viernes, 24 noviembre 2017
11:59
, última actualización

Los sanchistas aspiran a controlar tres agrupaciones más en la capital

Sigue la batalla por el control de los comités locales. Hasta ahora, la primera tanda de asambleas del PSOE en Sevilla se ha saldado con cinco secretarios generales afines a la dirección regional y uno sanchista, el de Nervión. Aún quedan cinco agrupaciones por definirse.

13 nov 2017 / 18:28 h - Actualizado: 13 nov 2017 / 22:46 h.
  • Eva Patricia Bueno, junto a Espadas en una imagen de archivo, aspira a la reelección en Miraflores. / El Correo
    Eva Patricia Bueno, junto a Espadas en una imagen de archivo, aspira a la reelección en Miraflores. / El Correo

La contienda por el poder orgánico socialista no tiene solución de continuidad. Celebrados ya toda suerte de congresos –Federal, Regional y Provincial– y más allá de que el partido esté sumido en un oportuno cierre de filas ante la situación catalana y la emergencia electoral de esa comunidad, queda aún pendiente la resolución de los comités locales de las agrupaciones. Y en las Casas del Pueblo sevillanas no hay armisticio: la batalla abierta entre susanistas y sanchistas polariza las asambleas. En ellas se decidirá la cuota de poder que el sector afín al renacido secretario general tendrá en la capital.

A este respecto, el sanchismo sevillano tendrá baza en como mínimo, tres de estas cinco agrupaciones –del total de 11– que aún están por decidir, y que celebrarán asambleas esta semana, martes y miércoles. Se trata de Cerro Amate, Miraflores, Bellavista, Sur y Pino Montano. De hecho, las opciones sanchistas se reducen a las dos en las que a día de hoy ya tienen el poder, Miraflores y Bellavista, y en Cerro Amate, donde podrían asaltar la secretaría general. En Sur, pese a que el liderazgo –Hierro– es sanchista, reina la incertidumbre. En cualquier caso, la facción sanchista que en Sevilla lidera Gómez de Celis aspira como suelo a mantener su cupo de cuatro agrupaciones de la cuerda en la urbe hispalense, tras haber conseguido hace unos días salvaguardar el baluarte de Nervión-San Pablo.

Uno de los focos estará puesto sobre la agrupación de Miraflores, que tiene este martes su asamblea. En ella optará a la reelección Eva Patricia Bueno, destacada miembro del sector sanchista que ya intentara hace unos meses el asalto al provincial, desafiando el poder de Verónica Pérez. Finalmente no logró alcanzar la cifra del 20 por ciento de avales y retiró su candidatura antes del recuento de firmas. La facción susanista optará a descabalgarla de Miraflores lanzando una candidatura liderada por Antonio Rodríguez, delfín del alcalde Espadas en este territorio de abolengo socialista. Rodríguez es director de Relaciones Institucionales de Emasesa y cuenta con el aliento expreso del partido. No obstante, Bueno parece contar con ventaja, como se atestigua en el resultado del pasado 21 de mayo –primarias federales– donde Sánchez obtuvo más votos que Díaz en esta agrupación. Entre las claves de Miraflores, está el papel que pueda jugar la exconsejera Evangelina Naranjo, que hace unos meses saltó de nuevo a la esfera pública al coordinar la oficina sevillana de Patxi López de cara a las primarias. Naranjo, que aún guarda ascendencias en la agrupación, parece inclinarse por Bueno, afianzando aún más las opciones de esta.

