jueves, 23 noviembre 2017
19:19
, última actualización

Los pacientes de daño cerebral piden familia, no asilo

ADCA celebró ayer un acto para reivindicar pisos con asistencia

26 oct 2017 / 22:53 h - Actualizado: 26 oct 2017 / 22:53 h.
  • Integrantes de ACDA celebran una jornada reivindicativa en el parque del Tamarguillo. / Manuel Gómez
    Integrantes de ACDA celebran una jornada reivindicativa en el parque del Tamarguillo. / Manuel Gómez

Los afectados por daño cerebral adquirido –una patología neurológica provocada por la parálisis cerebral, el aneurisma, los ictus o la ataxia, y consecuentemente con muchos síntomas diferentes– celebraron ayer un acto en el parque del Tamarguillo para reivindicar una vida lo más normal posible, en palabras de la presidenta de la Asociación de Daño Cerebral Adquirido (ADCA), Mari Ángeles Peña.

El acto, que consistió en la elaboración de fotos y vídeos y en la suelta de globos en un espacio público cercano a la unidad de día que trata a los afectados, reivindicó más apoyos a la investigación de esta patología y una mejor calidad de vida para los afectados y sus familias, más accesibilidad a los espacios públicos y que la Administración atienda sus «demandas reales».

En este sentido, Peña explicó que las demandas reales pasan por la atención en viviendas intergeneracionales y no por el ingreso de los afectados en residencias.

«Queremos vivir en familia, no en residencias. En familias y atendidos por personas cuando los padres del paciente con daño cerebral son ya personas mayores, y con la edad, también dependientes. Y cuando falten, con otros familiares», insistió Peña. «Además de los beneficios sociosanitarios, porque estar a gusto y en tu entorno ahorra enfermedades, está el ahorro económico para la Junta. Que los tres miembros dependientes de una familia vivan en una vivienda intergeneracional supone un ahorro mensual a la Administración de 9.000 euros frente a la generación de plazas en una residencia», argumenta la presidenta de ADCA.

«Tenemos un afectado aquí que lo que quiere es poder vivir con su novia, porque la medicina ha avanzado, ya no nos morimos y lo que queremos es una vida lo más normal posible. Quien pueda trabajar tres horas, que las trabaje», remacha.

Los afectados por daño cerebral adquirido son miles en la provincia de Sevilla, aunque ADCA no los ha contabilizado.

El daño cerebral provoca lesiones que no se revierten del todo en el cerebro, aunque el grado de recuperación suele ser mayor entre las mujeres que en los hombres, y de todas formas muy variopinto, dado el diverso origen de las manifestaciones de esta patología.


Versión impresa y hemeroteca de El Correo
  • 1
Todos los vídeos de Semana Santa 2016