viernes, 22 septiembre 2017
00:07
, última actualización

Los vecinos de Triana se unen para defender las calesitas

El Ayuntamiento desmiente que planee su retirada y asegura que tan solo está en estudio una futura reordenación de la plaza

10 may 2017 / 15:26 h - Actualizado: 10 may 2017 / 21:13 h.
  • Luis León regenta las calesitas de Triana, que llevan junto al mercado de San Gonzalo desde 1959. / Javier Cuesta
    Luis León regenta las calesitas de Triana, que llevan junto al mercado de San Gonzalo desde 1959. / Javier Cuesta

TAGS:

Los vecinos de Triana se han movilizado para defender las calesitas de la plaza San Martín de Porres. El pasado martes, un grupo de trianeros decidió iniciar una campaña en la web de recogida de firmas change.org para evitar que los cacharritos que llevan instalados junto al mercado de San Gonzalo se retiren de la ubicación en la que llevan desde 1959.

La protesta vecinal, que en poco menos de un día ha recogido casi 4.000 firmas, asegura que «la delegación de Urbanismo ha decidido no renovarles la concesión administrativa del suelo que ocupan. En su lugar romperán ese mismo suelo, plantarán unas farolas y un banco y por supuesto unas plazas de aparcamiento», asegura el texto de la petición que apuesta por la permanencia de esta atracción que han regentado tres generaciones de la familia León.

La reacción del Ayuntamiento no tardó en llegar. Fue de la mano del delegado de Hábitat Urbano, Cultura y Turismo, Antonio Muñoz, quien hizo un llamamiento a la calma y aseguró que no existe ningún tipo de intención por parte del gobierno local o de la Gerencia de Urbanismo de retirar las calesitas de su ubicación. El delegado quiso dejar claro que no existe «ninguna orden» para cambiar su ubicación y que el proyecto en el que se está trabajando para actuar en la plaza no ha de ser «incompatible» con su permanencia.

Muñoz insistió en que no debe existir «alarmismo» en torno a este asunto, teniendo en cuenta que el proyecto en el que se trabaja de manera muy inicial es para la reurbanización y mejora en el mercado y su entorno, «que es necesario, pero se estudiará, en todo caso, la compatibilidad de ambos usos».

«Por todo ello, traslado tranquilidad a los vecinos porque cualquier decisión que suponga una alteración de lo que hay ahora mismo se hará de modo consensuado, con el diálogo pertinente con los vecinos», concluyó.

Fuentes municipales explicaron, además, que el propietario de las calesitas paga desde hace años una tasa de ocupación que aún no ha podido abonar este año por falta de documentación e insistieron en que, en cualquier caso, no hay ningún plan municipal para retirar esta tradicional atracción del barrio de Triana.

Por su parte, el grupo municipal del PP se sumó a la protesta vecinal y aseguró que «se quiere poner fin a un negocio tradicional de Triana, regentado por la misma familia desde el año 36, y que lleva desde el 59 instalado en el corazón de Triana».

«Las atracciones de la familia León son el negocio más antiguo de Triana, y no merece el desprecio con el que les está tratando el Ayuntamiento, ya que ni siquiera se les ha avisado de la anulación de la licencia, sino que se han dado cuenta ellos mismos a la hora de hacer la declaración de la renta y ver que no le habían renovado el permiso», indicó el PP.


Versión impresa y hemeroteca de El Correo
  • 1
Todos los vídeos de Semana Santa 2016