martes, 21 febrero 2017
09:09
, última actualización
Obituario

Luto en la poesía andaluza por la muerte de Nacho Montoto

El escritor cordobés afincado en Sevilla, de 37 años y autor de títulos como ‘Estamos todos, aquí no hay nadie’, fue víctima de un infarto fulminante

08 ene 2017 / 22:32 h - Actualizado: 08 ene 2017 / 23:07 h.
  • Luto en la poesía andaluza por la muerte de Nacho Montoto
    El escritor cordobés José Ignacio Montoto. / Jesús Peña Ojeda

Apenas unas horas antes había escrito en la red Instagram un aforismo hermoso y terriblemente profético: «Estamos vivos porque nos duele el corazón». En la mañana de ayer, un infarto fulminante acababa con la vida de José Ignacio Montoto, Nacho para sus amigos, cordobés afincado en Sevilla, de 37 años de edad, poeta de sólida trayectoria –reconocida con el Premio de Poesía Andalucía Joven 2013– y director artístico de la última edición del festival Cosmpoética en su ciudad natal.

Era devoto de su hijo y del Atlético de Madrid, y muy aficionado a las coplas de las comparsas del carnaval de Cádiz, le interesaban los rumbos de la nueva poesía y seguía con cierta preocupación los de la izquierda española, de la que nunca ocultó su filiación. Descendiente de Luis Montoto, tomó de éste las Pajaritas de papel, piezas periodísticas que él desarrolló en un blog personal.

Como escritor, publicó los títulos Espacios insostenibles / Mi memoria es un tobogán (Cangrejo Pistolero Ediciones, 2008), Binarios (SIM libros, 2009), Superávit (Cangrejo Pistolero Ediciones, 2010), Diario del Fin del Mundo (Colección Monosabio, Málaga, 2012), Tras la luz (La Garúa libros, 2013), La cuerda rota (Ed. Renacimiento, 2014) y Estamos todos, aquí no hay nadie (Editorial Renacimiento, 2015), todos ellos muy bien recibidos por crítica y público.

CONMOCIÓN EN LAS LETRAS

La noticia de su muerte provocó una gran conmoción en el mundo de las letras, donde era muy apreciado. «Madre mía, no me puedo creer esta noticia. Mi pésame a su familia. Se va un gran poeta y un amigo», expresaba Agustín Fernández Mallo en la red social Twitter.

Su paisano, el novelista Salvador Gutiérrez Solís aseguraba en Facebook: «Nunca me cansaré de repetir que lo mejor que me ha dado la Literatura son los amigos que he encontrado en el camino. Y hoy he perdido a uno de ellos, a uno de los mejores. Nacho, siempre estarás a mi lado», decía en su entrada.

En la misma red, su colega Javier Gato escribía: «Nacho querido, mi hermano mayor, tú no, no te puedes ir, no puedes dejarme aquí solo. Despierta como ha despertado el Sol, te lo suplico, te necesito aquí conmigo».

La muerte de Montoto supone un nuevo y durísimo golpe en el corazón de la poesía cordobesa y andaluza, que aún no se había repuesto de la ausencia de Eduardo García, fallecido el pasado año.


  • 1
Todos los vídeos de Semana Santa 2016