los fines de semanas y festivos se fijan itinerarios con velocidad reducida, porque hay riesgo en la circulación cuando existe mucha diferencia de velocidad entre un usuario y otro. El fin de semana pasado se estableció una vigilancia especial con el helicóptero Pegasus y los agentes de Tráfico de la Guardia Civil de las rutas frecuentadas por ciclistas. El 23 de mayo se reunió el pleno del Consejo Superior de Tráfico donde se acordaron una serie de medidas: plan especial de vigilancia, mayor presencia, aumento de los controles de alcohol y droga en las primeras horas de la mañana de sábado y domingo, los vuelos de los helicópteros y vigilancia de las rutas. Hemos puesto en marcha la aplicación Commobity, para poder alertar de incidencias; y hacemos campañas de concienciación.

¿Y cuántos motoristas y peatones murieron en 2016?

–En carretera, dos personas fallecieron en ciclomotor y seis en motocicleta y fueron dos los peatones fallecidos. Los motoristas son un colectivo que nos preocupa, porque el parque de motocicletas es pequeño con respecto al número de fallecidos. Todos llevaban el casco, pero además hay que llevar ropa adecuada que proteja de otro tipo de daños. Este colectivo también tiene que saber que es vulnerable, aunque vaya en vehículo a motor, porque el riesgo de sufrir daños por accidente en una motocicleta es 17 veces mayor que un coche.

¿Son las carreteras sevillanas seguras?

–Para hablar de siniestralidad no podemos darnos por satisfechos con otra cifra que no sea el cero. La DGT se ha marcado como objetivo la visión cero: cero lesionados, cero fallecidos, cero congestión, y cero contaminación. Mientras haya un solo fallecido seguiremos trabajando para erradicar ese dolor y ese coste social y económico que no podemos permitirnos.

¿Cuáles son las causas que están tras estos accidentes?

–Las distracciones están detrás de casi un tercio de los accidentes mortales en la provincia de Sevilla, muy relacionadas además con el uso del móvil. Hace un tiempo se hablaba pero es que ahora también se escribe. La conducción bajo los efectos del alcohol y especialmente bajo los efectos de las drogas, que aparecen un porcentaje positivo importante. El Instituto de Toxicología señala que el 47 por ciento de los fallecidos en un accidente presentaban alcohol, o algún tipo de sustancia sicotrópicas o medicamento. No solo los conductores, sino también los peatones. Y la velocidad excesiva. Son factores que nos preocupan mucho.

¿Cuáles son las zonas más frecuentadas por ciclistas?

–El entorno metropolitano tiene una intensidad circulatoria de bicicletas ciclomotores y motocicletas importante. Los ciclistas suelen frecuentar la N-630, la N-IV y la A-471, vías en las que tenemos especial atención. En la N-630 y las carreteras de la Sierra Norte son muy frecuentadas también por motociclistas.

Antes hablaba de concienciación, ¿sigue pensando el conductor de un vehículo que el ciclista es un estorbo?

–El espacio público es de todos y cada uno ha de utilizarlo según la regulación que está establecida. Igual que la calle es un espacio compartido, las carreteras también lo son y en ellas tenemos que convivir y respetar las normas. No debemos perder los nervios por esperar para poder adelantar a un ciclista.

¿Hay que fomentar más la educación vial en las escuelas?

–La educación vial es uno de los pilares, es una inversión a corto, medio y largo plazo, pero no solamente tenemos que circunscribirla a los niños. Ellos son los mejores prescriptores de seguridad vial al interiorizar las conductas adecuadas. Pero no podemos olvidar que la educación vial debe ser permanente. La seguridad vial es de todos y todos podemos hacer algo.

Arranca ahora una campaña especial para los ciclistas...

–El fin de semana pasado ya tuvimos una especial vigilancia por parte del helicóptero Pegasus y de las patrullas de la Guardia Civil dado los últimos accidentes registrados. Hay que llamar la atención a la sociedad de que hay un usuario vulnerable y hay que protegerlo desde todos los ámbitos.

Para este objetivo cero, ¿ayudaría un endurecimiento del Código Penal?

–Desde de la DGT se trabaja de forma intensa con la Fiscalía den Seguridad Vial y realmente es importante adaptar la norma a la realidad social. Siempre hemos de reprochar mediante la aplicación de la ley aquellas conductas que no son asumibles por la sociedad, y poner en riesgo la vida de los demás no es asumible.

Desde que se estableció el carnet por puntos y que ciertas conductas se consideran delitos, ¿han bajado las infracciones?

–La reforma del Código Penal y la implantación del carnet por puntos ha sido un hito en la seguridad vial en España y hay que seguir trabajando y profundizando en esa línea para lograr esa misión cero.

¿Cómo influye las infraestructura la seguridad vial?

–Unas buenas infraestructuras facilitan, pero al final la decisión es de la persona. Una carretera será peligrosa si no tomamos las decisiones adecuadas, son las que establecen el nivel de riesgo.


Todos los vídeos de Semana Santa 2016