sábado, 18 agosto 2018
01:38
, última actualización
Movilidad

Los patinetes y las motos eléctricas toman el carril bici

El Consistorio autoriza cada año a 9.000 de estos vehículos a circular por vías ciclistas y aceras. Acontramano denuncia este «descontrol absoluto» ante el Defensor del Pueblo

13 may 2018 / 21:48 h - Actualizado: 13 may 2018 / 22:06 h.
  • Acontramano denuncia el aumento de los patines y motos eléctricas de baja potencia en el carril bici. / Jesús Barrera
    Acontramano denuncia el aumento de los patines y motos eléctricas de baja potencia en el carril bici. / Jesús Barrera

Los ciclistas de Sevilla se ven obligados a compartir con demasiada frecuencia los 180 kilómetros de carril bici con peatones, carritos y ahora también con patinetes y motos eléctricas de baja potencia. Así lo admite el Ayuntamiento de Sevilla en una respuesta a IU en la que explica que cada año, desde 2014, se tramitan hasta 9.000 autorizaciones anuales a estos vehículos. Una situación que la asociación Acontramano considera «un descontrol absoluto» y que han llevado ante el Defensor del Pueblo Andaluz.

La queja que ha elevado este colectivo ciclista parte de la «auténtica invasión» experimentada en las aceras, carriles bici y zonas peatonales de la ciudad por parte de vehículos a motor de baja potencia –desde los famosos patinetes, tan de moda en las pasadas Navidades, hasta los segway o las motos eléctricas–, que al no estar homologados para transitar por la calzada, discurren por estos espacios para circular.

Acontramano denuncia que el Ayuntamiento equipara estos vehículos con las bicicletas amparándose en un anexo de la vigente ordenanza de circulación de la ciudad. En concreto, el texto define los vehículos eléctricos de baja potencia como aquellos de «dos, tres o más ruedas accionado por un motor eléctrico de potencia de tracción igual o inferior a 0,25 kw, ancho igual o inferior a 0,80 metros y un peso en vacío máximo de 120 kilos, que mientras no exista una homologación superior deben ser autorizados para circular siendo considerados como ciclos». La asociación apunta que no pueden ser asimilados al no ser vehículos de pedaleo asistido ni estar su velocidad limitada a 25 km/hora, como establece la directiva europea. Pero es más, señala que de ser homologados, éstos deberían estar obligados a transitar por la calzada en los tramos en los que no haya carril bici y sin embargo, en las respuestas de la Delegación de Movilidad aseguran que las autorizaciones solo se dan para discurrir por los carriles bicis o zonas restringidas, «por calzada se han dado cero», algo que para Acontramano contradice la ordenanza municipal y genera «un problema de seguridad vial».

La asociación ciclista considera igualmente que el Ayuntamiento actúa «de manera irresponsable» al autorizar «de manera masiva y opaca a miles de vehículos» a circular utilizando las autorizaciones individualizadas –las turísticas se tramitan en otra delegación–, «una fórmula no pensada para esto en lugar de dar una solución específica para estos nuevos modos de transporte». Y es que Movilidad asegura en el escrito a IU que desde 2014 se han tramitado «una media de 9.000 expedientes al año». Una situación que, asegura Acontramano, está creando «una creciente alarma social» entre los usuarios. «Cada vez son mas las familias que nos llaman para quejarse y para manifestar que empiezan a sentir miedo a la hora de pasear, especialmente si es con sus pequeños, por la red de vías ciclistas», apuntan en un comunicado.

Así, la asociación solicita al Defensor del Pueblo Andaluz que intervenga e inste al Ayuntamiento de Sevilla a que cesen de inmediato las autorizaciones, la homologación con los ciclos y se establezca una regulación específica conforme a la normativa española y europea.


Versión impresa y hemeroteca de El Correo
  • 1
Entrevistas - Personajes por Andalucía
Todos los vídeos de Semana Santa 2016