martes, 20 febrero 2018
14:55
, última actualización
Cultura

Murillo por la santidad

La Catedral se suma al IV centenario del pintor con un recorrido por 16 cuadros expuestos en los sitios para los que fueron concebidos, como la Sala Capitular

07 nov 2017 / 15:41 h - Actualizado: 07 nov 2017 / 18:15 h.
  • Murillo por la santidad
  • Murillo por la santidad

TAGS:

El Cabildo Catedral se suma a las celebraciones del Año Murillo por el IV centenario de su nacimiento con una exposición «evangelizadora» que pone en valor «la profunda religiosidad» de un pintor que «supo transmitir la belleza de la fe a través del arte». Así, durante un año (del próximo 8 de diciembre al 8 de diciembre de 2018), el primer templo de la ciudad ofrecerá un recorrido por una quincena de obras del artista (más una en préstamo del Arzobispado), así como documentos, libros y grabados de Murillo y su entorno procedentes de los Archivos Capitulares y de la Biblioteca Capitular Colombina, que irán alternándose cada tres meses. Como singularidad, la muestra Murillo en la Catedral. La mirada de la santidad, permitirá contemplar los cuadros en los mismos lugares para los que fueron encargados y concebidos en el siglo XVII.

La conservadora de bienes muebles de la Catedral y comisaria de la exposición, Ana Isabel Gamero, explicó este martes que el recorrido por el patrimonio murillesco de la Catedral comenzará en el trascoro, donde el visitante podrá contemplar el retrato de San Fernando, «prototipo de la iconografía del monarca» tras su canonización como santo; así como las obras de la Virgen entregando el rosario a Santo Domingo (del Palacio Arzobispal) y los cuadros El Ángel de la Guarda y la Beata Dorotea. Estos últimos serán reproducciones y, desde abril, los originales por préstamo a otras sedes. Otra de las paradas será ante la sepultura de Justino de Neve, «amigo y mecenas del pintor»; o la contemplación del tapiz filipino, que en 1989 se pudo ver por última vez en los actos del 25 aniversario de la coronación de la Esperanza de Triana. La visita continuará por la Capilla del Bautismo, con las obras del Bautismo de Jesús y la Visión de San Antonio; y la Sacristía Mayor, con sendos retratos pictóricos de San Isidoro y San Leandro.

En el Patio del Mariscal se expondrán paneles explicativos «sobre los santos sevillanos y el movimiento concepcionista de la época», según detalló Joaquín de la Peña, comisario adjunto de esta cita a la que se accederá con la entrada cultural de la Catedral, excepto para residentes de la diócesis que será gratuita. Como colofón se llegará a la Sala Capitular, «corazón del templo», que preside el imponente lienzo de la Inmaculada, rodeado por retratos de santos sevillanos.

El arzobispo de Sevilla, Juan José Asenjo, destacó «la dimensión cultural pero preeminentemente pastoral y evangelizadora» de uno de los artistas que históricamente ha estado «más estrechamente vinculado al Cabildo Catedral», como bien reseñó el deán de la seo hispalense, Teodoro León. Es por ello que también se complementa con «material pedagógico» y versiones para invidentes para que, como concluyó Asenjo, «la unión religiosa y de auténtica piedad religiosa» de la obra de Murillo «toque el corazón del visitante». Se podrá visitar de lunes a sábado, de 11 a 18 horas, y los domingos, de 14.30 a 19 horas. Acceso por la puerta de San Cristóbal.

{El Cabildo Catedral se suma a las celebraciones del Año Murillo por el IV centenario de su nacimiento con una exposición «evangelizadora» que pone en valor «la profunda religiosidad» de un pintor que «supo transmitir la belleza de la fe a través del arte». Así, durante un año (del próximo 8 de diciembre al 8 de diciembre de 2018), el primer templo de la ciudad ofrecerá un recorrido por una quincena de obras del artista (más una en préstamo del Arzobispado), así como documentos, libros y grabados de Murillo y su entorno procedentes de los Archivos Capitulares y de la Biblioteca Capitular Colombina, que irán alternándose cada tres meses. Como singularidad, la muestra Murillo en la Catedral. La mirada de la santidad, permitirá contemplar los cuadros en los mismos lugares para los que fueron encargados y concebidos en el siglo XVII.

