miércoles, 26 julio 2017
18:40
, última actualización
Desahucios

Los juzgados tramitaron en 2016 tres desahucios cada día en Sevilla

Los lanzamientos de viviendas bajaron el año pasado un 14%. Los procedimientos judiciales emprendidos por los impagos de los créditos hipotecarios y los alquileres cayeron un 33%

20 mar 2017 / 08:13 h - Actualizado: 20 mar 2017 / 08:34 h.
  • Protesta de la plataforma Stop Desahucios para evitar un lanzamiento de una vivienda. / J.M. Espino
    Protesta de la plataforma Stop Desahucios para evitar un lanzamiento de una vivienda. / J.M. Espino

La crisis sumió a los juzgados de Sevilla en un colapso debido a la gran cantidad de asuntos relacionados con temas económicos que llegaron hasta los mismos. Desde 2008 han sido años de un incremento constante de desahucios, reclamaciones de deudas, concursos de acreedores y despidos. En los últimos años la tendencia ha sido la estabilización y en 2016 se han producido ya bajadas importantes de todos estos asuntos. Es el caso de los desahucios, que han bajado un 14 por ciento, lo que supone que cada día en Sevilla los juzgados practican tres lanzamientos de vivienda.

Las estadísticas del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) reflejan una bajada importante en los asuntos relacionados con los impagos en las viviendas. Las ejecuciones hipotecarias –el proceso que permite exigir el pago de las deudas garantizadas por prenda o hipoteca al acreedor con escritura de hipoteca– que el año pasado descendieron un 33 por ciento, pues las entidades financieras iniciaron 2.399 frente a las 3.575 de 2015.

En la misma línea, aunque con una bajada menor, se encuentran los lanzamientos –en este apartado se encuentran todos aquellos desahucios ya sean los acordados de forma voluntaria o forzosos– con un 14,2 por ciento menos que en 2015, rompiendo así la tendencia al alza de los tres últimos años. En total, se contabilizaron 1.210, mientras que el año anterior fueron 1.411.

En este capítulo, hay que distinguir los lanzamientos ejecutados por reclamaciones iniciadas por los bancos que han bajado un 18,6 por ciento, pues en 2016 fueron 617 sevillanos los que perdieron la propiedad de un inmueble por impago de la hipoteca. Durante la crisis, el año en el que más aumentaron este tipo de procesos fue 2013 con un 44,2 por ciento.

Los lanzamientos llevados a cabo por impago del alquiler, es decir, por aplicación de la Ley de Arrendamiento Urbano han descendido un 8,3 por ciento, pues de los 675 casos que se registraron en 2015, el año pasado se contabilizaron 619 por este motivo. Como dato curioso, en 2016 se dio la circunstancia de que los jueces ordenaron prácticamente el mismo número de desahucios por impago de hipotecas que de alquileres, cuando siempre la tendencia es que se produzcan más lanzamientos por falta de pago del arrendamiento.

Reclamaciones de deudas

Otro de los asuntos que tramitan los juzgados de Primera Instancia son las reclamaciones por el impago de deudas. En este sentido, los procedimientos monitorios –aquellos procedimientos previstos para reclamar deudas dinerarias, debidamente documentadas, entre las que se incluyen los impagos de las comunidades de propietarios– han caído un casi un 16 por ciento con respecto a 2015 cuando se registraron 29.856 demandas frente a las 25.149 del año pasado.

Pese a esta importante bajada, aún se siguen contabilizando cifras muy superiores a las que se daban en los años previos de la crisis cuando en estos juzgados entraban 18.042 asuntos, como ocurrió en 2007. Fue entonces cuando se produjo el mayor incremento de demandas presentadas con un 42 por ciento, que situó ya en 2008 en 25.597 el número de asuntos. En 2010, se llegaron a contabilizar 36.114 asuntos, el año con más casos. La tendencia al alza cambió a partir de 2011, con una bajada del 16,6 por ciento.

Todos estos asuntos han hecho que durante estos años de crisis estos órganos judiciales se hayan visto desbordados. En la actualidad, pese a esta bajada generalizada de asuntos, los juzgados siguen saturados, pues se ha producido una acumulación de asuntos, más aún cuando desde octubre de 2015 se encargan de resolver las demandas presentadas contra las cláusulas abusivas de los créditos hipotecarios.

Según los datos ofrecidos por el Decanato de los juzgados, tras la última junta de jueces de esta jurisdicción, en 2015, cada uno de los 22 juzgados de Primera Instancia «conocieron de una media de 2.035 asuntos, entre contenciosos, jurisdicción voluntaria y ejecución. Es decir la entrada supone un 130 por ciento más de asuntos». En el año 2016, «estos juzgados conocieron un 119 por ciento más de asuntos que el previsto en el módulo de entrada».


Versión impresa y hemeroteca de El Correo
  • 1
Todos los vídeos de Semana Santa 2016