miércoles, 18 octubre 2017
01:03
, última actualización
Violencia de género

Mata a su exmujer asestándole varias puñaladas en una cochera

El agresor esperó a su expareja frente a su casa en la calle Soledad, en San José de Palmete. Hirió a su prima y luego la persiguió a ella hasta un garaje donde trató en vano de esconderse

24 jun 2017 / 23:07 h - Actualizado: 25 jun 2017 / 10:31 h.
  • La policía científica recoge pruebas en el interior de la cochera donde tuvo lugar el asesinato, ubicada en el número 31 de la calle Juventud haciendo esquina con Solidaridad. / José Manuel Vidal (Efe)
    La policía científica recoge pruebas en el interior de la cochera donde tuvo lugar el asesinato, ubicada en el número 31 de la calle Juventud haciendo esquina con Solidaridad. / José Manuel Vidal (Efe)

La tarde plomiza y bochornosa de este sábado se quebró en el barrio de San José de Palmete en torno a las seis cuando un episodio de violencia machista acababa con la vida de Encarni, una mujer de unos 39 años de edad, presuntamente a manos de su exmarido, Francisco Javier R.T., de 54 años, quien tenía una orden de alejamiento a la que hizo caso omiso para presentarse en la calle Soledad y aguardar su oportunidad frente a la vivienda del número 16. Allí, sentado en el escalón de otra casa, parapetado por los coches estacionados y con un cuchillo asesino en sus manos, esperó a su expareja.


Contenido relacionado:

Ascienden a 29 las víctimas por violencia de género en 2017


El presunto agresor, que tiene antecedentes penales, persiguió a su exmujer, que corrió junto a su hijo de seis años (según vecinas tenía otros tres hijos mayores, aunque no todos de él). Pero antes que a ella logró alcanzar a su prima María José, a la que asestó una puñalada en el vientre. Un vecino de esa misma calle Soledad auxilió a esta primera víctima taponándole la herida hasta la llegada del 061.

Encarni prosiguió su huida por la calle Juventud hasta llegar a la esquina con la calle Solidaridad. Allí, junto al portal del número 31, se encontró con un portón de una cochera abierto porque un joven procedía en ese momento a meter su coche y optó por refugiarse allí con su pequeño, pero su exmarido accedió al garaje y le propinó varias cuchilladas en presencia del niño antes de huir en sentido opuesto a lomos de una bicicleta. Vecino de El Cerro, se entregó horas después en la comisaría de Policía de Nervión.

Los vecinos, que habían salido a la calle ante el escándalo y los gritos de las víctimas, llamaron enseguida al 112. Al cabo de unos minutos comparecieron dos ambulancias que se llevaron a ambas mujeres, a la exesposa en estado crítico al hospital Virgen del Rocío, donde falleció, y a su prima al hospital Virgen Macarena, donde estaba siendo intervenida anoche, aunque en principio no se temía por su vida.

Varias unidades de la Policía Nacional se personaron en el lugar para acordonar la zona y proceder a la toma de pruebas. En la misma entrada de la cochera había un importante charco de sangre, y otro más unos metros adentro. La familia propietaria de este almacén-garaje, protagonista involuntaria del incidente, no quiso hacer declaraciones sobre lo sucedido y procedió, en cuanto la Policía abandonó el lugar, a limpiar los restos de sangre y cerrar la cochera.

Se veía venir la tragedia

Una joven vecina de la calle Soledad relataba que «a las seis menos diez he llegado de trabajar y lo he visto sentado ahí. Al cabo de unos minutos he escuchado voces y chillidos y he visto cómo se marchaba por allí», explicaba antes de confirmar que «tenía antecedentes y no era la primera vez que lo intentaba. La Policía vigilaba a la mujer las 24 horas porque él tenía una orden de alejamiento». «La tenía sentenciada», aseguraba otra vecina de una calle anexa.

Otro vecino, el que auxilió a la prima, aseguraba que «le he intentado parar, pero llevaba un cuchillo de unos 25 ó 30 centímetros. Le ha asestado varias puñaladas, una en un brazo y otra en la zona del corazón». Aunque Encarni era trasladada al Virgen del Rocío, según este vecino «le he tomado el pulso y para mí que estaba muerta. La ambulancia ha tardado cuarenta minutos en llegar».

Repulsa de Juan Espadas

El alcalde de Sevilla, Juan Espadas, ha condenado desde su cuenta de Twitter este último caso de violencia machista: «Consternado por presunto asesinato machista en Palmete. Mi condena y repulsa y el de toda la sociedad sevillana. ¡Basta ya!».

Rosa Aguilar: «terrorismo machista»

«Una vez más, el terrorismo machista ha acabado con la vida de una mujer, lo que supone también una agresión a toda la sociedad», ha dicho la consejera de Justicia e Interior, Rosa Aguilar, en un comunicado en el que añade que cada nueva víctima de violencia de género «debe recordarnos que esta lacra social es un problema de todas y de todos, que no podemos mirar hacia otro lado, que debemos unirnos como sociedad para que no se produzca ni una más».

Antonio Sanz: «unidos para acabar con esta lacra»

El delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz, trasladó desde su cuenta de Twitter su «absoluta condena y total rechazo al posible caso de violencia de género en Palmete». «Unidos para acabar con esta lacra», ha añadido desde la red social.

El instituto de la mujer habla de «alarma social»

«Las cifras y la continuidad de estos delitos deben encender las alarmas sociales», ha señalado Elena Ruiz, directora del Instituto Andaluz de la Mujer, quien en un comunicado ha pedido la «máxima colaboración ciudadana» para llamar a los recursos públicos ante cualquier signo de alarma (900 200 999 ó 016).


Versión impresa y hemeroteca de El Correo
  • 1
Todos los vídeos de Semana Santa 2016