La conservadora de bienes muebles de la Catedral y comisaria de la exposición, Ana Isabel Gamero, explicó este martes que el recorrido por el patrimonio murillesco de la Catedral comenzará en el trascoro, donde el visitante podrá contemplar el retrato de San Fernando, «prototipo de la iconografía del monarca» tras su canonización como santo; así como las obras de la Virgen entregando el rosario a Santo Domingo (del Palacio Arzobispal) y los cuadros El Ángel de la Guarda y la Beata Dorotea. Estos últimos serán reproducciones y, desde abril, los originales por préstamo a otras sedes. Otra de las paradas será ante la sepultura de Justino de Neve, «amigo y mecena del pintor»; o la contemplación del tapiz filipino, que en 1989 se pudo ver por última vez en los actos del 25 aniversario de la coronación de la Esperanza de Triana. La visita continuará por la Capilla del Bautismo, con las obras del Bautismo de Jesús y la Visión de San Antonio; y la Sacristía Mayor, con sendos retratos pictóricos de San Isidoro y San Leandro.

En el Patio del Mariscal se expondrán paneles explicativos «sobre los santos sevillanos y el movimiento concepcionista de la época», según detalló Joaquín de la Peña, comisario adjunto de esta cita a la que se accederá con la entrada cultural de la Catedral, excepto para residentes de la diócesis que será gratuita. Como colofón se llegará a la Sala Capitular, «corazón del templo», que preside el imponente lienzo de la Inmaculada, rodeado por retratos de santos sevillanos.

El arzobispo de Sevilla, Juan José Asenjo, destacó «la dimensión cultural pero preminentemente pastoral y evangelizadora» de uno de los artistas que históricamente ha estado «más estrechamente vinculado al Cabildo Catedral», como bien reseñó el deán de la seo hispalense, Teodoro León. Es por ello que también se complementa con «material pedagógico» y versiones para invidentes para que, como concluyó Asenjo, «la unión religiosa y de auténtica piedad religiosa» de la obra de Murillo «toque el corazón del visitante». Se podrá visitar de lunes a sábado, de 11 a 18 horas, y los domingos, de 14.30 a 19 horas. Acceso por la puerta de San Cristóbal.

OBRAS DE MANTENIMIENTO Y NUEVA ILUMINACIÓN

La organización de la muestra Murillo en la Catedral. La mirada de la santidad comenzó a fraguarse hace casi un año. Desde entonces, el Cabildo Catedral, en coordinación con la sección de bienes muebles, los Archivos Capitulares y la Biblioteca Capitular y Colombina, ha realizado una serie de intervenciones para la puesta a punto de las obras, así como hallazgos históricos tras meses de investigación.

Con respecto a la primera actuación, la responsable de bienes muebles de la Catedral, Ana Isabel Gamero, destacó las tareas de conservación sobre el cuadro la Visión de San Antonio, sobre todo en la franja inferior y en el marco del mismo. «Ha consistido en la fijación, limpieza e reintegración cromática permitiendo al espectador casi adentrarse en el habitáculo del santo». También se ha reparado la solería y reforzado la iluminación de la Sacristía Mayor, así como intervenido en pinturas murales, vidrieras, sitial, escribanía y marco del cuadro de la Inmaculada de la Sala Capitular.

De igual manera, las consultas realizadas a los archivos han arrojado algunas novedades sobre el entorno social y familiar del genial pintor. «Se ha descubierto que su hijo Gaspar Esteban llegó a ser canónigo de la Catedral», dijo Joaquín de la Peña. También el papel de Murillo como restaurador, especialmente en documentos en los que se le vincula con actuaciones en la Sala Capitular. La inversión de la muestra asciende a un total de 50.000 euros


Versión impresa y hemeroteca de El Correo
  • 1
Entrevistas - Personajes por Andalucía
Todos los vídeos de Semana Santa 2016