lunes, 20 mayo 2019
12:49
, última actualización

Las distracciones son la causa de uno de cada tres accidentes mortales de tráfico en Sevilla

DGT pone en marcha una campaña de vigilancia y concienciación de los peligros al volante como el teléfono móvil

29 may 2015 / 09:25 h - Actualizado: 29 may 2015 / 14:25 h.
  • Imagen de la campaña de la DGT.
    Imagen de la campaña de la DGT.
  • Las distracciones son la causa de uno de cada tres accidentes mortales de tráfico en Sevilla

TAGS:

La distracción en la conducción es una de las principales causas de los accidentes de tráfico como demuestra que en 2014 este factor aparezca como factor concurrente en Sevilla en un total de 11 de accidentes mortales, registrándose la misma cifra de fallecidos.

Esta cifra tan significativa, lleva a la Dirección General de Tráfico a poner en marcha desde el próximo viernes 29 y hasta el domingo 31 en la provincia de Sevilla una campaña de vigilancia y concienciación de los peligros que suponen las distracciones al volante, con especial atención al uso del teléfono móvil durante la conducción, según ha informado la DGT.

Estas campañas realizadas por Tráfico en las vías interurbanas también son llevadas a cabo por las policías municipales de numerosos ayuntamientos, en las vías urbanas de su competencia, a las que la Dirección General de Tráfico agradece su aportación a la seguridad vial.

Para la provincia de Sevilla, han confirmado hasta el momento su adhesión a la campaña los municipios de Alcalá de Guadaíra, Las Cabezas de San Juan, Castilblanco de los Arroyos, Castilleja de la Cuesta, Coria del Río, Coripe, Dos Hermanas, Écija, Guillena, Herrera, Mairena del Aljarafe, Marchena, Peñaflor, Pruna, La Puebla de Cazalla, Santiponce, Sevilla y Utrera.

Uno de los principales motivos que genera la distracción del conductor es la utilización del teléfono móvil durante la conducción. Su uso multiplica por cuatro el riesgo de sufrir un accidente. En Sevilla, el pasado año 2014, el uso del teléfono móvil durante la conducción fue causa del 15,5 por ciento de las sanciones impuestas, generando un total de 24.957 puntos detraídos, un 15 por ciento del total.

Un conductor que habla mientras conduce, según la DGT, pierde la capacidad de mantener una velocidad constante, no guarda la distancia de seguridad suficiente con el vehículo que circula delante, el tiempo de reacción aumenta considerablemente --entre medio a dos segundos, según los reflejos de cada conductor--, y la peligrosidad de hablar por el móvil mientras se conduce es equiparable a conducir habiendo ingerido bebidas alcohólicas.

Los tipos de accidentes más frecuentes debidos a distracciones son la salida de la vía, el choque con el vehículo precedente o el atropello.

Ante estas circunstancias, la DGT hace un llamamiento a la responsabilidad de los conductores para no coger el móvil o mandar mensajes mientras conducen, y al resto de ciudadanos para no llamar o enviar mensajes a sus familiares o amigos si creen que esa persona va conduciendo, porque en definitiva, todos somos responsables.

Además del uso del móvil durante la conducción, hay otros muchos actos cotidianos que realizamos mientras vamos conduciendo que también provocan distracción en la conducción: encender un cigarrillo, manipular la radio o los navegadores son solo algunos de ellos.

Según las conclusiones de diversos estudios de investigación, fumar mientras se conduce multiplica por 1,5 el riesgo de sufrir un accidente.

Por otro lado, la DGT ha señalado que para circular con seguridad es necesario centrar toda la atención en la tarea de conducir, de ahí, que desde Tráfico se den consejos como antes de conducir es conveniente dormir bien, no ingerir alcohol, no hacer comidas copiosas, cuidar la ingesta de ciertos medicamentos.

Durante el trayecto, insta a no no fumar, hacer paradas cada dos horas en caso de viajes largos y mantener una temperatura agradable dentro del habitáculo. Usar el móvil solamente para emergencias y con el coche parado fuera de la calzada.

Si se viaja con GPS hay que programar la ruta a recorrer antes de comenzar la conducción, ha añadido.

Cabe recordar que la ley de seguridad vial considera infracción grave conducir utilizando manualmente dispositivos de telefonía móvil, navegadores o cualquier otro sistema de comunicación, así como, conducir utilizando cascos, auriculares u otros dispositivos que disminuyan la obligatoria atención permanente a la conducción.

Ambas infracciones suponen una sanción económica de 200 euros y la pérdida de 3 puntos.


Todos los vídeos de Semana Santa 2016