También será este martes la asamblea de Cerro Amate, donde llegan dos candidaturas. Por un lado la de Natalia Buzón, ex integrante de la Ejecutiva Provincial, que no repitió en la misma en el último congreso celebrado hace unas semanas. Buzón cuenta con el apoyo del sector sanchista, amén del de uno de los perfiles más influyentes de la agrupación, Juan Manuel Flores, actual delegado municipal de Bienestar Social y miembro de la nueva CEP de Verónica Pérez. Flores es además el secretario general saliente de esta agrupación, y su adhesión soterrada a Buzón llama la atención al ser ella la candidata del sector contrario al que él representa en la dirección provincial. Frente a Buzón, el partido, por mediación directa de Díaz, ha impulsado a José Hidalgo, que es asesor parlamentario del Consejero de Economía y ya integró la lista al Parlamento, en el número 10 por Sevilla. Hidalgo, de 28 años, está en la Ejecutiva Regional de Juventudes Socialista.

Otro melón por calar es el de la agrupación Sur, hasta ahora liderada por Luis Ángel Hierro, ex miembro de la CEP y destacado en la causa sanchista. Hierro, considerado como un verso suelto del partido en Sevilla y que incluso sonó en las quinielas para liderar la alternativa de afines a Sánchez al provincial, tiene intención de proponerse a la relección. En su caso, podría litigar con hasta dos listas más, ambas de corte susanista. Una la encarna Alfono Mir, miembro de peso en esta agrupación y recientemente elegido en el Congreso Provincial como miembro del Comité Director, pese a que en el plenario votó en contra de la gestión de Verónica Pérez. En la pugna por alzarse con la categoría de candidatura susanista también está la de María del Carmen Tejada, auspiciada directamente por el núcleo de Espadas y que cuenta con el apoyo del exconcejal Miguel Bazaga, perfil importante en el departamento municipal de fiestas mayores. Pese a encarnar ambos la misma facción, Mir y Tejada no han sido capaces, hasta el momento, de articular una lista de integración entre ambos que compita contra Hierro en la asamblea prevista para el miércoles 15. A estas alturas, Mir se eleva como el mejor posicionado para hacerse con este comité local.

Por su parte, en Bellavista, las cuentas le salen a los sanchistas para renovar la secretaría general. Aunque todo hace indicar que habrá dos listas, las opciones las tiene intactas la actual líder de la agrupación, Carmen Fuentes, afín al sector que ahora manda en Ferraz. Fuentes es uno de los perfiles más destacados del sanchismo sevillano, colaboradora cercana a Francisco Toscano en el ayuntamiento nazareno. Frente a ella estará Lola Lara, reciente miembro de la Ejecutiva Provincial, impulsada directamente desde Luis Montoto.

Como en Bellavista, Pino Montano celebrará su asamblea el miércoles 15. A priori, esta será la única de las cinco agrupaciones aún por decidir en la que no concurrirá más de una lista. Pino Montano es uno de los reductos más fiables del sector susanista, lo que confirmará la reelección de Juan Antonio Barrionuevo, a la sazón, también miembro de la nueva Ejecutiva provincial.

Hasta el momento se han celebrado seis congresos en agrupaciones de la capital. De ellos, cinco han sido de dominio susanista, siendo lo más destacado la dura derrota que una estrecha colaboradora de Pedro Sánchez, Nieves Hernández –miembro del Comité Federal–, recibió en Centro, la agrupación más poderosa de la provincia con 435 afiliados. En ella revalidó el poder Juan Carlos Cabrera y en la estrategia para mantener este bastión participó directamente Susana Díaz.

Los sanchistas, por su parte, lograron afianzar el liderazgo en Nervión-San Pablo, derrotando a una lista impulsada por Luis Montoto y liderada por Anabel Díaz. En las cuatro restantes, San Jerónimo, Macarena, Alesto y Triana-Los Remedios, la secretaría general seguirá siendo susanista, ya que únicamente en Este-Alcosa-Torreblanca (Alesto) concurrió una lista sanchista alternativa, liderada por Paco Millán, a la que la delegada municipal Adela Castaño venció con holgura, 102 votos frente a 30. En Macarena, Carmelo Gómez, que seguirá como secretario general, integró a tres sanchistas en su nueva ejecutiva.


Versión impresa y hemeroteca de El Correo
  • 1
Todos los vídeos de Semana Santa 2016