viernes, 17 agosto 2018
21:40
, última actualización
Urbanismo

Los dos primeros bloques de Los Pajaritos estarán listos en otoño

El Consistorio preguntará a los vecinos si quieren regresar al barrio o seguir en los pisos puente. Pedirá la declaración de la zona como área de regeneración urbana para acceder a más financiación

29 may 2017 / 14:51 h - Actualizado: 29 may 2017 / 15:25 h.
  • El alcalde de Sevilla, Juan Espadas, durante una visita a las obras de Los Pajaritos. / Manuel Gómez
    El alcalde de Sevilla, Juan Espadas, durante una visita a las obras de Los Pajaritos. / Manuel Gómez
  • Los bloques de Los Pajaritos se entregarán en otoño. / Manuel Gómez
    Los bloques de Los Pajaritos se entregarán en otoño. / Manuel Gómez

La regeneración de los bloques de los pajaritos está un poco más cerca. La entrega de los primeros pisos sociales de uno de los barrios más empobrecidos del país se producirá a finales del mes de octubre, según estimó ayer durante una visita a las obras el alcalde de Sevilla, Juan Espadas.

Después de una auténtica odisea en los retrasos, que han sido una constante desde que se adjudicaran las obras y que incluso llevaron al Ayuntamiento a plantear en diciembre de 2015 un expediente administrativo para rescindir el contrato adjudicado a la sociedad Vías y Construcciones para ejecutar estas obras, la luz se visualiza ya al final del túnel.

Los dos bloques que se están levantando en los antiguos terrenos de los edificios municipales, que se derribaron en agosto de 2014, en las calles Estornino y Gavilán, albergan un total de 62 viviendas protegidas, en lugar de las 96 que existían previamente, y garaje para aparcamiento bajo rasante. Los pisos son en su mayoría de dos habitaciones y seis de un dormitorio y dos adaptados para minusválidos. La reducción en el número de viviendas se debe a que las dimensiones actuales –unos 65-70 metros cuadrados– distan mucho de los 40-50 metros cuadrados de los antiguos bloques.

La nueva promoción se entregará en régimen de alquiler social con la llegada del otoño a sus antiguos propietarios. O a algunos de ellos. Pues el Ayuntamiento se plantea, ahora que las obras, con un presupuesto de 3,26 millones de euros, llegan a su fin plantear a los antiguos inquilinos de las viviendas si quieren volver a su antiguo barrio o bien prefieren seguir en el edificio puente donde llevan viviendo desde el marzo de 2014.

En estos bloques, localizados en la avenida de Andalucía con pisos de dos y tres dormitorios, se realojaron a un total de 66 familias mediante un sorteo público y el resto se reubicaron en distintas viviendas del parque municipal. Una vez que estos vecinos tomen una decisión, el Ayuntamiento hará un informe de los pisos con los que cuenta tanto en una promoción como en otra (Pajaritos y bloque puente) y junto a los servicios sociales municipales valorar, ya entrado el verano, y realizar un estudio de las familias de la zona que por su situación económica y el estado de sus bloques puedan ir ocupando las casas que queden libres así como pisos de la empresa municipal de vivienda –tanto los que tenga disponibles como aquellos que acuerde con entidades bancarias–. «Esta es la única solución mientras hasta que se ponga en marcha el plan de vivienda y podamos volver a construir», explicó el alcalde quien culpó al anterior equipo de gobierno del PP de que Emvisesa no cuente con un parque público «para dar respuesta a las necesidades de la ciudad debido a que ha estado paralizada durante los últimos cuatro años». En este contexto, Espadas llegó incluso a plantear la posibilidad de asumir cierta capacidad de endeudamiento «no para proyectos faranónicos sino para iniciativas sociales como ésta».

«Estos bloques son solo el comienzo. La maquinaria ya está en marcha y no se va a parar», apuntó el alcalde, quien avanzó que, conforme se vayan entregando los pisos, se irá dando solución habitacional a los inquilinos de las siguientes viviendas que se vayan a derribar para seguir regenerando la zona.

Unos vecinos que durante la visita no dejaron de recordar las muchas llamadas y reclamaciones hechas en estos años a Emvisesa para que el proyecto saliera adelante y que agradecieron que las obras vayan a tan buen ritmo. «Esto ya es otra cosa. Verás cuando los vecinos vean los bloques, no se lo van a creer», explicaba Francisco Robledo de la asociación vecinal Tres Barrios. Tanto es así que su presidente, Salvador Muñiz, se llevó incluso los planos hechos para la ocasión donde se podía ver el resultado final de las obras.

Junto a la reubicación de los vecinos, el alcalde anunció que se iniciarán los trámites con la Junta de Andalucía para declarar la zona como área de regeneración urbana. Una consideración administrativa que permitirá al Consistorio acceder a fondos autonómicos y estatales. Unas cuantías que, además, se complementarán con fondos municipales pues el alcalde avanzó que las obras de los Pajaritos contarán con una partida específica en los presupuestos del próximo año y que permitirán regenerar la zona más allá de la reconstrucción de los edificios. «Queremos plantear un plan integral para todo el barrio» que contemple igualmente la reurbanización de las parcelas sobre las que se levantarán los futuros edificios «a fin de dotarlas de los servicios e infraestructuras necesarios».


Versión impresa y hemeroteca de El Correo
  • 1
Entrevistas - Personajes por Andalucía
Todos los vídeos de Semana Santa 2016