lunes, 15 octubre 2018
23:56
, última actualización
Presupuestos

Nuevo empujón al Metro con la primera cita de la comisión técnica

El alcalde anuncia la reunión en el pleno extraordinario donde se dio luz verde a las cuatro medidas por las que el PP condicionó su apoyo al presupuesto

13 mar 2018 / 18:43 h - Actualizado: 14 mar 2018 / 09:06 h.
  • El pleno aprobó ayer las propuestas que el PP propuso para aprobar el presupuesto. / Manuel Gómez
    El pleno aprobó ayer las propuestas que el PP propuso para aprobar el presupuesto. / Manuel Gómez

El pleno de ayer no estaba llamado a ser más de lo que fue. La escenificación del acuerdo que pactaron hace justo un mes PSOE y PP que permitía al alcalde de Sevilla, Juan Espadas, sacar adelante el presupuesto de la ciudad este 2018.

Cuatro eran los puntos que se pusieron sobre la mesa: adhesión al pacto por la red completa de Metro, reclamar la actualización de la Patrica a la Junta de Andalucía, una rebaja fiscal para 2019 y el inicio de los trámites para recalificar la Gavidia. Todos y cada uno de los puntos salieron adelante con el apoyo del PP (proponente) y del PSOE (que cumplió con lo rubricado).

Solo hubo una novedad y fue el regidor hispalense el encargado de anunciarlo. La semana próxima se celebrará la primera reunión de la comisión técnica para la ampliación de la red de Metro, en la que cada administración tendrá dos representantes. La cita, en la que se estudiará la viabilidad técnica, económica y financiera de un tramo de la línea 3, le valió a Espadas para ejemplificar en el debate de la primera de las medidas a aprobar que «solo si las tres administraciones apoyan la red será posible». El alcalde aprovechó la coyuntura para pedir al PP que «si aparece la necesidad» de revisar los proyectos o de incluir mejoras, «no digamos que no y seamos valientes. Empecemos por reanudar las obras y avancemos en la concreción tramo a tramo para llegar a la red completa».

Precisamente a esas alternativas más económicas y viables se refirió la portavoz de Participa Sevilla (PS), Susana Serrano, que aseguró que con ellas se completaría la red «en 10 años en lugar de en 20». La edil criticó que se aprobase una medida «irrealizable», que tildó de «engaño». «Nos gustaría que dejen de captar votos a costa de ese mito», sentenció.

Una crítica similar hizo el portavoz de IU, Daniel González Rojas, que pidió a Espadas que «deje de engañar a los vecinos» y lamentó que se haya «enterrado la mesa de movilidad» y que se juegue a «enfrentar barrios».

Ciudadanos, que tildó de «trenecito» la línea 1, criticó que ni Junta ni Estado hayan invertido en la ampliación de la red. «¿Hasta cuándo vamos a tener que estar pagando haber celebrado la Expo?», se preguntó el portavoz naranja, Javier Millán, que mostró su «vergüenza porque después de 50 años desde que se aprobó la ley del Metro estemos aún debatiendo».

El PP, que ayer vivió uno de sus momentos más gloriosos del mandato con la aprobación de sus medidas, apuntó que «lo que se pretende es que haya una unión de los partidos, asociaciones... para que sea un esfuerzo conjunto». De hecho, según apuntó su portavoz, Beltrán Pérez, «son más de 150 las entidades de la ciudad que también se han adherido». «Queremos que se siga construyendo de manera solapada. Los vecinos reclaman un cronograma. Quieren saber cuándo llegará el Metro a su barrio».

Y es que el pleno de ayer les valió a todos y cada uno para poner sobre la mesa todas sus cartas. La batalla electoral parece haberse colado ya en Plaza Nueva y la sesión evidenció la ruptura completa entre el tándem IU y PS –que no dejaron de recordar que «el PSOE vota lo que dice el PP»– con los socialistas –de hecho el alcalde les afeó en más de una ocasión que no apoyaran el presupuesto pese a haber incluido sus enmiendas–; la distancia entre Ciudadanos y PSOE –Espadas llamó al portavoz del partido naranja a «no obsesionarse» porque el PP haya facilitado las cuentas–; y la batalla abierta entre PP y Ciudadanos por la cuota de votantes conservadores no puede ser más encarnizada –los populares no aceptaron ninguna de las enmiendas de los de Millán y éstos reivindicaron su papel clave en los asuntos de ciudad «desde diciembre de 2016»–.

Rebaja fiscal y Gavidia

Pero más allá de los debates políticos, las medidas que en teoría centraban el pleno fueron poco a poco aprobándose con más o menos apoyos. Al Metro le siguió la reclamación –«por cuarta vez», según PS– a la Junta que reconozca la cantidad que le debe al Ayuntamiento de Sevilla en concepto de la actualización de la Participación en los Tributos de la Comunidad Autónoma (Patrica), que supondrá unos 14 millones a las arcas municipales. El alcalde no dejó pasar el momento para pedir al PP que reclame a Montoro «la flexibilización del techo de gasto para poder invertirlo».

La rebaja fiscal para 2019 del 5 por ciento en el IBI (al 3 acordado con Cs se le suma otro 2 rubricado con el PP), entre otras medidas, fue considerada «un paso atrás» por IU y PS.

La recalificación de los suelos de la Gavidia para su consideración como terciarios fue el último punto del orden del día. La propuesta, aprobada por PP y PSOE, contó con la abstención de Cs, que propone un espacio para la economía digital, y la negativa de IU y PS que denunciaron que el alcalde «vende el edificio al mejor postor sin atender a la petición de los ciudadanía». «Es la vergüenza del mandato de Espadas», dijo Susana Serrano. «Solo confío en que este gobierno siga haciendo lo que mejor sabe hacer: no cumplir lo que se aprueba en pleno», sentenció González Rojas.

LAS MEDIDAS

Metro

El PSOE dio su visto bueno al pacto por la red completa de metro propuesta por el PP al que también se han sumado hasta 150 asociaciones e instituciones, según el PP, como los dos equipos de fútbol de la ciudad, Gaesco, los colegios profesionales de farmacéuticos, abogados o enfermería. Lo que supone el apoyo de «suponen cientos de miles de vecinos».

Patrica

La segunda medida que salió adelante ayer en el pleno contempla reclamar a la Junta de Andalucía la actualización de la participación en los tributos de la Comunidad Autónoma (Patrica), que lleva congelada desde 2013 y que supondría unos 14 millones anuales a las arcas municipales para su inversión. Esta propuesta se aprobó por unanimidad.

Rebaja fiscal

El año que viene los sevillanos tendrán menor presión fiscal. Así se acordó ayer con los votos favorables de PP, PSOE y Cs. Se reducirá un 5 por ciento el IBI; además de otras bajadas como en el ICIO, que se establecerá en un 3,25 por ciento; un 90 por ciento en el IBI de las actividades de reurbanización o la construcción o un 1 por ciento en el IBI de los usos diferenciados.

Gavidia

La última medida aprobada busca promover una nueva recalificación del edificio de la antigua comisaría de la Gavidia, de titularidad municipal, para que admita usos terciarios y volver a ofrecer el inmueble al sector privado a cambio que el adjudicatario costee la rehabilitación del convento de San Hermenegildo y la reurbanización de la plaza de la Concordia. La medida cuenta con la oposición de CCOO y la asociación Entreadoquines que criticaron que la decisión responde a una «decisión política» que «hará que el edificio histórico se convierta en un hotel o un gimnasio».


Versión impresa y hemeroteca de El Correo
  • 1
Entrevistas - Personajes por Andalucía
Todos los vídeos de Semana Santa 2016