jueves, 19 abril 2018
17:42
, última actualización
Barrios

«Levanté el capó del coche y vi que me habían robado la batería»

Vecinos de San Jerónimo crean una plataforma ciudadana ante el aumento de la delincuencia en el barrio. Hoy celebran una asamblea en el centro cívico

11 ene 2018 / 22:20 h - Actualizado: 12 ene 2018 / 08:26 h.
  • Los vecinos alertan de que el barrio de San Jerónimo ha sido objeto de robos de baterías de coches en las últimas semanas. / El Correo
    Los vecinos alertan de que el barrio de San Jerónimo ha sido objeto de robos de baterías de coches en las últimas semanas. / El Correo
  • Cartel de la convocatoria de la asamblea vecinal.
    Cartel de la convocatoria de la asamblea vecinal.

José no olvida «el remojón» y «el susto» que se llevó aquella mañana, «la que más llovió en Sevilla» hace solo unas semanas. Como cada día, «sobre las 5.30 horas», salió de su casa en dirección al coche que tenía estacionado en la calle Burgos, en el barrio de San Jerónimo, para acudir a la panadería donde echa una mano para sacarse «un dinerito» y completar los ingresos de casa. Relata que al principio no le llamó la atención que no fuera el mando a distancia para abrir el vehículo. «A veces, se encasquilla y no va. También pensé que pude dejarme abierto el coche la noche antes». Sin más, accedió al interior y metió la llave en el contacto para arrancar. «Aquello no iba. Se había quedado en blanco. Miré enseguida al lado derecho y vi la ventanilla rota y el asiento del copiloto chorreando». Su reacción inmediata confirmaba segundos después las primeras sospechas: «Levanté el capó del coche y adiós... vi que me habían robado la batería ¡Y menos mal que no me habían cortado los cables del motor!» Solo se llevaron la batería, «ni la radio del coche, ni las cosas del maletero...»

Aquella mañana además del «sofocón», José llegó tarde y empapado a su puesto de trabajo. «Más que el dinero, es el desavío que hacen. Sobre todo, a los que dependemos del coche para ir a trabajar». Un días después, comprobó que su caso no fue un hecho aislado. «Me enteré que esto mismo le había pasado a otros ocho o diez vecinos».

José y otras familias afectadas critican la escasa presencia policial en la zona. «No hay vigilancia. De ningún tipo». En este sentido, denuncia «la conducción temeraria» de un conductor que viene de la carretera de La Algaba «pasa a una velocidad endiablada y en dirección prohibida a eso de las 5.30 de la mañana por la calle Navarra. Cualquier día va a ocurrir una desgracia».

Los vecinos desesperados han creado una plataforma vecinal, Por un San Jerónimo de Primera, tras la ola de «destrozos de vehículos, robos de baterías –principalmente en la calle Marruecos–, de móviles y peleas callejeras». La última, indican, sucedió el pasado 10 de diciembre en la calle Esturión. «Hubo un enfrentamiento de familias. Destrozaron todos los coches que estaban a su alcance con palos, barras de hierro y algún arma en la mano. Se detuvieron a dos personas».

«Faltan policías»

Ante este incremento de la delincuencia y el vandalismo, este grupo de vecinos ha denunciado «la falta de policías» en la barriada y ha impulsado un nuevo movimiento ciudadano para «plantar cara» a los hechos de las últimas semanas y «conseguir el San Jerónimo que fue y que queremos volver a ver». En los escritos que han buzoneado por el barrio y han colocado a modo de convocatoria en bares y comercios, estos vecinos insisten en que «no hay vigilancia, nos tienen como si fuéramos vecinos de segunda».

En este sentido, la plataforma vecinal Por un San Jerónimo de Primera ha convocado una asamblea para este viernes para abordar esta nueva situación en el barrio. En la cita, que comenzará a partir de las 18 horas en el centro cívico Antonio Brioso, en la calle Boquerón, se ha anunciado la asistencia del «comisario jefe de la Policía del distrito Macarena-Norte», para que los vecinos y afectados le expongan «las inquietudes en materia de seguridad».


Versión impresa y hemeroteca de El Correo
  • 1
Entrevistas - Personajes por Andalucía
Todos los vídeos de Semana Santa 2016