martes, 18 septiembre 2018
12:35
, última actualización
Urbanismo

Luz verde a la reparación del tejado del monasterio de San Leandro

Urbanismo autoriza los trabajos que esperaban desde hace años las agustinas para comenzar a habilitar una hospedería en la zona de la calle Caballerizas

05 abr 2018 / 18:31 h - Actualizado: 05 abr 2018 / 21:48 h.
  • Las agustinas de San Leandro podrán ejecutar la reparación del tejado que da a Caballerizas que estaban esperando. / Manuel Gómez
    Las agustinas de San Leandro podrán ejecutar la reparación del tejado que da a Caballerizas que estaban esperando. / Manuel Gómez
  • En la segunda fase se adaptará el espacio como hospedería. / E.C.
    En la segunda fase se adaptará el espacio como hospedería. / E.C.

El monasterio de San Leandro ha recibido el mejor regalo de Pascua de Resurrección. Urbanismo acaba de aprobar la licencia de obras que las hermanas agustinas llevaban más de un año esperando. Si bien, la comunidad tuvo que acometer obras de urgencia antes de Semana Santa para posibilitar el discurrir de cofradías, como la hermandad de San Roque a su vuelta el Domingo de Ramos.

Precisamente este riesgo de derrumbe que presentaban las cubiertas es lo que ha propiciado que por fin el proyecto avance y consiga que la Comisión Ejecutiva de la Gerencia de Urbanismo dé luz verde a los trabajos. «Empezaron porque esto se podía caer y había mucho peligro», explica la madre Natividad, quien al otro lado del teléfono detalla que se ha estado trabajando, «despejando el tejado», para que todo estuviera listo «y ya se ha aprovechado y nos han aprobado el proyecto».

En concreto, la Gerencia aprobó ayer la primera fase de las obras en el monasterio de la Plaza de San Ildefonso que se centrarán en la consolidación estructural de las cubiertas de la zona que rodea al compás. Un espacio que, junto a la zona anexa, las 18 monjas de la Pila del Pato pretenden transformar en una hospedería monacal, dentro del propio convento, con el que «mantener el inmueble». Los trabajos autorizados serán financiados por las religiosas que llevan ahorrando «euro a euro» lo necesario para acometer la reforma de parte de los más de 5.000 metros cuadrados que permitirá mejorar su exigua economía. «Hemos juntado el dinero de los dulces, que es muy muy poca cosa, de lo que hemos podido coser, haciendo mercadillos, y de lo que nos han ayudado algunas hermandades», explica la madre Natividad, que se lamenta: «Público no recibimos nada».

En concreto, según recoge el proyecto técnico, tanto para esta primera fase autorizada como para la adaptación de los espacios del convento como hospedería con la intervención en la redistribución de las plantas, el presupuesto estimado es de 107.000 euros. De hecho, ha sido «una vecina de la calle, casi de la familia», la que ha asumido la redacción del proyecto técnico y, explica la madre Natividad, su estudio de arquitectura está dispuesto a acometer los trabajos para permitir que las agustinas mejoren la situación en la que viven.

Esta primera fase de actuación se centrará en el compás, que se corresponde con una zona de transición y de comunicación entre el espacio público y la clausura, que se encuentra deshabitada actualmente, sin uso alguno, situación que favorece su degradación. Esta pieza posee acceso directo desde la plaza de San Ildefonso y cuenta, por tanto, con acceso público. La concesión de la licencia de obras se produce después del pronunciamiento favorable de la Comisión Provincial de Patrimonio de la Junta de Andalucía el pasado 22 de marzo pues el Real Monasterio de San Leandro está declarado Bien de Interés Cultural con la con la tipología jurídica de Monumento.


Versión impresa y hemeroteca de El Correo
  • 1
Entrevistas - Personajes por Andalucía
Todos los vídeos de Semana Santa 2016